Compartir
Publicidad

Al filtrador de The Revenant no le van a dar un Oscar: le podrían caer 3 años de cárcel

Al filtrador de The Revenant no le van a dar un Oscar: le podrían caer 3 años de cárcel
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como cada año antes de la gala de los Óscar, el diciembre pasado se filtraron los screeners de varias películas candidatas como The Revenant, The Hateful Eight o Creed entre otras. De esta filtración sorprendió su gran calidad de imagen, y ante unos primeros indicios que apuntaban a la propia industria cinematográfica como fuente el FBI empezó a investigar.

La investigación ha llevado a que este fin de semana se haya detenido a Kyle Moriarty, un hombre de 31 años que ha admitido haber filtrado las películas The Revenant y The Peanuts Movie mientras trabajaba para un estudio cinematográfico. Su instrucción empezará el mes que viene, y se enfrenta a una pena máxima de tres años de prisión.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha anunciado que Kyle Moriarty ha firmado un acuerdo de culpabilidad en el que admite haber cogido sin autorización los screeners de la película en el trabajo, y que se los llevó a casa en un USB. Una vez en su casa de Lancaster, California, bajo el seudónimo "clutchit" filtró las películas el 17 y 19 de diciembre utilizando la página Pass the Popcorn Site, a través de la cual empezó a difundirse en redes P2P.

Aunque en el documento no se ha revelado para qué empresa trabajaba Moriarty cuando se llevó el material, la página The Smoking Gun asegura que ha podido saber que era el coordinador de producción del programa "Dr. Phil", que se rodaba en los estudios de la Paramount.

Una filtración de 1,12 millones en pérdidas

Revenant1

Según se refleja el texto del acuerdo de culpabilidad, el que la película The Revenant fuese descargada por más de un millón de personas podría haberle costado al estudio unas pérdidas de por lo menos 1,12 millones de dólares. Este cálculo se ha efectuado asumiendo que el 40% de las personas que la han visto en casa hubieran ido a verla al cine.

La abogada del estado Eileen M. Decker ha declarado que la industria del entretenimiento es la piedra angular de la economía del sur de California, y que la conducta del demandado dañó la misma industria que le proporciona un medio de vida a sus habitantes.

David Bowdich, Director Asistente del FBI en Los Ángeles, también ha declarado que "el robo de películas no es un crimen sin víctimas", y que el FBI continuará persiguiendo a quienes roben propiedad intelectual. Asegura que se trata de un crimen que causa un impacto negativo en la economía norteamericana, y que en el caso de las filtraciones victimiza también a todos los trabajadores de la industria.

El juicio contra Moriarty tendrá lugar el mes que viene, pero tanto por las millonarias pérdidas de la FOX como por las declaraciones de la justicia y el FBI no parece que vaya a servirle de mucho el haber confesado. Habrá que ver cuantos de los tres años en una prisión federal a los que se enfrenta acaban cayéndole, aunque no sería de extrañar que quisieran dar ejemplo con él.

Vía | Torrent Freak En Xataka | Oscars e Internet: filtraciones, mentiras y descargas de vídeos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos