Síguenos

murdoch

El poderoso grupo de comunicación News International, de Rupert Murdoch, sigue contra las cuerdas por su peculiar ejercicio del periodismo de investigación del que forma parte (presuntamente) realizar escuchas telefónicas ilegales. Algunos de estos pinchazos han tenido lugar en los últimos doce meses, según denuncias presentadas ante la Justicia esta misma semana. Incluso la ex ministra laborista de Cultura, Comunicación y Deportes, Tessa Jowell, a quien han pinchado su móvil en 28 ocasiones, ha denunciado que lo volvieron a intentar hace tan solo dos semanas.

Tan grave e intrigante es el asunto del “media” más poderoso del mundo, recuérdese que José María Aznar en su asesor, que Scotland Yard está bajo sospecha de no haber investigado a fondo el escándalo de las escuchas ilegales llevadas a cabo principalmente por reporteros a sueldo del dominical News of the World, propiedad del magnate de prensa y mayor enemigo de la red abierta, Google y el buen gusto, Rupert Murdoch.

Algunos de los denunciantes y parte de la opinión pública (o publicada) cree que Scotland Yard miró para otro lado por temor al grupo periodístico News International, de Murdoch, al que muchos acusan de ejercer una influencia excesiva en la vida política británica a través de sus medios, millonarios en tirada.

El director del News of the World cuando se produjeron las escuchas, Andy Coulson, dimitió la pasada semana del cargo de director de comunicaciones del primer ministro, David Cameron, tras afirmar que el escándalo le distraía de su trabajo. Sin duda el asesor de confianza del premier en todo lo relacionado con los medios de comunicación. Vaya asesores que tienen algunos…

Pero en UK cada día son más las figuras públicas, incluidos políticos y actores británicos, que presentan demandas civiles tanto contra el dominical de Murdoch como contra la Policía, en medio de acusaciones acerca de que las prácticas de escuchas telefónicas eran generalizadas.

La decisión de Scotland Yard, forzada según muchos, de reabrir la investigación casi ha coincidido en el tiempo con las revelaciones de Julian Assange sobre la documentación de alto voltaje que tendría sobre el Grupo Murdoch, y el lanzamiento definitivo de The Daily, la publicación totalmente digital y que estará sólo disponible en iPad. El sueño de Murdoch. Una red cerrada y libre de chusma pero ¿con canales del nivel de su basura sensacionalista o antisemita?.

Clave política: Al carismático ministro liberal Vince Cable, un tipo duro y con principios, le quitó competencias David Cameron, el premier que cenó el otro día con el hijo de Murdoch. Lo hizo después de que “alguien” grabase al liberal expresando sus planes respecto al poderoso magnate: “le he declarado la guerra”, no sabía el ministro que como era lógico, se le había adelantado el enemigo. Hoy Cable tiene menos competencias, no puede frenar el oligopolio mediático, no puede alentar el mercado libre, y Bruselas, además se ha puesto del lado de Murdoch. Bruselas, Cameron, Murdoch… y los laboristas que pusieron sobre todo especial hincapié en ¡pedir la dimisión de Cable!.

Foto | World Economic Forum
En Nación Red | Jimmy Wales, fundador de la Wikipedia: “La mayor amenaza para un Internet abierto es Apple”

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario