La campaña de Microsoft con Seinfeld avanza: seguimos sin entenderlo

Sigue a

La campaña publicitaria pagada por Microsoft y que tiene como protagonistas a Bill Gates y al humorista Seinfeld ya va por su segundo anuncio, y sigue por el mismo camino que el primero. Es decir, que ni yo ni nadie entiende qué están haciendo. Si en el primero veíamos a la extraña pareja comprándose unos zapatos y comiéndose un churro, ahora sus peripecias transcurren en una casa yanqui normal, con su nueva familia de clase media en la que se intentan integrar como niños adoptados a pesar de ser asquerosamente ricos y de pasar holgadamente los 50.

Tiene calidad como producto de ficción y en ciertos momentos hasta es divertido (aunque el ritmo es extraño), pero en ningún momento hablan de Windows ni de nada que se le parezca. El contenido más tecnológico es la parte final (15 segundos sobre cuatro minutos y medio), en una conversación que no tiene nada que ver con el resto del anuncio y donde le pide Seinfeld que le diga qué va a hacer Bill Gates después de conectar a todas las personas del mundo, y éste se limita a bailar al estilo robot. Obviando el momento Billy el inventor de Internet ha vuelto, nunca viene mal ver a un superrico haciendo el ridículo.

Ahora vayamos con un análisis de toda la campaña publicitaria. ¿Qué pretende Microsoft? ¿Lavar la imagen? ¿Hacer ruido por el ruido? ¿Que hablen de ellos? Todos sabemos que hay cierto tipo de anuncios que simplemente buscan llamar la atención, algunos llegan a extremos ridículos (¡ef una fiefta!), pero no creo que eso es lo que necesite Windows ahora mismo.

Hace un mes y medio Microsoft sacaba otra campaña de marketing, el experimento Mojave, con el que pretendía lavar un poco la imagen de Vista frente al público, que se ha formado una opinión mayoritariamente mala. Es cierto que muchas de esas personas ya echan pestes sin ni siquiera conocerlo, por eso la campaña se basaba en decir que le des una oportunidad y lo pruebes.

Sin embargo, no decía ni una sola característica que mereciera la pena, y eso es lo que supuestamente Microsoft debería estar haciendo ahora, en una segunda parte de esa campaña: anuncios claros, directos, donde explicase a la gente normal por qué deben probar Windows Vista y qué nuevas funcionalidades merecen cambiar de SO y hasta de PC. Es lo lógico: si te quejas de que tus clientes no saben cómo es tu producto y tienes dinero a espuertas para gastar en publicidad, pues haz anuncios mostrando tu producto.

Mirando a la competencia, incluso la tan criticada pero exitosa campaña de Apple con Hola, soy un Mac, además de hacer ruido se basa en explicar en cada anuncio una característica de su SO, mejor dicho, de su solución Hardware+Software. No digo que Windows tenga que copiar punto por punto esta campaña pero, ¿no puede el equipo de marketing hacer algo parecido? Desde fuera, y nunca mejor dicho, da la sensación de que Microsoft tiene tanto dinero que no sabe dónde gastarlo.

Para no ser totalmente crítico con Microsoft, es cierto que su objetivo ha sido logrado. Es decir, una campaña de solo 300 millones de dólares ha conseguido que yo y muchos más estemos expectantes por ver el siguiente capítulo. El lado negativo es que la opinión sobre Vista sigue siendo exactamente igual tras emitir los anuncios. Claro, eso y que podría haber salido un poco más barato.

También es curioso cómo intentan explotar la imagen de Bill Gates, haciéndole parecer un adorable abuelete (es un año y medio menor que Seinfeld y parece su padre) al que se le va la cabeza de vez en cuando. Teniendo en cuenta que supuestamente ahora está menos ligado a Microsoft, ¿no sería mejor cambiar la imagen del presidente actual, Steve Ballmer? Porque no es que sea la perfecta para un presidente de una compañía tan grande, creo yo.

Realmente, lo único que podría salvar esta campaña sería acabarla con un gran anuncio, algo muy revolucionario. Por ejemplo, que el siguiente SO sea gratuito, o que esté basado en web o cualquier otra cosa que hoy nos parezca ciencia ficción. ¿Puede pasar? Desde mi punto de vista, es muy poco probable, pero es lo único que se me ocurre que esté reservando Microsoft para justificar esta campaña. Pensándolo mejor, ¿es posible que esta campaña de anuncios sea el preludio de la avalancha definitiva de Tablet PCs más finos y otros dispositivos táctiles que ejecuten Windows?

Vía | Engadget y otros 50 blogs en mis feeds

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

26 comentarios