Sigue a Genbeta

Robin Hood - 4Chan

Lo que hace ACS Law es un chantaje legal. Así lo calificó la Cámara de los Lores. ¿Qué hacer contra un chantaje legal?. Algunos arqueros digitales, forajidos o rebeldes con causa, hace mucho que lo tienen claro. Un Lord en su fuero también. La revuelta y el valor tienen por recompensa la libertad constitucional que se forjó en la acción civil contra la injusticia, que mucho más tarde, siempre muy tarde, se hace ley de leyes.

Como Robin Hood, Anonymous es un forajido que se mueve por los entresijos de Internet y ha levantado en armas a las airadas masas de 4chan para arrasar las defensas del Sistema. ACS Law, el chantajista legal, el chapucero protector de datos, el del impuesto de autor, el defensor de la Industria, del Sistema del copyright, va a la quiebra.

En esta segunda gran ofensiva contra ACS Law. Todos los archivos de la compañía han quedado al descubierto. Anonymous se abrió paso y sacó 350 megas de mails, que fueron a parar directamente a sitios de torrents como The Pirate Bay. El resultado demoledor.

Ha quedado en evidencia. Más de lo que nadie imaginaba. El chantaje masivo era su única salida para poner en orden su peculiar contabilidad, casi ¿quebrada?. Rastreaba desesperado por la red buscando inocentes víctimas que convertía en las mejores piezas del chantaje global. Usuarios que bajan porno, “esos se asustan y pagan”.

Pero el pavo real era gallina en privado. Le reclaman dinero sus propios clientes, se muestra desesperado y reconoce que la leyes que hacen los políticos al dictado de los lobbies son su única salida.

Lobbies que representan a una Industria con tantos problemas como el propio despacho ACS Law. Como la SGAE de no ser por la permisividad y favores del PSOE. Quizás aquí, en la crisis de un modelo y su afección sobre las cuentas de determinados despachos y sociedades, esté la clave de las prisas por aprobar leyes como la Sinde, Hadopi o el Informe Gallo.

Y es que lo revelado a la opinión pública por Anonymous en su segunda oleada de ataques masivos, resulta el más fiel retrato de una arquitectura del chantaje legal, como diría un Lord.

Al abogado Crossley le ha salido muy cara su desalmada actividad, dicen desde el fondo del bosque, a la vez que se anima a sumarse a la revuelta popular a cualquiera que cruza por allí:

Cualquiera puede participar de la Operación Revancha. Hay que buscar en Google por su nombre en inglés: Operation Payback.

Los arcos de los forajidos disparan miles de flechas DDoS y ya han tumbado la defensa de la RIAA, MPAA o la inquietante y “paramilitar” AiplexEl GAL de Hollywood que trabaja desde la India, dice con sorna – en la madrugada – un conocedor del asunto.

Esta noche, cuando España dormía, agitaban sus sombras sobre Gallant Macmillan, el otro gran despacho de abogados de las SGAE´s europeas y la Industria del “entretenimiento”, que se dedica también a enviar cartas-chantaje.

El administrador de Gallant Macmillan, temeroso, había desconectado la web para evitar males mayores, así que ahora mismo está offline. Entonces, Anonymous ha atacado a uno de los mayores clientes de Gallant Macmillan: Ministry of Sound y su plataforma de pago.

Nuestras tácticas están inspiradas por la misma gente que nos irrita, Estas firmas de abogados han cometido muchos crímenes recientemente, todos pasados por alto; ignorados por todos, excepto nosotros. Nosotros, el pueblo, no permitiremos que esto continúe. Ellos se han declarado nuestros enemigos mediante el envío de miles de cartas de extorsión contra inocentes, en busca de una indemnización por infracción de derechos de autor que no existe

Anonymous

Foto | Jameson42

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario