Sigue a

Ediciones de Windows Vista

Microsoft ya ha informado sobre las diferentes ediciones en las que será comercializado Windows 7. Y al parecer los que esperaban que se presentara una “única edición” del nuevo SO de Redmond se llevarán una decepción bastante grande, ya que al final se ha anunciado que Windows 7 podrá encontrarse en 6 ediciones distintas . Una edición Starter destinada a netbooks, Home Basic para mercados emergentes, Home Premium y Professional para el común de los usuarios, Enterprise para empresas, y Ultimate para usuarios y empresas pequeñas que “lo quieren/necesitan todo”.

A simple vista parece que nada ha cambiado con respecto a Vista. Pero cuidado, las apariencias engañan. Microsoft ha señalado que las únicas dos ediciones en las que se focalizarán las ventas serán la Home Premium y la Professional (tal como ocurría con XP). Las ediciones Starter y Home Basic no se venderán por separado, y la Enterprise solo se venderá en licencias por volúmenes.

Además, las ediciones de Windows han tomado por fin la estructura de “muñecas rusas” que siempre debieron haber tenido. Es decir, cada edición es superior en todo aspecto a la anterior. Con Vista no ocurría así, ya que por ejemplo la edición Home Premium no era superior a la Business, ni la Business superior a la Home Premium, eran simplemente diferentes (y la edición Ultimate era una especie de Home Premium + Business). Ahora, Windows 7 Professional tendrá todas las features de Win7 Home Premium, pero añadirá características como el modo de presentación, cifrado EFS, backups avanzados, etc. Luego, las ediciones Enterprise/Ultimate poseerán todas las ventajas de la edición Professional, pero añadirán cosas centradas en los clientes corporativos.

A raíz de lo anterior, la edición Professional poseerá todas las características de “multimedia y entretenimiento” de la Home Premium (léase, Windows Media Center, DVD Maker, “juegos premium”, etc). Actualmente, si un usuario desea las prestaciones de backups avanzados de Vista Business, pero también quiere cosas como el Windows Media Center, debe comprar por obligación la carísima edición Ultimate, ya que la Business viene sin las prestaciones de “entetenimiento”.

Las ediciones Enterprise y Ultimate serán básicamente lo mismo, la única diferencia entre ambas es que Windows 7 Enterprise se venderá en licencias por volumenes, mientras que Win7 Ultimate se venderá en licencias retail. Y con la desaparición de los “Ultimate Extras” y la incorporación de las caracterísicas de multimedia y entretenimiento en la edición Home Professional, Windows 7 Ultimate perderá casi todo atractivo para “el usuario de a pie”. Por ende, la edición Ultimate quedará reservada solo a los “power users” o empresas pequeñas que deseen tener las características enfocadas al mercado corporativo (en otras palabras, será un producto de nicho).

Vista Ultimate

Además, la “edición para mercados emergentes” ahora será la Home Basic en lugar de la Starter, lo cual es una avance, ya que la edición Starter es demasiado limitada para ser usada en PCs de escritorio y portátiles normales. No permite usar más de 3 programas a la vez, y reconoce solo hasta 1GB de Ram y 160GB de HD (no sabemos si esos límites serán los mismos en Windows 7). Y aunque un SO que posea todas esas limitaciones nunca será lo ideal, queda claro que es mucho más conveniente que se venga en netbooks con especificaciones reducidas a que lo haga en PCs de escritorio que en la práctica están siendo capados por esta “edición siniestra”.

La edición Home Basic de Windows 7 será parecida a la Starter, con la salvedad que no vendrá con las absurdas limitaciones recién mencionadas, además podrá crear HomeGroups (Win7 Starter solo puede “unirse” a ellos) y dispondrá de Windows Touch.

Por último, hay que mencionar que el infame “Windows Anytime Upgrade” que venía en Vista ahora ha sido mejorado para que podamos actualizarnos de una versión a otra en tan solo 15 minutos. Antes para hacer el upgrade era necesario que tuvieramos en nuestro poder un DVD de instalación de Windows Vista, o que esperáramos varios días a que el disco nos llegara por correo. En cambio, ahora podremos saltar de edición de forma “electrónica” (descargando la actualización).

Resumiendo, la edición indicada para un “usuario de a pie” será la Home Premium o la Professional en el 90% de las ocasiones. Las otras ediciones de Windows 7 serán productos “de nicho” (netbooks, PCs baratos en países emergentes, clientes corporativos, etc).

Recordemos que con XP ocurrió algo parecido (aunque se piense lo contrario) ya que teniamos las ediciones Tablet PC, y Media Center, y también la Starter que se vendió en mercados emergentes (para confundir más las cosas, no había ninguna edición que “lo tuviera todo”). Pero la gente en su mayoría no noto la gran cantidad de ediciones ya que las ediciones Starter, Tablet PC y Media Center eran “de nicho”. Yo me atrevería a decir que con Windows 7 pasará exactamente lo mismo. Habrán 6 ediciones, pero la mayoría de las personas tendrán que elegir solo entre 2 (con Vista tenían que elegir entre 4).

Como última reflexión, quisiera mencionar que el pedir que “Microsoft haga las cosas como Apple” es algo que desde mi punto de vista no tiene sentido, ya que ambas empresas están en posiciones totalmente distintas. Apple vende un SO que solo puede ser instalado en la reducida gama de ordenadores que ellos fabrican, y por lo demás, sus ingresos están mayoritariamente en el hardware. En cambio, Microsoft vende un producto que debe satisfacer las necesidades de casi el 90% del mercado, incluyendo a clientes domésticos, pequeñas empresas, grandes empresas, países emergentes, etc. Simplemente, no puedes vender exactamente el mismo producto a exactamente el mismo precio a fabricantes/usuarios con necesidades tan diversas.

Para poner un ejemplo, supongamos que existiera una única edición de Windows 7 a un precio de, digamos, unos 200 dólares. Bien, esos 200 dólares serían casi el 40% de lo que cuestan algunos netbooks actualmente. ¿Cómo le vendes a los fabricantes un SO que cuesta casi la mitad del valor del hardware? En cambio, la edición Starter lo más probable es que no cueste más de 70/80 dólares, algo mucho más razonable para portátiles ultrabaratos.

En definitiva, hay que reconocer que aquí tenemos un avance con respecto a la forma en como se comercializó Vista. Pero es innegable que hay varias cosas que se pudieron haber hecho mejor. Para empezar, es absurdo que la edición Starter limite la cantidad de aplicaciones que el usuario puede tener abiertas (se suponía que esto era acerca de ventanas en lugar de muros).

Vía | Paul Thurrott’s SuperSite for Windows

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

27 comentarios