Sigue a Genbeta

Amazon Coins para usuarios y desarrolladores de la Amazon Appstore

Amazon nos sorprendió ayer anunciando Coins, su moneda virtual para la tienda de aplicaciones del Kindle Fire. Una forma (diferente) de pago para los usuarios que quieran comprar apps, libros e incluso contenidos in-app en la Amazon Appstore. La compañía de Jeff Bezos no es la primera en adentrarse en el terreno de las monedas virtuales; otras empresas como Facebook o Xbox (Microsoft) ya lo hicieron en su momento y sin tener demasiado éxito.

Como explicó mi compañero Miguel, las monedas de Amazon tendrán un valor de un céntimo de dólar y sólo estarán disponibles para usuarios americanos, para ser gastadas en aplicaciones y juegos para el Kindle fire. Amazon afirmó ayer que, para promocionar el lanzamiento primaveral de Coins, regalará “decenas de millones a sus clientes” para que las gasten en cualquier app, lo que puede generar un incremento temporal en el número de transacciones que se producen en la Appstore.

Sin embargo, la gran pregunta que muchos se hacen en estos momentos es si realmente las Amazon Coins aportan un valor claro a desarrolladores y consumidores. Algo que suponga una ventaja competitiva frente a comprar esas apps y contenidos utilizando dinero de toda la vida, cosa que va a seguir siendo posible.

Una nueva moneda virtual = más trabas para los usuarios

Las primeras reacciones a la noticia de ayer son una mezcla de positivismo e indiferencia. Uno de los argumentos más utilizados para poner en duda la utilidad de Amazon Coins es el que se centra en el extra complejidad que, se supone, añade el proceso.

Si cada vez que los usuarios quieren hacer una compra utilizando Amazon Coins tienen que pararse a convertir su dinero en la nueva moneda virtual de Amazon, se añade un paso extra en el proceso de compra que no aporta demasiada utilidad a simple vista. En un entorno en el que cada vez las empresas centran sus esfuerzos en facilitar y acortar el proceso de compra, Amazon estaría caminando en dirección contraria y sin tener en cuenta los intereses de desarrolladores y consumidores.

Amazon Coins también supone una forma de fidelización de cliente. Supongamos que un usuario tiene un millón de Coins. Ese millón de Coins tendrán que ser gastadas en contenidos de la Amazon Appstore y no podrán ser utilizados en un entorno diferente al de Amazon. Por lo tanto, lo que Amazon consigue es retener al cliente en su ecosistema y limitar sus opciones de gasto.

Monedas y divisas virtuales: la gallina de los huevos de oro

Sin embargo, y observando la trayectoria de Amazon en estos últimos años, resulta difícil pensar que Jeff Bezos y compañía vayan a caer en los errores del pasado, los que empresas como Facebook y Microsoft cometieron en su momento con sus monedas virtuales.

Amazon se caracteriza por entender perfectamente las necesidades del usuario y facilitar al máximo el proceso de compra (son inventores del one-click buying). Por eso resultaría sorprendente que el proceso de conversión de dinero tradicional a Amazon Coins fuese un proceso sin utilidad real, que no aportase un valor añadido y claro.

Además, Amazon parte con una ventaja que ni Microsoft ni Facebook tuvieron en su momento, y es el hecho de tener millones de tarjetas de crédito ya en su base de datos. Muchos consideran también que esta es una de las razones por las que los desarrolladores ganan más dinero, en términos relativos, en la Amazon Appstore que vendiendo esas mismas aplicaciones en Google Play para el resto de usuarios de Android.

Como parte del anuncio, Amazon aseguró a los desarrolladores que el hecho de utilizar o no Amazon Coins no perjudicará a sus ingresos ni al reparto 70/30 por ciento que todas las tiendas de aplicaciones realizan. De forma que el dinero recibido será el mismo si el consumidor compra una aplicación pagando €2.99 euros que 299 Amazon Coins.

Un aspecto que podría suponer una ventaja importante para Amazon está en el pago de comisiones por el uso de tarjetas de crédito. En estos momentos, para comprar apps para Kindle Fire es necesario asociar una tarjeta de crédito a la cuenta de Amazon. Con cada compra, la empresa tiene que pagar una comisión a los bancos en concepto de utilización de dichas tarjetas. Si Amazon Coins tiene una buena acogida por parte de desarrolladores y usuarios, Amazon podría ahorrarse bastante dinero en este tipo de comisiones si tenemos en cuenta que, la única transacción real se produce en el momento de comprar miles o millones de Amazon Coins.

Una gran oportunidad a corto y medio plazo

Es muy pronto para juzgar Amazon Coins e intentar predecir su impacto a corto y medio plazo. Los usuarios americanos comenzarán a recibir “decenas de millones de Coins” en abril, cuando la nueva moneda virtual de Amazon entre en escena. Tendrán que pasar varios meses para poder analizar la apuesta del gigante del eCommerce y para confirmar si realmente estamos ante un caso de éxito o un nuevo intento fallido, como lo fue en su momento Facebook Credits.

Si consiguen que desarrolladores y consumidores se acostumbren a realizar transacciones utilizando Coins, pueden tener mucho terreno ganado y una nueva forma para fidelizar a sus clientes. Y aunque no se prevee que la nueva moneda virtual de Amazon llegue a Europa y España en el corto plazo, seguiremos atentos la evolución de esta nueva apuesta de Jeff Bezos y su pequeño juguete.

En Genbeta | Amazon Coins, la mayor tienda del mundo estrena su propia divisa virtual, Facebook Credits: ¿otro camino a la rentabilidad?
Imagen | Serge Milki

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios