Sigue a Genbeta

Ducksboard

El control y análisis de todas las métricas online se han convertido para muchas empresas en algo así como la búsqueda de la piedra filosofal, capaz de convertir todo en oro, para los alquimistas. Para ayudar a esa tarea se ha creado Ducksboard, nuevo proyecto web español que ahora mismo está enviando invitaciones de prueba y que se estrena con muy buen pie.

Ducksboard sigue el modelo de otros proyectos como GeckoBoard. La idea es agrupar en un mismo servicio web todos los datos necesarios para un buen control online de nuestras actividades. De esta manera, se facilita la supervisión de datos (tanto a un primer vistazo como con más profundidad), la creación de informes y la posibilidad de tomar decisiones estratégicas con ellos.

Ducksboard: un escritorio versátil y flexible para cada usuario

Ducksboard 2

Así, en un entorno visual muy cuidado, podemos agrupar todas nuestras estadísticas de Twitter (Followers, RT’s, últimas menciones, búsquedas personalizadas), interacciones en Facebook y en otros servicios sociales como Foursquare.

Ducksboard no sólo es un tracking de redes sociales, puesto que si sólo se quedase en eso ya hay notables actores dentro del sector (por ejemplo, Hootsuite). La idea que maneja es la de que podamos añadir todo dato que pueda ser traído a su servicio y tenga interés. Por ejemplo, nuevos ficheros añadidos a Dropbox, peticiones de soporte técnico por parte de nuestros clientes, todo la información de Google Analytics, estadísticas de servicios de mailing como Mailchimp, monitores de actividad de Amazon Web Services...

La lista de widgets que podemos configurar abruma, pero Ducksboard opta por la inteligente elección de que sea el propio usuario quién decida qué, cómo y cuánto quiere ver.

Ya en los primeros pasos con el servicio, Ducksboard se revela como un producto muy cuidado. Entra por los ojos, con un diseño espectacular, pero además supera muy bien la prueba de hacer accesibles todos los datos. Y lo que es más importante: de hacerlos útiles. Recoger información está bien, pero lo fundamental debería ser facilitar el análisis e instar a hacer algo con los datos.

Hablamos con Diego Mariño, fundador de Ducksboard, para que nos explicara algunos detalles de la creación del proyecto, como las elecciones visuales que han tenido que hacer para lograr el resultado final:

“Lo que teníamos claro desde el principio era que no queríamos hacer “el típico dashboard”: fuentes pequeñas, sin espacios, sin relevancia visual de los datos, con sólo 3 colores (verde, amarillo, rojo).

Buscábamos crear uno que permitiese 2 cosas:

- Que pudiese entenderse de un vistazo: números grandes, colores del servicio para representar (y no texto), mostrar una tendencia a la vez…

- Y que fuese tan bonito que la gente desease mostrarlo publicamente en su oficina

Con estas ideas en la cabeza, dado que ninguno de los fundadores tenemos la más mínima idea de combinar colores y formas, acabamos contratando a Vostok Studio. Trabajar con ellos ha sido un placer y en 2 meses lo teníamos todo preparado.”

Una apuesta cuidada para el entorno profesional

Ducksboard 3

Como comentábamos al principio, Geckoboard es quizás el servicio al que más se acerca Ducksboard: ambos optan por enfocarse al sector profesional y pretender abarcar a muchos y muy diferentes perfiles de usuarios. En cómo se presenta la información, Ducksboard me recuerda a Daytum, aunque éste permitía también usos mucho más enfocados al ocio, al usuario normal de la web y al día a día de las personas.

Ducksboard apuesta por los datos en tiempo real, lo que tal vez abrume a quienes no estamos acostumbrados a tal necesidad, pero que sin duda es su baza más fuerte frente a otros competidores. Así lo cree también Diego Mariño:

“Creo que las principales diferencias ahora son 2:

- Experiencia de usuario: no hay más que comparar nuestras demos :)

- Tiempo real: Para nosotros es una killer feature. Todos los datos los actualizamos o bien en tiempo real, o bien lo más pronto que nos permitan los servicios a los que nos conectamos.”

Claro que, como señalábamos antes, Ducksboard no le da la espalda a aquellos que necesitan las estadísticas como el aire que respiran (¿no dicen por ahí que los datos estadísticos son el nuevo porno?). Opciones como la de poder visualizar el servicio en modo televisión, adaptado a pantallas HD, van por ahí: pueden parecer accesorias, pero son el complemento necesario.

A priori, en sus primeros pasos, Ducksboard pinta como un servicio robusto y con gran futuro, aunque quedan dudas por resolver (¿planes de precios? ¿salida en abierto?), que esperamos resolver en una próxima entrevista en profundidad con sus creadores.

Sitio oficial | Ducksboard

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario