Sigue a Genbeta

duckduckgo

Google, Bing y Yahoo son los buscadores por excelencia. Pero pese a que ofrecen buenos resultados y siguen haciendo facilitando las cosas a los usuarios, tienen un problema, rastrean, recopilan e incluso trafican con nuestros datos personales y nuestras búsquedas. Ante esto solo cabe una solución, un buscador que sí que respete nuestra privacidad. Ese es DuckDuckGo.

Este buscador de código abierto no registra nuestras búsquedas ni las archiva en ningún sitio, con lo que se pueden consultar todas las páginas que queramos sin que una empresa construya un perfil de cada usuario. Para garantizar nuestra privacidad, es necesario que tengamos el control sobre las aplicaciones que usamos y no al revés. Con DuckDuckGo el nivel de configuración es muy alto, y la calidad de sus resultados es incluso mejor que en las páginas grandes, ya que no tienen sesgo basado en el perfil del usuario.

El uso de este tipo de buscadores como DuckDuckGo, Ixquick o Yacy está en alza. La web del pato con pajarita por ejemplo, ha tenido un aumento de usuarios altísimo en los últimos tres meses creciendo un 227% en el tráfico de la web. Quizá tenga que ver con las últimas noticias relacionadas con la política de privacidad de Google y a que los usuarios son cada vez más conscientes de lo importante que es mantener sus datos a buen recaudo.

Hay muchos servicios web gratuitos que funcionan sin coste económico para sus usuarios gracias a la publicidad. Esto es un gran avance ya que permite democratizar el acceso a cualquier tipo de web. Sin embargo, algunas compañías usan la información personal de sus usuarios para precisar los anuncios y así llegar mejor a un determinado ‘target’. Ese ha sido uno de los puntos más polémicos, ya que en la mayoría de los casos, el usuario ignora lo que estas empresas pueden hacer con tus datos personales.

El buscador más popular sigue siendo Google, pero eso no le excluye de las críticas de los internautas. Por ejemplo, se le ha acusado reiteradamente de usar la información del usuario (expuesta en Gmail o en las propias búsquedas que realiza en Google) para modificar los resultados de una consulta. Así, un usuario con preferencias ideológicas de izquierdas, obtenía webs más afines a su pensamiento. Esto es peligroso porque podría esconder información importante o relevante, haciendo las búsquedas más subjetivas.

DuckDuckGo se desmarca de esa tendencia de adaptarlo todo al usuario y nos ofrece unas búsquedas limpias y sin sesgo, solo basadas en la relevancia de los mismos y usando en mayor medida, fuentes de información de origen público como la Wikipedia, con la meta de ser más objetivos.

Esta es solo otra herramienta de las muchas que podemos usar para incrementar nuestra seguridad y libertad al navegar por Internet.

En Nación Red | Más sobre ‘privacidad’

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario