Orange, Vodafone y Movistar lanzan oficialmente Joyn, su alternativa a WhatsApp. ¿Tiene alguna posibilidad de triunfar?

Sigue a Genbeta

Joyn

El pasado mes de Febrero, Vodafone lanzaba Joyn en fase de pruebas en España. En verano fue Movistar la que dio el paso y, hasta ahora, Orange se había mantenido al margen. Meses después, por fin llega la versión definitiva de Joyn a los tres principales operadores de telefonía de nuestro país. Eso sí, por ahora sólo está disponible para dispositivos Android.

Joyn surge bajo el amparo de la asociación GSMA, que agrupa a diversos operadores de telefonía a nivel mundial. España se convierte así en el primer país en el que las principales operadoras se han puesto de acuerdo y lanzan su propia iniciativa conjunta. Se espera que a comienzos de 2013 esta aplicación comience a incluirse por defecto en todos los smartphones que ofrezcan estas compañías (eso si los fabricantes lo permiten, ya que Apple por ejemplo ya ha expresado sus reticencias) y que también llegue a otros países.

Joyn, ¿de verdad es una alternativa?

Si tuviéramos que definir qué es Joyn, la definición “WhatsApp” de las operadoras sería bastante exacta. Joyn permite al usuario establecer chats de texto con los contactos que también utilicen la aplicación, así como compartir fotografías y archivos. El diseño de la aplicación, eso sí, no parece ser nada del otro mundo. Por ahora, además, tampoco incluye la posibilidad de realizar llamadas o videollamadas a través de la red.

Al tratarse de un producto que nace con el visto bueno y la colaboración de las operadoras, también incluye algunas funcionalidades que otras aplicaciones no pueden ofrecer. Con Joyn, por ejemplo, puedes compartir fotografías y vídeo en directo de manera sencilla mientras estás en una llamada. Todo ello con apenas un par de pasos y con la posibilidad de ver los archivos al mismo tiempo que el contacto a quien se lo envíes.

¿Es suficiente para acabar con WhatsApp?

WhatsApp lleva años siendo la alternativa más utilizada para los mensajes de texto SMS, replicando su simple funcionamiento sólo que utilizando la conexión a Internet y ofreciendo, de manera gratuita, sus mismas características. Por eso su número de usuarios ha ido creciendo a nivel exponencial por todo el mundo. La gran pregunta que seguramente se hacen desde Joyn (y, si no, deberían hacérsela) es si lo que ofrece Joyn actualmente es suficiente como para “robar” usuarios de esta popular aplicación.

La respuesta, a día de hoy, parece ser no. Me sigue sorprendiendo que, en un lanzamiento de una aplicación tan importante como debería ser Joyn, tan sólo se conformen en ofrecerla para Android. Descartar otros sistemas operativos en pleno lanzamiento no parece ser la mejor estrategia de expansión. No sólo porque desde otros terminales no se pueda probar, sino porque la gente que sí tenga Android e intente utilizarla se encontrará con menos contactos que si llega a ser multiplataforma desde el inicio.

Otra de las carencias importantes es la ausencia de las llamadas y videollamadas sobre IP. Si bien reconocen que esta característica será añadida en un futuro cercano, esta aplicación pierde una de las ventajas que, a priori, podría tener sobre el omnipresente WhatsApp. No es casualidad que Line, del que ya os hemos hablado y que está muy de moda últimamente, cada vez tenga más usuarios. Su cliente de escritorio y la VoIP son dos de sus grandes bazas.

¿Y Joyn? Bueno, Joyn ofrece que cuando estés hablando puedas compartir archivos con tu interlocutor. Y ya. Años de retraso respecto a otras alternativas y lo único que ofrecen es esto. Tampoco parece que la seguridad, algo por lo que ha sido muy criticado WhatsApp y de lo que presumen en Joyn, sea una de las preocupaciones habituales de los usuarios. La mayoría simplemente quieren un canal de comunicación con el que comunicarse con la mayoría de sus contactos.

El hecho de pertenecer a las operadoras parece ser lo único que puede beneficiarles en un futuro cercano (si consiguen meterlo por defecto en distintos terminales, algo que como ya decimos depende de los fabricantes). Además, el pertenecer al GSMA, que está trabajando mucho en los Servicios de Comunicación Enriquecida (RCS), podría darle una ventaja respecto a otros servicios en un futuro, pero por ahora todo está en el aire.

¿Y qué pinta Libon en todo esto?

Cuando hace unos días, Orange presentó Libon (su propio servicio de mensajería móvil), muchos nos preguntábamos qué pintaba todo esto, cuando supuestamente la operadora estaba participando en la implementación de Joyn. ¿La respuesta? Todavía no lo sabemos. También está Tu Me, la alternativa de Movistar. ¿Quedarán obsoletas con la llegada de Joyn? No parece una buena idea el dividir los usuarios entre mil alternativas distintas. ¿Por qué no concentrar fuerzas y esfuerzos en intentar que una de ellas tenga éxito? Cuando tienes frente a ti un rival tan grande como WhatsApp, parece la estrategia lógica a seguir.

En cuanto a Joyn, y a falta de más novedades, mi opinión es clara: tarde, un diseño regular, sin VoIP, sin una comunidad de usuarios detrás, sin versión global y sólo para Android. ¿Por qué darle una oportunidad? He aquí el gran problema de esta aplicación: actualmente no nos dan motivos para querer utilizarla.

Enlace | Web Oficial de Joyn
En Xataka Móvil | Joyn llega oficialmente a España para clientes de Movistar, Orange y Vodafone

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

29 comentarios