Antes de actualizar a Mountain Lion: asegúrate de que tus aplicaciones son compatibles

Sigue a Genbeta

Pantalla de Mac estropeado

Actualizar nuestro ordenador a un nuevo sistema operativo, sobre todo cuando el ordenador es más herramienta de trabajo que máquina para el ocio, no es un proceso que debemos tomar a la ligera, dado que es bastante probable que algunas aplicaciones dejen de funcionar. Y el caso de actualizar de Snow Leopard o Lion a Mountain Lion, lanzado ayer, no es excepción. Tenemos que asegurarnos siempre de que las aplicaciones que utilizamos a diario no dejarán de funcionar cuando actualicemos nuestro sistema operativo.

Y es que herramientas vitales en muchos entornos de trabajo, al parecer, dejan de funcionar cuando el sistema se actualiza a la nueva versión. Tal es el caso de AutoCAD para Mac, Coda, Lotus Notes, MacFUSE, Paralells Desktop 6 Pixelmator o SkyDrive para Mac, por poner algunos ejemplos. Esas aplicaciones funcionaban perfectamente en Lion y no parecen llevarse especialmente bien con la nueva versión de OS X.

La otra cara de la moneda son aplicaciones que funcionan a la perfección tras actualizarse. Por poner un ejemplo, Office para Mac, al menos en su última versión, funciona perfectamente tras la actualización (si bien no obtiene mágicamente compatibilidad con las nuevas características de Mountain Lion, como guardar documentos en iCloud). Por defecto todas las aplicaciones que funcionan en OS X Lion funcionan en la siguiente versión, con ciertas excepciones.

Hay servicios que nos permiten conocer la compatibilidad de aplicaciones con Mountain Lion, gracias a que alguien se ha tomado el tiempo necesario para probar la aplicación y comprobar que funciona o que no funciona. RoaringApps sin duda será de mucha utilidad para todos los que os planteéis la actualización en un futuro muy próximo, sobre todo en el caso de ser equipos usados en puestos de trabajo.

Puede no ser un servicio del todo fiable en tanto que los datos son aportados por los usuarios, pero no está mal como punto de partida. De todos modos, para asegurarse, mejor utilizar una máquina virtual o una máquina secundaria para probar antes de aplicar la actualización en nuestro entorno de producción.

Imagen | Charlie Brewer

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios