Diez consejos básicos de seguridad para evitar que te roben la cuenta de Twitter

Sigue a Genbeta

Problemas ABC

Sobre estas líneas podéis ver el último caso de robo de cuenta de Twitter que algún medio o celebridad ha sufrido. En esta ocasión, ABC parece haber perdido el control de la cuenta @abc_deportes, que ha pasado a publicar cosas sin sentido desde este jueves a mediodía. Pero ABC no son los únicos: ya hemos visto como famosos, empresas y marcas caían presas de hackers y otros “graciosos” informáticos.

¿Cómo evitarlo? A continuación os vamos a dar unas pautas básicas, muy sencillas de seguir y para las cuales no hace falta ser ningún ingeniero informático. Revísalas y cúmplelas en todas las cuentas de Twitter que administres para minimizar los riesgos. A fin de cuentas, perder un perfil puede conllevar consecuencias más allá de un simple disgusto.

  • Utiliza una contraseña única y difícil: no uses la misma contraseña en Twitter que en cualquier otro servicio. Cuanto más larga y difícil sea, mejor. Cámbiala periódicamente.
  • Asegura la dirección de correo asociada: comprueba que la dirección de correo asociada es segura. Cuidado con la contraseña y con los métodos de recuperación (pregunta secreta y demás). Lo mejor en estos casos es activar la verificación en dos pasos.
  • Si utilizas una aplicación para Twitter, asegura su contraseña: de nada sirve que asegures tu cuenta de Twitter si luego utilizas una aplicación como Hootsuite, Tweetdeck y similares y cualquiera puede acceder a ella.
  • Utiliza sólo tu ordenador: evita acceder desde dispositivos que no son tuyos y que podrían estar infectados o controlados por otras personas.
  • Protege tu teléfono móvil: un simple código de desbloqueo podría darte un margen valioso de tiempo para cambiar las contraseñas en el caso de que te roben tu terminal y tengas en él configurado tus perfiles.
  • No accedas desde web desconocidas: asegúrate de que el dominio es siempre twitter.com y no otro. Twitter nunca te solicita la contraseña por correo ni te pide que la introduzcas en ninguna web.
  • No accedas a enlaces sospechosos: en ocasiones otras cuentas infectadas (incluso de conocidos) mandan mensajes privados o menciones con enlaces sospechosos. Nunca entres en ellos.
  • Cuidado con los permisos: cuidado con las aplicaciones a las que das permisos. Si no las conocidas y no confías en sus desarrolladores, no les des el control de tu cuenta.
  • Controla el acceso: ¿quién tiene acceso a la cuenta? Si son varias personas, lo mejor es tener documentado quién tiene la clave de acceso. Si alguien deja el equipo, hay que cambiar la contraseña y eliminar permisos cuanto antes.
  • Cuida la seguridad del resto de usuarios con acceso: de nada sirve que tu cuides todos estos aspectos y luego otra persona que administra la misma cuenta no lo haga. Insiste en que todos

Enlace | Twitter sale al paso de las quejas sobre seguridad y aconseja a sus usuarios

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario