Compartir
Publicidad
Cinco aplicaciones y otras herramientas para enseñar a leer a los más pequeños
Herramientas

Cinco aplicaciones y otras herramientas para enseñar a leer a los más pequeños

Publicidad
Publicidad

Que los llamados nativos digitales se manejan tremendamente bien con casi toda clase de dispositivos tecnológicos es una realidad que se evidencia cada vez que toman uno entre sus pequeñas manos. Una “pasión” de la que disfrutan enormemente y que podemos aprovechar con variados fines educativos.

Así, hoy nos centraremos en aquellas aplicaciones que te brindarán la oportunidad de enseñar a leer a los benjamines del hogar de una manera sencilla y divertida para toda la familia. Unas herramientas que convertirán el aprendizaje en un proceso agradable y ameno, compartido por mayores y niños. Nos centraremos, eso sí, en las edades comprendidas entre los tres y los seis años.

Dic-Dic

Con Dic-Dic tus pequeños pasarán por todas las etapas del proceso: conocer las letras, deletrear, relacionar sonidos con legras, y hasta empezar a escribir. Una de sus virtudes (y rasgos diferenciadores) es que no solo permite aprender la lengua materna, sino también vocabulario de otros idiomas, entre los que encontramos, además del español, el catalán, inglés, ruso y francés.

Asimismo, la estructura de la app nos brinda la oportunidad de escoger el nivel de dificultad, el uso (o no) de pistas sobre la marcha y otras preferencias. A pesar de que se trata de ejercicios, el programa de logros e incentivos que integra supone una auténtica motivación. Los mejores “alumnos”, además, tendrán un juego extra que aparece al acumular una serie de logros.

El diseño, repleto de dibujos divertidos, animales y colores vivos la hace muy atractiva visualmente. Viene con locuciones de hablantes nativos y para su puesta en marcha se ha contado con el asesoramiento de docentes y pedagogos. La hallarás en iTunes de manera gratuita, sin publicidad alguna ni ventas integradas. Uno de nuestros favoritos.

Aprender Jugando

Captura De Pantalla 2016 02 02 A La S 03 24 35

Compatible con Android, Aprender Jugando está enfocada par que los preescolares empiecen a familiarizarse con las letras, animales, números, instrumentos, colores y otras nociones elementales que les acompañarán a lo largo de toda su vida. Podrán lograrlo con solo apretar las imágenes y esperando que se reproduzca el correspondiente sonido o canción, por ejemplo.

En ella también se incluyen vídeo cuentos educativos populares: Caperucita Roja, Los tres cerditos, La Ratita Presumida, Hansel y Gretel y otros personajes volverán a renacer de entre sus cenizas para activar tus recuerdos y que tus hijos aprendan contigo el valor y placer de la lectura. Muy colorida e intuitiva de usar.

ABC Aprende a leer

Captura De Pantalla 2016 02 02 A La S 03 02 12

Desarrollada por Ignacio Despujol Zabala, esta herramienta para iOS se basa en un principio muy simple: la de asociar dibujos con palabras. Encontrarás tres bloques de niveles: alimentación, navidad y playa; a cada uno de los cuales pertenece una serie de términos. Cuantos más aciertos, mayor número de estrellas conseguirá tu pequeño.

Eso sí, algunos usuarios se quejan de que la versión gratuita se queda corta en palabras. Su uso, en todo caso, resulta intuitivo y didáctico. Cuenta con su propia página web y su diseño no se sale nada fuera de lo común de este tipo de utilidades: letras desiguales, colores apastelados, una amplia gama cromática, personajes divertidos, etcétera, son algunos de sus símbolos de identidad.

LudiletrasPro

Ludiletraspro

También de lectroescritura e ideada por la editorial Tekman Books y el Colegio Montserrat de Barcelona, su objetivo se centra en que los menores de entre tres y seis años aprendan a leer y a escribir. Y parece que lo consigue, pues se trata de una de las más populares usadas en varios centros de nuestro país. Como otras tantas, lo que hace es incorporar el juego, haciendo que los escolares identifiquen gestos con palabras.

Se pasa de forma natural de la fase silábica a la composición de términos enteros, más complicados. El sistema dispone de sus propios personajes –Valentina, Faruk, Hugo, Cloe y Lucas- que acompañarán al niño durante todo el aprendizaje. El diseño resulta clásico, agradable y se vale de las típicas tipografías de colegio que a todos nos recuerdan a los cuadernillos Rubio. Ahora bien, es de pago y cuesta 1,99 euros.

Aprender a Leer. Curso Completo

Similar a las anteriores, esta app presta especial atención a las sílabas y, para ello, recurre a imágenes con las que el niño relacionará los vocablos y que, finalmente, sabrá reconocer (método fotosilábico). Según sus creadores, puede empezar a usarse incluso antes de los tres años. Integra símbolos (letras y sílabas), jeroglíficos y sonidos.

Viene con 12 capítulos o cartillas interactivas muy completas (para que te hagas una idea, la primera cuenta con 120 ejercicios) en las que se va incrementando el nivel progresiva y alfabéticamente. Se actualizó por última vez en agosto del año pasado y puede mejorarse mediante compras de entre 2,60 y 9,68 euros; pero merece la pena. Búscala en la Google Play Store.

Otras herramientas

Al margen de las citadas aplicaciones, existen espacios alternativos y canales de YouTube en los que encontrarás información adicional al respecto. Nos quedamos, entre otros, con el de Lectoescritura –donde se analizan los diferentes métodos de aprendizaje, el mejor momento para enseñar, términos como la madurez lectora, etcétera-. Lunacreciente y Paty Poty también incluyen recursos básicos para ligar sílabas con la ayuda de canciones, marionetas y similares.

Piopio Family integra toda clase de consejos y manuales útiles, entre los que se cuelan una serie de videotutoriales destinados a que los más pequeños aprendan a leer divirtiéndose. Se estructura en distintos episodios que aportan también información interesante para padres. En este espacio, asimismo, encontrarás más contenido relacionado con la educación: los colores, tablas de multiplicar, cuentos, restas, y otros.

Imagen | Pixabay

En Genbeta | Un proyecto de Kickstarter convierte los dibujos infantiles en “obras de arte”. La imagen de la semana

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos