Sigue a

Rusia planea un servicio de detección y defensa frente a ciberataques


Tras la puesta en conocimiento de la dimensión de espionaje que el nuevo virus, denominado “Octubre Rojo”, ha adquirido y teniendo en cuenta que Rusia es su principal objetivo, Vladimir Putin, ha instado al FSB, Servicio Federal de Seguridad, a que cree un sistema de detección y prevención de ataques informáticos contra recursos estatales y elementos críticos de la red.

El escenario de la ciberguerra lleva tiempo estando planteado, aunque es ahora cuando pasan a primer plano noticias al respecto, debido a la cada vez mayor repercusión de los ataques y la intrusión de redes espías. El ataque directo, el mayo pasado, al sitio oficial de la presidencia rusa, Kremlin.ru, por parte de un grupo de hackers que se atribuían la pertenencia a Anonymous, parece que resultó especialmente molesto a miembros de dicho gobierno.

Este nuevo sistema de detección y contención, controlado por el FSB, también tendrá que elaborar un pronóstico en la esfera de la seguridad informática para prevenir eventuales ataques. La sombra de la operación de hacking denominada Octubre Rojo, de la que todavía no se determinado el origen concreto ni detectado el servidor que recibe la información de los medios intervenidos, ordenadores, servidores y hasta teléfonos móviles, pesa sobre los responsables en seguridad rusos.

Para añadir una nota de mayor inquietud, Eugeni Karsperski, dueño de la compañía de seguridad con su mismo apellido y considerado por la revista estadounidense Wired, una de las quince personas mas peligrosas del mundo por su colaboración activa con el FSB y el conocimiento y manejo en cuestiones de ciberseguridad, asegura que los ciberataques están próximos a conseguir crear daños físicos a dispositivos electrónicos, con las consecuencias que esto puede acarrear. A lo largo de los próximos meses podemos ser testigos de cómo intrusiones al estilo Flame, Duqu o Stuxnet, dan un paso más allá del ciberespionaje para pasar al primer plano de la ciberguerra y causar daños reales que, en determinadas circunstancias, pueden llegar a ser catastróficos.

Este nuevo mandato al FSB, lleva al primer plano a la ciberseguridad y nos indica la dimensión real que la delincuencia y el espionaje en la red han tomado. Ahora, la estrategia de seguridad ha pasado al primer plano en las planificaciones de defensa, la red es el nuevo escenario de una suerte de nueva guerra fría, en la que los contendientes juegan al encubrimiento, en un tablero en el que todavía no se han posicionado todas las fichas, pero ya hay bajas entre los peones.

Vía | Ruvr, Rusia Today
En Nación Red | Operación Octubre Rojo, nombre clave para una red de ciberespionaje de escala mundial, Sobre conexiones seguras, privacidad y anonimato.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario