Compartir
Publicidad

Cuando la viralidad funciona: un perro por un millón de "Me gusta"

Cuando la viralidad funciona: un perro por un millón de "Me gusta"
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La viralidad es un recurso que todo publicista y experto en márketing quiere conseguir alguna vez en la vida. Es un efecto realmente complicado de conseguir y que si se intenta forzar puede llegar a tener consecuencias muy negativas. Por esta razón es difícil ver con asiduidad campañas que la buscan, por lo que se suele ver últimamente son campañas de publicidad curiosas y que llamen la atención para ser compartidas, al menos por unos cientos, en las redes sociales.

Aunque ha habido campañas que han conseguido esa viralidad sin, quizás, buscarlo (como aquel ‘Amo a Laura’ de MTV), hay ocasiones que se produce en entornos alejados de la publicidad y de todo interés económico. Es el caso del que os queremos hablar hoy: las niñas que consiguieron un cachorro con un millón de “Me gusta”.

La historia es sencilla pero a la vez efectiva. De una conversación familiar entre un padre y sus hijas salió la solución de que, si querían un cachorro en casa, tendrían que conseguir un millón de “Me gusta” con una foto en Facebook. Ellas ni cortas ni perezosas crearon una página (con ayuda de su padre) para intentar lograr su cometido. ¿Qué consiguieron? Pues ni más ni menos que (a la hora de escribir esto) más de millón y medio de “Me gusta”. En menos de una semana y sólo subiendo una foto.

¿Cómo consiguieron este éxito arrollador? En primer lugar sin forzar la viralidad. Ellas subieron únicamente una foto con un cartel hecho a mano pidiendo los “Me gusta” y lo compartieron con algunos de sus contactos. ¿Por qué los contactos lo compartieron masivamente? Pues es sencillo. Una foto de unas niñas tan pequeñas pidiendo, únicamente, un cachorro genera cariño y “adorabilidad” si somos minimamente receptivos a este tipo de contenidos. A todo esto hay que añadirle que el objetivo no tenía nada que ver con una marca, con algo económico ni con intereses ocultos (salvo el de disfrutar de un perro en la familia, claro).

¿Qué podemos aprender de esto? Simplemente que cualquier contenido puede convertirse en éxito gracias a la viralidad. No hay que buscarlo, simplemente hay que crear contenidos en las redes sociales que agraden a nuestros usuarios o clientes y así en algún momento, si tenemos mucha suerte, podamos convertirnos en el próximo contenido viral que circule a través de todas las redes sociales.

Más información | Two girls and a puppy
En Genbeta Social Media | Campofrío lo vuelve a hacer y triunfa en las redes sociales con su nuevo anuncio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos