Herramientas imprescindibles para el Community Manager: Bitly

Sigue a Genbeta

bitly.jpg

Medir es vital si queremos valorar si la publicación de una determinada actualización ha tenido éxito o no. Además de otras variables dependientes de la red social de la que estemos hablando (en Twitter podemos mirar los retweets, en Facebook los comentarios o las veces que se ha compartido), es imprescindible saber también si nuestra publicación ha tenido éxito difundiendo su contenido, enlaces en su mayoría.

Por eso los acortadores de enlaces que además proporcionan estadísticas son muy útiles, ya que, además de permitirnos reducir el numero de caracteres al máximo para poder aprovecharlos para otras cosas, nos permiten medir el número de clicks que ha conseguido un determinado link. Uno de los más utilizados es Bitly que, aunque su polémico rediseño dio bastante que hablar en su día, sigue siendo uno de los más completos.

Bitly, acortando y midiendo a la vez

Para utilizarlo, no es necesario tener una cuenta creada, pero sí recomendable ya que permite mantener un historial de enlaces acortados organizado y muy sencillo de utilizar. Además, las cuentas son gratuitas. Para acortar un enlace basta con pegar la URL original en el apartado marcado a tal efecto en la página principal del sitio. Inmediatamente después nos aparecerá una ventanita con la URL abreviada.

bitly-1.jpg

Existen aplicaciones que te automáticamente utilizan tu cuenta de Bitly para acortar los enlaces, sin necesidad de que lo hagas tú manualmente (Buffer, por ejemplo). Además, si acortas frecuentemente links, puedes recurrir a las distintas extensiones para navegador, que con un simple click ya te realiza la operación sin necesidad de tener que visitar el sitio web de bitly.

En el apartado Stats podemos acceder a las estadísticas de nuestros enlaces. Si deseamos más detalles, basta con hacer click en el link que queramos. No sólo nos ofrecen resultados totales, sino que también los muestran por fecha y también por origen. Por ejemplo, de esta manera sabemos en qué sitios ha tenido éxito el enlace (si lo hemos publicado en más de una plataforma) y en cuáles no. Si además ha aparecido en algún tweet, nos aparece en la parte inferior de la página.

bitly-2.jpg

Quizás el único fallo que tiene bitly es el no permitir compartir un link con distintas direcciones acortadas. Es decir, si tienes un enlace A que quieres compartir en Twitter y en Facebook, al convertirlo a dirección corta sólo te da una opción. No puedes obtener un link corto para Twitter y otro para Facebook, lo cual en muchas ocasiones sería mucho más sencillo para medir.

También es bastante curioso que no permita tener estadísticas privadas. Si alguien conoce un enlace bitly (son públicos, claro, esa es la idea), basta con añadir un símbolo + al final para que cualquiera pueda acceder a las estadísticas en cuestión. Por ejemplo, en uno de los últimos posts de H&M en Google+ aparece este enlace: http://bitly.com/oRZ1ro. Basta con ir a http://bitly.com/oRZ1ro+ para comprobar las visitas que ha recibido, sin que nosotros seamos los propietarios del mismo.

Otras alternativas

Bitly no es el único servicio de acortación de enlaces que existe, aunque sí uno de los más usados. Una alternativa útil podría ser goo.gl, perteneciente a Google y que ofrece un servicio similar. Otra opción, también muy interesante, podría ser crear direcciones cortas personalizadas basándose en algún servicio de los ya existentes, como ya os explicamos

En Genbeta Social Media | ¿Cómo trabajar con un acortador de direcciones web personalizado?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario