Sigue a Genbeta

Vista justificada de Flickr

Quizá sea demasiado arriesgado decir que Flickr está de capa caída. Sigue siendo el sitio líder en cuanto a fotografía más o menos formal y se siguen subiendo aproximadamente tres mil fotografías en cada minuto que pasa. Lo que es innegable es que Flickr es exactamente igual desde hace varios años, y en Internet la fórmula “si funciona, no lo toques” puede dar o los mejores o los peores resultados.

El caso de Flickr es un tanto singular: si bien todos percibimos que se ha estancado en cuanto a funcionalidades y a diseño y esto está haciendo que muchos usuarios casuales cambien de servicio para almacenar sus fotografías, existe una enorme base de usuarios dispuesta a permanecer en ese servicio mientras siga existiendo, principalmente porque nadie ofrece lo que Flickr (y sobre todo si somos usuarios de pago).

Ahora bien, si bien Flickr parece haber despertado de su letargo prometiendo cambios a lo largo de todo el año, no hay signos de que vaya a revertirse la tendencia actual.

¿Si funciona no lo toques? A Flickr le funciona

Logo de Flickr

Como comento, Flickr lleva siendo básicamente igual desde sus inicios. Esto parece funcionar a la mayoría (y no hay más que ver la página principal de Google). Y a Flickr le funciona: las cifras lo demuestran. Seguimos subiendo imágenes igual que lo hacíamos en 2006, seguimos organizándolas igual que hacíamos en 2006, seguimos mostrándolas igual que hacíamos en 2006. Y quizá no sean necesarios cambios, las cosas como son.

Y de hecho muchos usuarios no quieren cambios: no hay más que ver las quejas que genera cada uno de los cambios que hace Facebook (curiosamente uno de los principales competidores de Flickr en el terreno de los no-fotógrafos). Pero hay otro segmento de usuarios que, precisamente, lo que quiere son cambios, son mejoras. Y mejoras de las de verdad.

No sé para vosotros, pero para mí una nueva forma de ver las fotografías de nuestros contactos es un cambio de verdad, pero no por sí sólo. Igual que la nueva página de fotografías también fue un cambio de verdad, pero no por sí sólo. Cambios leves y atómicos no provocan apenas repercusión, pero es el único modo que tiene Flickr de renovarse sin espantar a su principal valor: su base de usuarios.

El peligro al que se enfrenta Flickr: renovarse o morir

Flickr

Si funciona, no lo toques“. Esa máxima es algo que hemos aprendido todos los que estudiamos disciplinas relacionadas con la informática a base de equivocarnos. Y los profesionales de Flickr no son excepción.

El verdadero problema es que en un medio tan cambiante como el nuestro es verdaderamente peligroso quedarse quieto, sobre todo si existe una competencia más bien frenética que lanza cambios cada pocos meses. Y, aunque parezca mentira, Google+ y Facebook (y Skydrive en menor medida) son los principales artífices de que Flickr se haya decidido a participar del juego de la competencia.

Esto tiene un peligro, y es que los usuarios actuales se decidan a migrar a otras plataformas. Pero es que, si nos ponemos quisquillosos, que Flickr permanezca prácticamente igual que hace seis años también es motivo suficiente para decidir cambiar nuestras fotografías de alojamiento.

Y aun con todo, la guerra de gigantes es bien dura también en este sector. El Flickr de Yahoo! se debe enfrentar a Google+, que ofrece alojamiento ilimitado para imágenes menores a tres megapíxeles, al Skydrive de Microsoft cada vez más integrado con sus ordenadores y a Facebook, que para muchos es más que suficiente y cuenta con el respaldo de la comunidad: como de costumbre, nos quedaremos donde se queden nuestros amigos.

¿Hace bien Flickr cambiando? A mi modo de ver sí, y de hecho lo está haciendo lo mejor que puede. Quizá sea tarde, eso sí, pero eso sólo podremos saberlo con certeza dentro de unos años.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios