Sigue a

La pelea de esta nueva década: Netflix y Hollywood

Estos últimos días estamos presenciando una historia muy interesante. Una batalla que hemos visto en la última década repetida varias veces aunque con las discográficas como principal actor de la película. Hoy, el actor se llama Netflix.

Después de años de pelea entre diferentes startups y las discográficas, que defendían un negocio tradicional y arcaico frente a la revolución tecnológica que los primeros proponían, esta vez tenemos a Netflix en el meollo de la cuestión y defendiéndose como pueden.

Seguramente a estas alturas ya habréis leído algo al respecto, pero hace un par de meses Netflix cambió su plan de precios medio separando el negocio de alquiler de DVDs del de streaming. Los usuarios, como suele pasar cuando lo que se toca es el precio, se quejaron sin parar y tampoco recibieron explicaciones de ningún lado.

Desde ese momento el valor de las acciones de Netflix en el Nasdaq ha caído en picado, perdiendo cerca de un 40% en los últimos dos meses: dicho de otra forma, a ojos de Wall Street, Netflix vale ahora casi la mitad de lo que valía antes.

¿Es esto real?, ¿tiene esto sentido? seguramente para aquellos que buscan un beneficio en el corto plazo (que es el caso de muchos accionistas de empresas tecnológicas) sí, pero para muchos otros que observan el mundo tecnológico y de Internet desde una perspectiva más amplia, ni mucho menos.

Separación total del negocio de streaming del de alquiler de DVDs

Si algo se puede criticar de Netflix en estas últimas semanas es su falta de comunicación con los clientes, aspecto que Reed Hastings (CEO) cubrió en un email y vídeo enviado a los usuarios ayer mismo.

Con motivo de dicha comunicación desde Netflix anunciaron algo todavía más importante y que tiene sentido en el contexto de la subida de precios anunciada previamente: la separación total del negocio de alquiler de DVDs y streaming. Algo que tarde o temprano iba a pasar porque el futuro, y en eso me imagino que estamos casi todos de acuerdo, está en el streaming y no en alquiler físico de películas y series de televisión. Este anuncio, junto con el que se produjo la semana pasada que rebajaba las expectativas de clientes de Netflix para la segunda mitad del año 2011, ha provocado la enésima caída de la cotización de la compañía en el Nasdaq.

cotizacion-netflix-nasdaq.png

La gran pregunta que unos y otros se preguntan en estos momentos es, ¿con quién está peleando Netflix?, ¿por qué se produce esta separación de negocios? Y la respuesta me temo que está en un pequeño barrio de Los Ángeles llamado Hollywood; donde tienen su domicilio la mayoría de estudios cinematográficos.

La doctrina de la primera venta

En un artículo de Bill Gurley publicado ayer se explicaba la situación actual de Netflix y los estudios de una forma sencilla: el negocio del alquiler físico de DVDs se basa en lo que se conoce como la doctrina de la primera venta, que permite que el comprador de un DVD físico lo pueda vender, alquilar o regalar sin necesidad de tener un permiso especial del creador. Esta doctrina, que es del 1908, ha sido el principal pilar sobre el que Netflix fue construido en 1997.

Ahora bien, el streaming es otro cantar. En el caso del streaming no existe una doctrina similar, de forma que los derechos de Netflix para distribuir esas mismas películas son muy limitados y los costes muy elevados. Bill Gurley argumenta que posiblemente Hollywood haya puesto a Netflix entre la espada y la pared, pidiendo cada vez más y más royalties por sus productos y, finalmente, forzando a Netflix a diferenciar claramente sus dos principales modelos de negocio con un aumento de precios por el medio.

La clave de toda esta cuestión está en la respuesta a una pregunta: ¿quién necesita más a quién?, ¿Netflix a Hollywood o Hollywood a Netflix? esto daría para otro debate intenso que dejaremos para otro día porque no hay una respuesta universal a tal pregunta. Mientras tanto unos creen que Netflix vale la mitad que hace apenas 8 semanas y otros creemos que plataformas como Netflix son el futuro. Ese futuro que discográficas no quisieron ver durante más de 10 años. Veremos ahora cuánto le cuesta verlo a los estudios de Hollywood.

En Genbeta | Netflix subre sus precios y los clientes estallan en reclamaciones , Netflix se disculpa y se centra en el streaming separando la división de alquiler de discos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios