Sigue a Genbeta

Spy

El lunes 22 de marzo un voluntario de WikiLeaks fue interrogado y detenido arbitrariamente durante más de 21 horas. La detención no tuvo lugar en EEUU. Este arbitrario hecho acontecía en un país sin ejército y respetuoso con los Derechos Humanos: Islandia. Hasta allí se habían desplazado, semanas antes, activistas de WikiLeaks para asesorar a los parlamentarios sobre la Iniciativa para Medios de Comunicación Modernos, destinada a proteger a los periodistas de investigación y a los servicios de Internet del espionaje y la censura.

Pero los voluntarios de WikiLeaks tenían otras citas más reservadas en su agenda. Habían concertado una serie de reuniones con periodistas islandeses que colaborarían en la elaboración de material complementario al vídeo que esta misma semana ha inundado la red y ocupado la portadas de los medios de comunicación en todo el mundo.

Ya el 18 de marzo el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, asegura haber tenido a dos acompañantes muy especiales entre el pasaje del vuelo que le llevaría de Reykjavik a Copenhague. Dos individuos que esgrimiendo cartas credenciales y registrados bajo el nombre del Departamento de Estado de EE.UU habían recogido sus tarjetas de embarque para su mismo vuelo con apenas tres minutos de diferencia.

Cuatro días después, el lunes 22 de marzo, a las 8.30pm, un voluntario de WikiLeaks fue detenido por la policía de Islandia. El voluntario pasó detenido toda la noche y al día siguiente fue interrogado. En total más de 21 horas de arresto arbitrario. Durante el interrogatorio le mostraron fotos en las que aparecía en el restaurante de Reykjavik donde había celebrado una reunión de producción sobre el vídeo hecho público esta semana.

En el curso del interrogatorio se hicieron referencias concretas al tema del vídeo pero también a importantes figuras de la política en Islandia. También a los periodistas islandeses que habían colaborado en la producción del mismo y en la serie de entrevistas y reportajes con las que WikiLeaks ha complementado la difusión del vídeo de la matanza. De hecho varios periodistas islandeses viajaron a Iraq para entrevistar a algunos de los supervivientes e investigar los hechos.

WikiLeaks ha pedido una explicación a los gobiernos de Islandia y EEUU.

Vía | Media 140
En Nación Red | WikiLeaks.org una amenaza para el Pentágono
Foto | practicalowl

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario