Sigue a Genbeta

Islandia ha decidido convertirse, esta madrugada, en el primer “paraíso de la libertad de expresión”. La Iniciativa Islandesa de Medios Modernos, el proyecto de ley de libertad de prensa impulsado por el fundador de Wikileaks, Julian Assange (en el video), fue aprobado esta madrugada por el Parlamento de Islandia en una sesión maratoniana y de urgencia que acabó a las 6:00 de la madrugada. El proyecto fue aprobado por unanimidad.

La Iniciativa Islandesa de Medios de Comunicación Modernos (IMMI, por sus siglas en inglés) es el mayor paso en defensa de la expresión en libertad que jamás se haya producido. La Icelandic Modern Media Initiative (Iniciativa Islandesa de Medios de Comunicación Modernos) hace de Islandia un paraíso de la libertad de información y de expresión donde los que publiquen – sobre todo digitalmente – tendrán la garantía de que su información nunca será censurada.

La nueva legislación ofrece protección jurídica a las fuentes, así como a las comunicaciones entre los periodistas y éstas. Se incluyen también medidas que permitan poner fin a lo que se conoce como “turismo de la difamación”, a saber, la práctica de presentar demandas – por grupos poderosos – en países donde la legislación sea más favorable, con independencia de los países donde están establecidas las partes. En virtud de estas propuestas, aquellos que sean acusados de difamación podrían plantear un contra-proceso en Islandia.

Los legisladores han estudiado la jurisprudencia relacionada con los paraísos fiscales y han edificado un bunker de protección jurídica de la libertad de expresión análogo al de las relaciones de confidencialidad que disfrutan en los paraísos fiscales “banqueros o abogados”. Unos legisladores que han estado bien asesorados y apoyados por los principales grupos en defensa de la “libertad digital”.

Andrew Scott, profesor de derecho en la London School of Economics estimó, antes de aprobarse la ley, que estas medidas “transformarían al humilde [periodista] islandés en un superhombre jurídico, fuera del alcance de los tribunales de fuera de Islandia por todos los comentarios realizados desde su país. “

Estas medidas tienen como objetivo no sólo la protección de los periodistas, sino también de las empresas que publican su trabajo, las páginas que recogen la información u otros intermediarios. La idea es crear un marco favorable para el periodismo de investigación y para la libertad de expresión en un entorno propicio capaz de atraer a los medios de comunicación del mundo entero. Islandia ya ocupa los primeros puestos en la clasificación de “Libertad de prensa” de la organización Reporteros sin Fronteras.

“Sé que algunas personas en Estados Unidos no están muy contentas con esto”, declaró la gran promotora política de la iniciativa en una reciente entrevista. WikiLeaks no está entre los descontentos.

Más Información | Icelandic Modern Media Initiative

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario