¿Nos fijamos a la hora de dar permisos a las aplicaciones en las redes sociales? No, pero deberíamos

Síguenos

permisos.jpg

No hace mucho comentábamos por aquí lo importante que es controlar a qué aplicaciones damos permisos en nuestras cuentas de las redes sociales, ya que en la mayoría de casos les estamos dejando acceso completo a nuestros perfiles. Esto ya ha jugado alguna mala pasada a algún político y es que, si nos descuidamos, podemos convertir nuestros muros en granjas de spam.

Según un estudio realizado por la firma de seguridad Secure.me, publicado tras analizar más de 500.000 aplicaciones de Facebook, el 63% de las aplicaciones tienen el permiso de los usuarios para escribir como si fueran ellos, mientras que el 69% de ellas consiguen datos personales como el correo electrónico del usuario sin mayor dificultad.

Al permitir este tipo de publicaciones a las aplicaciones, éstas consiguen aún algo más valioso: información. Pueden saber lo que publicamos, lo que publican nuestros amigos, nuestras fotografías… hasta el día de nacimiento del usuario. Concretamente, el 21% de las aplicaciones analizadas permiten acceder a información privada de los amigos del usuario, no sólo a la suya. Y el 12% puede recopilar datos de tu localización sin que tú te enteres.

En muchas ocasiones, los usuarios no son conscientes del poder que otorgan a las aplicaciones al aceptar los términos de uso y los permisos de seguridad que éstas solicitan. Puede que de Instagram y otras aplicaciones podamos fiarnos, tal como comentan en Mashable, pero, ¿qué ocurre con otras cuyos autores son desconocidos? ¿Y qué culpa tiene el usuario de que sus amigos acepten cualquier cosa que se les ponga delante? ¿Debería ser Facebook más estricto con estos temas?

Vía | Mashable
En Genbeta Social Media | Cuidado con qué aplicaciones o juegos asocias tus cuentas sociales

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario