Compartir
Publicidad
Publicidad
¿Cómo es el día a día en Solus OS 1.1? Primeras impresiones
Linux

¿Cómo es el día a día en Solus OS 1.1? Primeras impresiones

Publicidad
Publicidad

En diciembre nos preguntábamos dónde habían acabado todas aquellas distribuciones que nos prometían revolucionar el aspecto de GNU/Linux. Muchos de aquellos proyectos seguían intentando sobrevivir o habían sido abandonado, pero Solus OS (antes conocido como Evolve OS) era uno de los que había llegado a buen puerto.

Hoy, coincidiendo con el lanzamiento de su versión 1.1 con mejoras gráficas y de interfaz, hemos decidido probarlo un rato para contaros cuales han sido nuestras primeras impresiones. Se trata de una distribución creada desde cero y con su propio entorno de escritorio, ¿habrá tenido que pagar el precio de esta independencia?

Budgie Desktop, el ás en la manga

Captura De Pantalla De 2016 03 02 17 37 52

En sus orígenes Solus OS pretendía ser una distribución con un aspecto casi clónico al de Chrome OS. Pero durante su desarrollo Budgie Desktop ha ido evolucionando, y ahora es un entorno de escritorio con un aspecto único que le ha hecho merecedor de estar a punto de convertirse en un nuevo sabor de Ubuntu con la bendición de Mark Shuttleworth.

Y no es para menos, porque si hay una palabra que pueda definir la primera impresión que me ha dejado este entorno es sin duda la de "limpieza". Cuando inicias sesión no hay ningún elemento en la pantalla, tan sólo una barra superior en la que veremos el botón de inicio, el centro de software y varios elementos de configuración.

Toda la UI del sistema juega con el contraste del color blanco con el gris oscuro, y es algo que le sienta fenomenal. El buen gusto de los diseñadores de Budgie también nos lo encontramos en la selección de fondos de pantalla, en la simpleza de las ventanas, y en el acierto a la hora de equiparlo con el tema de iconos Moca.

Captura De Pantalla De 2016 03 02 20 06 19

Si pulsamos sobre uno de los iconos situados arriba a la derecha veremos otro de los rasgos personales del sistema: el panel desplegable que aparece en el lado izquierdo de la pantalla. Este widget está compuesto por las secciones de componentes y la de notificaciones. En la primera veremos el calendario, el volumen o la configuración de sonido.

En la otra veremos una lista de las notificaciones que nos ha ido mostrando el sistema, y un botón para que desaparezcan. He de confesar que esta disposición me ha recordado mucho a Android. Por último, el widget también tiene una configuración básica con un botón situado al lado de las pestañas, y abajo tenemos otro botón igual (deberían cambiar uno de los dos) para configurar el sistema operativo, otro para bloquear el ordenador y un tercero para apagarlo.

El menú de inicio se desplegará en la parte superior izquierda de la pantalla y recuerda bastante al de Elementary OS, aunque en realidad es un pequeño legado de su antiguo diseño a lo Chrome OS que fue cambiado de posición. Cumple las funciones básicas de cualquier lanzador que se precie y las apps están bien ordenadas por categorías, aunque echo de menos alguna función presente en Ubuntu o Windows como la de calculadora.

La experiencia out of the box

Captura De Pantalla De 2016 03 02 18 37 53

Cuando llevas ya probadas unas cuantas distribuciones GNU/Linux, lo normal es que por pura inercia te pongas a buscar e instalar tus aplicaciones favoritas en cuanto inicias sesión. Yo por lo menos lo suelo hacer, aunque antes de ello he querido ver las que trae preinstaladas para valorar cual es la experiencia por que nos propone desde el primer inicio.

A título personal siempre me parece una buena decisión que las distribuciones opten por sobercarse lo mínimo posible con aplicaciones que no vamos a necesitar. Aquí, el simple hecho de que sólo haya dos o tres aplicaciones que vaya a desinstalar a las primeras de cambio es una buena señal, aunque no era tan difícil teniendo en cuenta que tampoco hay tantas aplicaciones para Solus.

Aun así, se ha pasado un poco de frenada con su decisión de dejar fuera del paquete inicial una suite de ofimática. De un sistema operativo recién instalado se espera que podamos hacer desde el minuto 1 las funciones más básicas, y en este aspecto la ausencia de Libre Office me parece un error, aunque también he de decir que es el único de este tipo que he notado.

Por lo demás todo ha funcionado correctamente: el touchpad va perfecto, el sistema operativo está bien traducido y el equipo hiberna como debería en cuanto cierro la pantalla del portátil. El único problema que he tenido ha sido al intentar configurar sin éxito el idioma del teclado en el menú de instalación de Solus, aunque accediendo al menú de configuración de idioma he podido habilitar la disposición española sin problemas.

Las aplicaciones, el talón de Aquiles

Captura De Pantalla De 2016 03 02 16 50 00

Solus OS es un sistema operativo que ha sido creado desde cero con los pocos recursos que ha podido juntar su pequeño grupo de desarrolladores, y teniéndolo en cuenta tiene mucho mérito que en su versión 1.1 vaya como un tiro desde el primer minuto. Ya quisieran algunas grandes empresas desarrollar un producto tan estable desde el principio.

Aún así, de vez en cuando he experimentado algún que otro bug ocasional que se les debe haber pasado por alto. El más problemático has ido uno con el que me he topado dos veces al utilizar el buscador integrado en las ventanas para buscar un archivo en concreto. Al borrar el texto de la búsqueda la ventana se me ha quedado bloqueada y he tenido que reiniciar porque no había manera de cerrarla o minimizarla.

A parte de eso todo funciona como debería, lo que es una de las ventajas de ofrecer un sistema creado desde cero y que no arrastre los problemas de una distribución madre. Aunque claro, esta ventaja puede jugar en tu contra si quieres ofrecerle a tus usuarios un amplio ecosistema de aplicaciones, algo que Solus OS no tiene.

Seguramente si el proyecto sigue adelante poco a poco irán llegando más, pero de momento nos tenemos que conformar con poco más que 40 aplicaciones. Una de las últimas adquisiciones ha sido Steam, aunque es un fichaje a medias porque el instalador que se descarga ha dado error en mitad del proceso. Tampoco busques Spotify o Chrome porque tampoco las encontrarás.

Solus OS, una apuesta de futuro

Captura De Pantalla De 2016 03 02 20 00 22

Al haber empezado desde cero el equipo de Solus OS se está permitiendo el lujo de poder desarrollar un sistema ordenado y muy atractivo visualmente. Lamentablemente la ausencia de aplicaciones hace que sea más un proyecto con un futuro prometedor que uno con un presente solvente que podamos pretender utilizar en nuestro día a día.

Pero lo que sí puede tener un futuro brillante más allá de Solus es su entorno de escritorio. Tiene personalidad propia y un diseño atractivo y cuidado, justo lo que necesitan muchas distros de Linux. Por eso mismo no me extrañaría que, si siguen con su buen trabajo, acabemos viendo a Budgie Desktop convertido en uno de los sabores por defecto de varias distribuciones.

En Genbeta | ¿Dónde están aquellas distros que nos prometieron revolucionar los diseños de Linux?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos