Por qué el Google social tiene que dar aún un golpe en la mesa

Sigue a

Google+

Este post va a ser algo más que un recordatorio de que Google lanzó su red social, Google+, hace ya un tiempo. Todos estamos ya perdiendo el interés en un proyecto que, sobre el papel, era más que interesante, pero que se ha descaifeinado con el paso de los días y las semanas.

La apuesta de Google en Google+ era total y está suponiendo una total revolución en todo el ecosistema Google. Cierre de servicios superfluos, integración de servicios existentes… Google+ es la capa social que le faltaba a Google como buscador. Pero todavía tiene que dar un último golpe en la mesa para afianzar su propuesta.

Google+: el camino hacia el éxito pasa por la integración de todo el ecosistema Google

¿Recordáis Google Buzz? Google presentó hace más de año y medio un servicio que, de nuevo, sobre el papel tenía todas las de ganar. Y sin embargo parece que hoy no lo usa nadie.

Google+ es capaz de replicar todas las funciones de Google Buzz. ¿Por qué sigue activo Buzz? Tener activos todos los servicios supone que el contenido generado por los usuarios se diluya entre dos, tres y hasta cuatro canales, volviéndose prácticamente irrelevante para éstos. Google abrió la senda correcta cerrando, entre otros, Sidewiki.

Pero le queda mucho por integrar. Buzz no tiene por qué desaparecer, pero sí debería integrarse para que Google cuente con una única apuesta social en la que volcar todos los recursos dedicados a éste área. Y esto puede incluir, por ejemplo, agregar mejores funciones sociales en Google Calendar o Google Music, o integrar también las de Google Reader. ¿No estaría bien que no pudiéramos recomendar contenido de tres formas distintas (en Google Reader, en Google Reader con nota o con un +1), sino con una simple recomendación que llegara a todos nuestros contactos?

Y todo esto sin olvidar que Google+ y la actividad que hacen los usuarios en el site (sobre todo con el famoso botón +1) supone una fuente de datos inmejorable para Google y su motor de búsqueda, que sigue (y debe seguir siendo) el centro de su ecosistema de servicios. El motor de búsqueda, recientemente mejorado, podría llegar a ofrecer resultados relevantes para cada usuario en función de las recomendaciones (en forma de +1) de sus contactos más cercanos, influyendo en el posicionamiento de las páginas web en el popular buscador. Brillante.

Con Picasa Web Albums lo hicieron magistralmente: simplemente integrando en Google+ un excelente servicio ya existente (e incluso mejorándolo). Y con Google Talk repitieron la experiencia: cogieron un software existente y que funcionaba a la perfección, lo integraron con Google+ y lo mejoraron para hacer las famosas “quedadas”. Incluso se están atreviendo a integrar ciertos detalles de Google+ en Gmail, mezclando la faceta social con las aplicaciones de productividad de la gran G. ¿Qué hizo que el resto de servicios permaneciera independiente?

¿Qué le falta a Google+ para acabar de plantar cara a Facebook?

Funciones de Google+

Las comparaciones son inevitables, siendo Facebook el rey de las redes sociales a nivel mundial (en España sabemos que Tuenti tiene el trono, el cetro y toda esa parafernalia en usuarios, y que no les va nada mal, aunque Facebook tenga cifras mayores en cuanto a tráfico). Pero Facebook tiene cosas que Google+ no.

La primera: una API con la que otros desarrolladores puedan utilizar los servicios de Google+. Ya sabemos, de hecho, que esta va a tardar un poco en llegar (aunque alguna gente de confianza tendrá acceso a ella antes de lo previsto).

La segunda: funciones. Google+ dio el primer paso incluyendo juegos (y de una manera elegante, además). No hay posibilidad de crear eventos a los que invitar a nuestros contactos (de nuevo, una manera espléndida de aprovechar Google Calendar), no hay cuentas de empresa ni páginas que puedan crear las marcas para estar en contacto con sus consumidores.

Y no hay clientes móviles para plataformas no-Android y no-iOS (por ejemplo, un cliente para BlackBerry se hace casi imperativo si quieren competir de alguna manera con el casi omnipresente WhatsApp, que ya tiene mucha más competencia). Todo esto puede llegar a volverse en contra de Google+.

Y la tercera y más importante de todas: gente. Por mucho que toda cuenta de Google con Gmail pueda tener acceso a Google+, algo muy gordo tiene que pasar para que la gente deje Facebook y se pase a otras alternativas. Y aunque haya un billón de cuentas registradas, de nada valen si tienen una actividad tan baja como ahora. Pero este tipo de pereza es habitual: los usuarios de Tuenti que no tienen cuenta de Facebook os aseguro que no tienen ninguna intención de cambiarse. Y todos estaremos donde esté nuestra gente.

En definitiva, Google+ tiene que mejorar todavía bastante para que pueda ser considerado relevante y no un fiasco más, como parece que va camino de ser. Una interfaz preciosa, una interfaz funcional… pero todavía falta de funciones. Pero la incógnita verdadera es si la gente va a moverse de sus actuales redes sociales (Facebook, Tuenti…) para irse a Google+, aun con todas las mejoras que proponemos y las que parece que Google va a acometer: no hay ninguna garantía de ello.

En Genbeta | Google+ está perdiendo tráfico, ¿está perdiendo interés?
En Genbeta Social Media | El tráfico de Google+ continúa descendiendo ¿terminó el hype? | Google+ a fondo: los errores de la nueva red social
Más información | Las diez estaciones en el vía crucis de Google Plus

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

45 comentarios