Sigue a

Medvedev y Putin

El Parlamento ruso ha aprobado la ley contra la que el martes protestó la Wikipedia al considerar que puede servir para censurar el medio de comunicación de la gente: Internet.

Desde el partido del Gobierno, Rusia Unida, insisten en que la creación de un registro gubernamental único de páginas prohibidas (y direcciones IP) que difunden información dañina, servirá sobre todo para proteger a los niños contra los peligros de la red. También para luchar contra aquellos internautas que promueven diversas formas de violencia, el suicidio o el consumo de drogas.

Las referencias genéricas a la “violencia” hacía temer a los opositores a la ley que fuese una excusa para poner en la lista negra del registro gubernamental único de páginas prohibidas las de aquellas organizaciones y ciudadanos en las que se convocan “algaradas”. Así será, pero un juez debe elaborar un dictamen previo “validando” la sugerencia gubernamental. Montesquieu allí también está muerto.

En los casos relacionados con la pornografía infantil y el tráfico de drogas no se requiere autorización judicial y la web registrada como prohibida será bloqueada por los proveedores de internet, que han protestado contra la ley.

Blogueros rusos temen que ahora sea más fácil cerrar una web, ponerla en la lista negra, por los comentarios o provocaciones intencionadas de “terceros”. Antes de votar las enmiendas a la ley de la censura digital se aprobó aumentar las penas por calumnias (12.500 euros y cinco años de cárcel).

Foto | maailma.net (flickr)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario