Las autoridades de EE.UU eliminan 73.000 blogs sin dar ninguna explicación y desatando una ola de rumores

Sigue a Genbeta

Blogetery

De un plumazo que parecía de halcón, 73.000 blogs han desaparecido. No es Venezuela. Es EE.UU. Las “noticias” – más bien las especulaciones – apuntan a la presencia de material que infringe los derechos de autor como “justificación” de una medida sin precedentes.

Para muchos estamos en el inicio definitivo de la “guerra total” contra la “infracciones de copyright”. Los blogueros que han perdido sus blogs, sin cometer ninguna infracción, serían las víctimas colaterales de una decisión brutal que además se mantiene en una llamativa bruma informativa que recuerda a la censura de guerra.

El proveedor de blogs blogetery.com fue desactivado el pasado viernes por su servidor, BurstNet, que ha precisado a su cliente que la desconexión fue la única opción debido a la situación “crítica” que habían advertido las autoridades. Lo que se interpreta como fuertes presiones de las autoridades que habrían forzado el cierre por un “hecho muy grave”. Las especulaciones van desde una gran redada contra infracciones de los derechos de autor, a un asunto de “seguridad nacional”, “pornografía infantil”...

Blogetery es un servicio de blogs gratuito que funciona con la plataforma WordPress. Según ha reconocido el administrador del servicio, se habían recibido algunas demandas de los propietarios de derechos de autor para que se eliminaran enlaces a los archivos con material ubicado en Rapidshare o en torrents. Siempre se cumplían con todas las exigencias en 24 horas.

A finales de junio el vicepresidente estadounidense Joe Biden denunció la infracción a los derechos de autor en la red como “puro robo” y prometió incrementar la presión en los países que alberguen los servidores web de los piratas. Después de eso las autoridades efectuaron una operación para secuestrar los dominios de siete sitios que transmitían películas que se acababan de estrenar.

Ahora se han disparado las especulaciones sobre los verdaderos motivos de una medida brutal. Sobre todo porque BurstNet revela en un mail a los responsables de Blogetery que el caso no era “típico” y se le exigió el cumplimiento inmediato de las demandas federales para cerrar todo el sitio Web. Algunos informes parecen sugerir, además, que las demandas previas sobre derechos de propiedad intelectual apuntaban a usuarios específicos.

Todo son rumores y especulaciones, por ejemplo algunos consideran que la tremenda magnitud de la acción federal sólo puede estar motivada si el propietario está involucrado en algún tipo de delito relacionado con el proveedor de blogs. En todo caso ya es víctima de una condena social. Lo que nadie piensa es que los 73.000 blogueros hayan cometido un delito, pero todos han perdido su blog. Su plataforma de expresión en libertad ha sido cercenada, sin explicaciones.

Otros rumores apuntan a una decisión gubernamental relacionada con la pornografía infantil. En Techdirt especulan con la “Seguridad Nacional”. En Torrent Freak publican la correspondencia de correo electrónico entre el servidor y el provvedor de blogs. Al principio la empresa de alojamiento web no menciona a las autoridades, pero luego en los correos electrónicos posteriores se justifica una y otra vez con menciones a una decisión de las autoridades.

No hay mención alguna a una orden judicial. ¿El principio de la guerra total, por lo tanto inevitablemente con víctimas colaterales, para erradicar la “piratería”?

En Nación Red | Joe Biden: “La piratería es como robar diamantes en Tiffany’s”

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario