Sigue a Genbeta

Guí­a de inicio en Genbeta


Cambiamos de tercio después de las correspondientes Guías de inicio sobre navegadores web y clientes de mensajería instantánea para adentrarnos en el tercero en discordia como aplicaciones que más se utiliza cuando estamos frente a nuestro ordenador: el reproductor de audio.

Con esta entrada, veremos algunas de las alternativas más interesantes como reproductores de audio en Windows, ya que no podríamos tratar todos los programas que nos gustaría, ni entraremos en aplicaciones más enfocadas a reproducción de vídeo, lo que no quita que algunos de los comentados dispongan de soporte para vídeo.

Winamp 5.5
Winamp
Winamp ha sido durante años uno de los reproductores de audio por excelencia en Windows, pero tras su compra por AOL perdió bastante fuelle y las nuevas versiones se quedaron en simples revisiones de seguridad hasta la versión 5.5 que implementó un nuevo estilo visual, Bento, que integra todas las secciones del reproductor.

Winamp posee soporte para reproducir audio y vídeo, suscribirse a podcasts, reproducir listas de reproducción (.m3u), radio por internet como Shoutcast (que se popularizó gracias a Winamp) además de tener una completa librería multimedia desde donde gestionar todos nuestros archivos de medios.

El soporte para dispositivos multimedia portátiles (qué bonito queda dicho así), o lo que solemos llamar un reproductor MP3, como los iPod o reproductores Creative han hecho de Winamp, junto con lo ya comentado, la mejor opción como reproductor de audio para Windows entre todas las que comentaremos en este artículo.

mmyl_hero.gif
Windows Media Player
Windows Media Player es el reproductor que nos viene integrado en Windows para la reproducción de audio y vídeo, aunque nos centraremos en sus funcionalidades para los archivos de sonido, mientras que en futuras entradas ya repasaremos qué factores aporta al vídeo.

Windows Media Player, con los años, ha ido adoptando algunos de las características de sus equivalentes en otras empresas, pero siempre sin llegar a crear una funcionalidad que realmente aporte algo nuevo.

Uno de los primeros problemas que se nos presentan con Windows Media Player es la gestión más bien dispersa de nuestra librería multimedia, dividiendo entre los tipos de listas inteligentes (autores, género, álbumes, etc) con las listas de reproducción creadas por nosotros.

Aunque si pensábamos que esto es lo más problemático que nos aporta Windows Media Player, deberíamos pensar en la falta de soporte para la suscripción a podcast, cuya funcionalidad la podemos encontrar en casi cualquier aplicación de audio relativamente moderna. No digo que no sea un buen reproductor de audio, sino que se limita a implementar lo justo y necesario sin darnos juego a algo más.

Como buenos aportes, posee soporte para una buena variedad de dispositivos portátiles, estilos visuales y grabación en CD de audio integrada, no siendo suficiente para ser elegido como una opción a tener en cuenta.

iTunes 7.6.2
iTunes
iTunes es el intento de Apple de conquistar a los más reacios usuarios de los reproductores iPod/iPhone en Windows a que cambien su máquina por un Mac, lo que ocurre es que siempre le ha salido un poco rana. No digo que la técnica no funcione, pero que intenten comparar la experiencia de usuario de un iTunes en Mac OS con respecto a un iTunes en Windows es cuando menos inútil.

Como comenté en el artículo sobre navegadores web, Apple nunca ha sabido (parece que la última versión de Safari para Windows ha sido todo un logro) crear aplicaciones con un rendimiento aceptable e iTunes no se escapa a la estadística.

La versión de iTunes para Windows es excesivamente pesada y graves problemas de rendimiento, aunque su soporte para audio, vídeo, podcast, radio en internet, grabación de audio en soportes físicos como CD y extracción de audio a formatos digitales, entre otros, lo hacen un buen partido. Lástima que la compatibilidad de sincronización con dispositivos portátiles se limite a los de su propia casa, iPod e iPhone. Punto.

En resumen, si no tienes un reproductor de Apple, seguramente te interese otra opción.

Foobar2000 0.9.5
Foobar2000
Foobar2000 es, más que por tener soporte para MP1, MP2, MP3, MP4, MPC (uno de mis favoritos), AAC, Ogg Vorbis, FLAC, Ogg FLAC, WavPack, WAV, AIFF, AU, SND, CDDA y WMA, uno de los mejores reproductores de audio, si no es el mejor. Y los es por el hecho de poder personalizarlo al máximo, desde cada panel, atajo de teclado, panel de visualización, cadena de texto, etc. cualquier cosa que imagines, puede ser personalizada, lo que convierte a Foobar2000 es uno de los reproductores más versátiles hasta la fecha.

También, para completarlo, Foobar2000 dispone de una buena variedad de complementos, plugins, soporte para grabación en CD, extracción de audio a otros tantos formatos, soporte para podcast y sincronización con dispositivos portátiles. Vamos, todo un reproductor de audio en condiciones.

Songbird
Songbird
Songbird es el chico nuevo en la escuela, introvertido y sin hacer mucho ruido, pero tendrá su día donde se abrirá camino entre el resto de abusones.

Songbird está basado en una combinación del motor Gecko, al igual que Firefox o Thunderbird, con el soporte de reproducción de medios basado en VLC, que trae todas las funcionalidades que necesitamos en un reproductor.

En Songbird, por ejemplo, disponemos extensiones, plugins, soporte para grabación en CD, extracción de audio, soporte para podcast, sincronización con dispositivos portátiles, incluyendo reproductores de la gama iPod, radio en internet, listas inteligentes,..., junto con otras que son de agradecer, como búsqueda de información de la canción que está sonando en Wikipedia o imágenes relacionadas en Flickr, listas de reproducción inteligentes basadas en archivos en páginas web, etc.

Tampoco podemos terminar esta entrada sin comentar algunos de los reproductores de audio para Windows que nos han dejado un buen sabor de boca durante años pasados como RealPlayer (cuyo poco uso generalizado lo ha ido alejando de los grandes), Sonique (cuyos estilos visuales nos fascinaron antes el insípido Winamp 2.x de la época), Yahoo! Music Jukebox (basado en el desaparecido MusicMatch Jukebox tras su compra por parte de Yahoo!) o el maravilloso Quintessential Player (con un eterno desarrollo que jamás terminó ni continuó dejándonos a la espera) o MusikCube.

En resumidas cuentas, Winamp, Foobar2000 (para los más geeks) y Songbird, serían mis primeras opciones como reproductor de audio, dejando a iTunes o Windows Media Player para los usuarios más acérrimos a las respectivas marcas.

Sitio oficial | Winamp, Windows Media Player, iTunes, Foobar2000, Songbird, RealPlayer, Yahoo! Music Jukebox.

Actualización: Por petición en los comentarios, también incluiré un par de reproductores, AIMP2 y XMPlay, que nos recuerdan bastante a Winamp en sus inicios, requieren muy pocos recursos del sistema, poseen skins visuales y disponen de soporte para un buen número de formatos de audio.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios