Sigue a Genbeta

bitly1.jpg

Ayer os hablábamos de cómo bitly, el hasta ahora acortador de enlaces más utilizado, se había transformado por completo y, en cierto modo, con el cambio pasaba a asemejarse a delicious o demás servicios de marcadores. La respuesta de los usuarios no se ha hecho esperar y, salvo raras excepciones, la mayoría de ellos están muy descontentos con el cambio. Un rápido repaso a los comentarios del anuncio oficial nos lo confirma.

Es obvio que los cambios no suelen gustar a grandes comunidades acostumbradas a utilizar una herramienta de manera casi automatizada, pero en este caso creo que las quejas de los usuarios están fundamentadas y no me queda más remedio que estar totalmente de acuerdo con ellos. Bitly, que era un simple acortador, ha añadido nuevas funcionalidades. ¿El problema? Que lo ha hecho a costa de complicar las funciones más básicas que tenía.

Sí, yo también lo odio…

Puede decirse que soy una heavy-user de bitly. Dependiendo del día, puedo utilizarlo para acortar entre 20 o 30 enlaces, a la vez que consulto las estadísticas de muchos otros que he acortado previamente (vamos, que utilizo este servicio como monitorización). ¿Por qué no me gusta la nueva versión? Lo voy a resumir en una razón fundamental: lo que antes me llevaba dos clicks (pegar dirección y copiar dirección acortada), ahora me lleva cuatro (Add a bitmark, pegar, click en Save and share, copiar url acortada).

“Pero eso sólo son unos segundos, que quejica eres”, dirán algunos. Puede que sí y que lo sea, pero cuando trabajas con tantos enlaces al día es precisamente cuando más aprecias la simplicidad de un servicio. Bitly lo era, simple y fácil de usar, y ahora no lo es. Que la principal función de la página, que a fin de cuentas es un acortador de urls, ahora lleve el doble de pasos de lo que llevaba antes es que el planteamiento de este rediseño no ha sido el correcto.

Pero ése no es el único problema. Antes, en mi página principal, con un simple vistazo podía ver los últimos enlaces que había acortado y los clicks que había conseguido cada uno. ¿Y ahora? Pues ahora tienes que irte a la pestaña Stats, donde está recopilada la información. Aquí se pierden otras funciones básicas, como la posibilidad de copiar un enlace acortado directamente desde la vista principal, algo que personalmente utilizaba muchísimo con la antigua versión.

...y en Bitly lo saben

Cuando el día después de lanzar tu gran novedad al mundo tienes que publicar un post explicativo con las principales funcionalidades explicadas, paso a paso, es que algo no se está haciendo bien. El nuevo diseño no es intuitivo ni para nuevos usuarios ni tampoco para antiguos (a mí me costó lo suyo simplemente saber cómo llegar a copiar los enlaces). Si algo apreciaba del antiguo Bitly era lo fácil que era utilizarlo.

Sí, seguramente acabe acostumbrándome, si es que antes no decido cambiar de acortador de enlaces, pero sin duda, y para mí, el nuevo diseño y la nueva filosofía de la página es un completo error. Bitly era un servicio perfecto para acortar urls y monitorizar su impacto, no había necesidad ninguna de convertirlo en una red social de enlaces ni en un servicio de marcadores, que de esos ya hay muchos y más avanzados. Señores de Bitly, permítanme decirles una cosa: se han equivocado y no, los que nos quejamos no somos minoría.

PD: Lo más curioso de todo es que, para los usuarios no registrados, el servicio sí que sigue funcionando como antes y permite acortar con un sólo click. A los que estamos registrados, no. En fin, un despropósito.

En Genbeta Social Media | El nuevo lavado de cara de bitly: de acortador de urls a red para compartir enlaces

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario