Compartir

Reino Unido quiere censurar el porno que muestra “actos sexuales no convencionales”

Reino Unido quiere censurar el porno que muestra “actos sexuales no convencionales”
Guardar
16 Comentarios

A finales de septiembre de este mismo año os hablamos de Je suis Pornhub, una iniciativa que se estaba llevando a cabo en Rusia con el objetivo de protestar por los bloqueos a algunos de los sitios webs más populares entre los aficionados al porno. Un veto que no tardó en desatar numerosas críticas y una campaña que podría llegar a repetirse. Pero no en este país.

Efectivamente, porque poco más de una semana después de que se aprobara su polémica Snooper’s Charter, Reino Unido quiere volver a acotar nuestra forma de actuar online. Un objetivo que esta vez pretende aplicar a los contenidos pornográficos y que, entre otros, le permitiría bloquear aquellos vídeos que muestren “actos sexuales no convencionales”.

Las medidas contra la pornografía

En concreto, la prohibición figura en una cláusula del proyecto de ley de economía digital, un texto que pretende regular determinadas cuestiones relacionadas con la propiedad intelectual pero que también integra apartados tremendamente polémicos como el que nos ocupa.

De hecho, de aplicarse, podría llegar a censurar cierto tipo de contenidos por completo. De forma más específica, los actos sexuales considerados por el gobierno como “no convencionales” y entre los que se incluyen (para que te hagas una idea) la eyaculación femenina, el sexo en público, la flagelación, los azotes y similares. Una clase de actos que, según los expertos, se encuentran dentro de la normalidad y de una salud sexual perfectamente sana.

Love 1216595 1920

En definitiva otro proyecto que ha sido visto como un recorte de libertades y como una forma de censura pues, aunque trata de proteger a los más pequeños, no deja de tratarse de un veto al contenido. De hecho, las voces más críticas apuntan a que la instauración de estas leyes arrastrará al país a una nueva era pre-Internet contra lo lascivo y que, además, pasa por alto el hecho de que se trata de actividades legales consentidas entre adultos.

"Es una locura que regulen dicha materia si ni siquiera son actos criminales," ha comentado el profesor Clare McGlynn, experto en leyes sobre pornografía del Reino Unido. "Si estamos regulando cosas como la sangre de la menstruación o la expulsión de orina, estamos obviando lo que de verdad en realidad es material dañino como el que se refiere al abuso sexual infantil, y a la violencia sexual en general.

Vía | Neowin y The Verge

En Genbeta | Esta web ha encontrado los dobles porno de nuestro equipo editorial

Temas

Ver más artículos