El fenómeno Daft Punk, o cómo el modelo de música en streaming da beneficio (casi) nulo a los artistas

Sigue a

daft punk get lucky

ACTUALIZACIÓN: Hemos modificado las cifras corrigiendo un error matemático de la fuente. Daft Punk ha generado 966,947 dólares, cien veces más de lo inicialmente estipulado. Tenéis más información en este enlace que ha publicado nuestro lector ryang. ¡Gracias por el aviso!

¿Quién no conoce a día de hoy esta canción? Get Lucky, de Daft Punk, ha roto récords colocándose en el número 1 de las listas durante semanas resucitando al dúo francés de electrónica. Esto se ha visto reflejado en los servicios de música en internet, y concretamente ha roto el récord de Spotify con más de 100 millones de reproducciones. El beneficio neto que se ha sacado Daft Punk de todas estas reproducciones es exactamente 966,947.

Eso significa, si sacamos la calculadora, que por cada reproducción Daft Punk se ha embolsado “la friolera” de 0,00966947678815 dólares por reproducción en Spotify. Para ganar un mísero dólar necesitan que Get Lucky se reproduzca 104 veces. Podríamos decir que la culpa es de Spotify, pero no es el único servicio que tiene estas compensaciones.

Aquí tienes tu parte… ¿tienes cambio de un centavo?

Musica

El caso de iTunes, de hecho, es aún peor: por cada vez que un usuario suscrito a iTunes Match escucha Get Lucky, Daft Punk gana exactamente 0,00330526797710 dólares. Es decir, unos 3,3 dólares por cada 1.000 reproducciones. Aunque aquí también hay que contar, por supuesto, la cantidad de compras convencionales que ha tenido el hit en la iTunes Store y de la que seguro que el beneficio neto es mucho más sustancioso. Estamos hablando de las reproducciones en streaming de iTunes Match, sin contar las compras de la iTunes Store.

No me extraña que varios artistas decidan dejar de ofrecer sus trabajos en servicios como Spotify, Deezer o Rdio. Aunque sus canciones se reproduzcan millones y millones de veces, el resultado de las negociaciones con las discográficas y con Spotify se queda en calderilla. Y aquí hay un problema, porque mientras los artistas se marchan cada vez son más los usuarios que se animan a pagar los 10 dólares mensuales aproximados que cuesta una suscripción a este tipo de servicios.

Estas tarifas, que no benefician al artista y por lo tanto no permiten que el modelo musical evolucione, son acordadas por las grandes discográficas y los servicios que distribuyen las canciones a todos los usuarios. Es ahí donde deberíamos poner la atención, ya que la culpa recae en las dos partes que acuerdan estas compensaciones repartiéndose entre ellos casi todo el pastel. Recordemos que Spotify cuenta con seis millones de usuarios de pago, lo que reporta mes a mes entre 30 y 60 millones de dólares. Y esto son cifras de marzo, seguro que a estas alturas ha crecido todavía más.

El otro modelo: Pandora e iTunes Radio

itunes radio apple iphone

¿Hay otro modelo que tenga algo más de clemencia con los artistas que son, a fin de cuentas, los que hacen posible que los negocios de música en streaming funcionen? Sí: tenemos las ‘radios online’, donde escuchamos canciones desde internet pero sin elegir lo que queremos escuchar. El campeón de este modelo es sin duda Pandora, y podemos contar también la promesa de Apple con su iTunes Radio. Ambos servicios ofrecen canciones completas en streaming, pero mezclada con la oportunidad de comprar las canciones que se escuchen. ¿Cuánto ganan los artistas por cada reproducción de alguna de sus canciones en estos servicios?

Según Time, 0,12 dólares. Sigue pareciendo poco, pero es la compensación de Spotify multiplicada por 12. Para competir con esto, iTunes Radio pagará 0,13 dólares por reproducción y 0,14 dólares después del primer año. Aparte, los músicos también recibirán un 15% de los ingresos obtenidos por la publicidad emitida entre las canciones, que también sube tras el primer año hasta un 19%. Pero hay un truco: eso es lo que Pandora y Apple pagarán a las discográficas. ¿Qué parte de ese dinero recibirán los artistas?

No lo sabemos del cierto, pero por la red hay signos de que es una parte infinitesimal. Pink Floyd emitió una queja en junio donde decía que el 90% de los artistas recibían menos de 5.000 dólares anuales. Otra reclamación de un artista llamado David Lowery es más tajante: recibió 16,89 dólares por un millón de reproducciones, lo que según David es “menos de los beneficios que recibe tras vender una camiseta“. Parece que aunque cambie el modelo, seguimos viendo cómo los artistas no se benefician de esta evolución. iTunes Radio, de hecho, está pensado para que la compra de canciones en iTunes aumente.

concierto

Spotify, Rdio, Deezer, Pandora, iTunes, Google… todos estos servicios deberían plantearse compensar más a los artistas. Porque entonces abandonar el CD clásico deja de tener sentido, y personalmente me entran ganas de dejar de pagar 9,99 euros mensuales a Spotify cuando mi intención inicial al hacerlo era intentar compensar a los artistas de algún modo cuando escucho música.

Si la industria quiere parar la piratería de forma efectiva, más vale que encuentren un modo de solucionarlo antes de que los propios artistas empiecen a espabilarse independientemente. Ya está ocurriendo con las campañas de ‘págame lo que quieras por mi álbum, el 100% va a mi bolsillo‘, campañas que demuestran que los artistas pueden utilizar la red perfectamente para dejar de depender de las discográficas.

Imagen | Wikimedia
En Genbeta | ¿El streaming de música como una fuente de ingresos importante? Una utopía

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

37 comentarios