Compartir
Publicidad

Usar el móvil mientras caminas podría ser ilegal en algunas zonas de EE.UU. ¿Y en España?

Usar el móvil mientras caminas podría ser ilegal en algunas zonas de EE.UU. ¿Y en España?
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos conocemos las normas en cuanto al uso del móvil mientras se conduce, y éstas son más o menos parecidas entre todos los países del mundo. Pero una cosa es no poder usar el móvil mientras conduces por el evidente peligro que supone, y otra muy distinta es no poder hacerlo tampoco... mientras caminas por la calle.

Por sorprendente que parezca, en una población del estado norteamericano de New Jersey ya es así: en Fort Lee te pueden llegar a poner una multa si vas distraído usando el móvil por la calle y esa actitud puede poner en peligro a los que te rodean. La noticia ahora es que se ha hecho una propuesta de ley para hacer esta normativa aplicable a todo el estado.

Esto quiere decir que, de llegar a aprobarse y tramitarse esa proposición de ley, en todo New Jersey sería ilegal usar el móvil mientras se camina por la calle, a no ser que se haga con la ayuda de algún dispositivo de manos libres. El castigo por hacerlo podría ser una multa de 50 dólares, 15 de días de prisión o incluso ambos - que es, curiosamente, la misma pena que te pueden llegar a imponer por cruzar por el sitio indebido.

La ampliación de la norma de Fort Lee hasta convertirla en ley estatal ha sido propuesta por Pamela Lampitt, representante de New Jersey en la Asamblea de EE.UU. Según Lampitt, "los peatones distraídos, igual que los conductores distraídos, pueden ser un peligro potencial para ellos mismos, para los conductores y para los motoristas".

Lógicamente todavía hay varias fases pendientes hasta que esta ley pueda hacerse realidad, y de momento no hay fecha prevista para comenzar con el proceso. Tampoco está claro qué actividades específicas estarían prohibidas (¿enviar mensajes? ¿llamadas? ¿escuchar música? ¿todo?) y cómo se enfrentaría la policía a la situación de hacer cumplir la nueva ley a los ciudadanos.

La propuesta de Lampitt no deja de tener cierto sentido, a tenor de las estadísticas de atropellos de los últimos años. En Estados Unidos, el porcentaje de accidentes mortales que involucraron a peatones subió del 11% en 2005 al 15% en 2014. De esos, se calcula que más de 11.000 se debieron específicamente a distracciones del peatón porque iba mirando el móvil.

Semáforo en rojo

¿Podría pasar algo así en España?

En España la situación no es mucho mejor. Somos el país de Europa con mayor penetración del teléfono móvil, y esto se traduce en más gente usándolo por la calle - a veces, en situaciones de riesgo como cruzando una calle sin prestar atención al tráfico. Según un estudio de la Fundación Mapfre de verano de 2015, el 98% de los accidentes en los que el responsable es el peatón están causados por el uso de los smartphones. De hecho, ese mismo estudio afirma que usar el móvil con auriculares aumenta hasta en un 40% el riesgo de los peatones de sufrir un accidente.

El código de circulación ya contempla sanciones a peatones, aunque no se suelen llevar a la práctica. De hecho, se les puede llegar a hacer un control de drogas o alcoholemia en caso de que se considere necesario. Las multas pueden ir desde los 80 euros por cruzar la vía por un lugar indebido y los 200 de hacerlo con el semáforo en rojo, hasta los 1.000 euros si el comportamiento del peatón causa un accidente.

Sin embargo, parece que el uso del móvil de momento no está contemplado entre los posibles motivos de sanción a un peatón, que son los siguientes:

  • No seguir las indicaciones del personal existente en un tramo en obras.
  • No detenerse al llegar a un paso a nivel o puente móvil que se encuentre cerrado.
  • Abrir las puertas del vehículo antes de su completa inmovilización.
  • No utilizar el chaleco reflectante reglamentario cuando se salga del vehículo en una vía interurbana.
  • Transitar por el arcén o por la calzada existiendo zona peatonal transitable (con algunas excepciones).
  • Circular por la calzada o el arcén sin llevar un elemento luminoso o reflectante homologado, en carretera, de noche o bajo condiciones climatológicas que disminuyan sensiblemente la visibilidad.
  • Circular por una autopista o autovía, salvo que el conductor tenga que hacer uso del poste de socorro más próximo.
  • No respetar las señales de los Agentes de la autoridad que regulan la circulación.
  • No respetar la luz roja de un semáforo reservado para peatones.
  • No obedecer una señal de entrada prohibida.

Aunque como decíamos antes, las sanciones a peatones no suelen aplicarse, el considerable aumento de atropellos en los últimos años puede hacer cambiar las cosas. Sin ir más lejos, algunas ciudades como Ourense o Málaga han empezado a aplicarlas ya.

Vía | TechRadar
En Genbeta | ¿Y si los coches compartidos pudiesen revolucionar las ciudades?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos