Sigue a Genbeta

wiredwrong

En nuestro resumen semanal intentamos hacer hincapié en otras noticias de interés que no hemos reflejado a lo largo de la semana pero que bien merecen una referencia, al menos, en este contenderor telegráfico o compendio de noticias breves que han tenido cierto eco en la red o que nos han llamado la atención, pero el caso WikiLeaks genera tantas noticias y al “minuto”, ya verán hoy, que se hace necesario aprovechar este espacio semanal para hacer mención a la organización del enigmático y valeroso australiano, al que, por cierto, habría que felicitar pues el gobierno de su país, que tan poco lo quiere, ha sido derrotado en las urnas. Aunque el “desconfiado” Assange no se fiará mucho del conservador Abott. Hace bien.

Decimos que Assange, acusado de “violador” al mediodía del sábado y declarado “libre de toda sospecha” cuando el sol todavía no se había retirado, ya sabe que Suecia es un aliado de EE.UU en la “delicada” misión de destruirle. También sus amigos del Partido Pirata, a menos de un mes de las elecciones, han recibido en el culo de Assange una dosis de “razón de Estado” para sembrar la duda y dañar sus expectativas. En el combate entre el Pentágono y WikiLeaks, El País cierra la semana con un claro pronóstico nada reservado: Wikileaks y su fundador, contra las cuerdas. Es lo mismo que pensaba el régimen corrupto y opresor de Tailandia, pero Assange esquivó el golpe con Thaileaks. Queda combate y documentos por salir que veremos publicados en El País.

En el ferragosto, Wired intenta recobrar algo del protagonismo/prestigio ¿perdido? y publica un remake de la muerte de un invento llamado internet. La revista del imperio Condé Nast, enfrascado ahora en una “operación urbanística” en la zona cero en la que está muy presente la política y los negocios corporativos afínes a ésta, ha conseguido la atención del público. En Canoe le vienen a decir que… “ya se encargará Julian Assange (!!!) de darle vida a la red” (Este hombre está desaparecido pero aparece por todas partes). The New York Times
sutilmente le “reprocha” a Anderson que ha aprovechado agosto para hablar de su libro.

Desde España y para todo el mundo, Julio Alonso ha visto a la red de parranda, ergo no ha muerto. “Wired dice que la Web está muerta. Nosotros decimos que está en constante evolución”, aclara Genbeta. En la Argentina de Kirchner, Clarín, de triste actualidad por la caciKada, se pregunta, ¿Deberíamos colocar epitafios por toda la web? y se responde: No precisamente.

El obituario de la red no acabará con la chusma, resistente a las aplicaciones y al Ministerio de Cultura.

La nueva frontera, ¿diluye Internet y aparece la nueva TV o se reencuentran?, la hemos visto un poco más clara esta semana. Lo que se está viendo no gusta a las televisiones de toda la vida. Google lo está consiguiendo, grandes corporaciones del negocio tradicional y pequeños medios digitales independientes comparten sus (diferentes) miedos frente a cada paso del ángel caído.

En esta semana de “los acosados” (Assange, Clarín, Internet, ese siempre) no podía faltar Blackberry y su fabricante RIM. Ese era el tema elegido por nuestra nueva colaboradora para sus dos primeros posts. En Xataca, afortunadamente, se podía leer una noticia sobre el mejor lado informativo de BlackBerry o de cualquier empresa, abren nueva tienda.

La próxima semana hablaremos del gobierno. Un saludo, buena suerte y larga vida.

Imagen | Wired

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario