Informe Fedea: Legislar contra las descargas frena el desarrollo económico

Síguenos

Dossier FEDEA

Legislar contra las descargas de internet frena el desarrollo económico porque aleja a las nuevas generaciones de la red. Así de contundentes se manifiestan Michele Boldrin, catedrático de la Universidad de Washington y uno los mayores estudiosos de la influencia socioeconómica de las nuevas tecnologías y Pablo Vázquez, catedrático y director de Fedea (Fundación de Estudios de Economía Aplicada), en un informe sobre la Industria de la Música que fue presentado ayer y que pone en cuestión los datos y campañas de la SGAE.

Además ambos expertos rechazan que las medidas antipiratería previstas en el proyecto de ley de Economía Sostenible (LES) favorezcan la creación artística. Más bien, aseguran, frenan el desarrollo económico de un país como España en el que el índice de penetración de Internet es aún bajo, del 56%, unos 11 millones de usuarios. Por eso el informe insiste en recomendar la urgente “alfabetización digital” de una generación de jóvenes entre los que el paro alcanza el 40%.

La tecnología digital, los ordenadores e internet son el cambio tecnológico en la industria del entretenimiento. La transformación que están generando es imparable. La policía debería dedicarse a perseguir el botellón, no a cerrar las paginas de intercambios de archivos. Luchar contra las descargas gratuitas dificultará el cambio de modelo productivo. Como en todo cambio tecnológico, lo que se elimina es el intermediario. Las víctimas del cambio normalmente son los ineficientes, los que se niegan a adaptarse, los que quieren mantener los monopolios. Entre estos, se encuentran las discográficas que además utilizan recursos públicos.

Según los autores no está demostrado que la industria del ocio vaya a perder a causa de las descargas y el intercambio de archivos digitales en Internet, un negocio en el que entre 2004 y 2008 se ha duplicado el número de compositores y obras musicales. Es más, los ingresos producidos por conciertos en vivo han pasado de 144 millones en 2005 a 309 millones en 2008, y los ingresos por descargas de pago en móviles o internet han ascendido de 6 millones de euros en 2005 a los 29,5 millones del año pasado.

Según el informe sólo 600 artistas bajo la gestión de la SGAE acumulan entre ellos el 75% de todos los ingresos derivados por derechos de autor. La teoría de la larga cola sigue intacta: un grupo muy reducido de estrellas consigue beneficios multimillonarios frente a una masa muy amplia y muy por debajo de artistas que perciben ingresos medios. Los nombres que forman ese primer grupo, privilegiado tanto en venta, como en fama, como en presencia en los medios, sigue apenas sin haber visto variaciones en los últimos años, según la fundación:

Un sistema de mercado bueno no es uno en el que unos pocos se enriquecen gracias a su monopolio. Y cuanto más tarden en darse cuenta peor será, porque las medidas para luchar contra las descargas gratuitas en internet dificultarán el cambio de modelo productivo

Informe (completo) sobre la Industria de la Música (pdf)
Foto | daniel.julia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario