Sigue a Genbeta

Aunque hace ya casi dos años se filtró en la red un documento que explicaba los pasos que debían seguir las autoridades que quisieran solicitar información perteneciente y publicada en la cuenta de algún sospechoso, hasta ahora nunca habíamos visto cómo era el documento final que Facebook enviaba a los investigadores. Y digo hasta ahora porque sobre estas líneas tenéis un ejemplo.

En este caso, la policía solicitó a Facebook información sobre la cuenta de un hombre que atracó a dos mujeres y asesinó a otra justo antes de suicidarse. Las primeras páginas del documento pertenecen a la propia solicitud de la Policía de Boston, pero después se puede ver la respuesta de Facebook con todos los datos solicitados: mensajes enviados, comentarios, imágenes publicadas… y la información relativa a sus amigos. Esto último es precisamente lo más chocante.

Se puede entender que, en un caso justificado, Facebook se vea obligado a proporcionar información sobre un sospechoso en un caso de asesinato, pero, ¿qué culpa tienen sus amigos? El documento que acompaña a este post no es privado, es público (así lo ha querido la propia Policía de Boston, ya que lo ha difundido con el resto de material público del caso) y tan sólo tiene partes “censuradas” en negro porque así lo ha querido el periódico que lo ha publicado finalmente. La versión pública está realmente sin editar, con todos los problemas que esto podría causar.

Vía | TechCrunch
En Genbeta Social Media | La privacidad en Facebook queda de nuevo en entredicho

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario