Sina Weibo, el híbrido asiático entre Twitter y Facebook que está rompiendo todos los récords

Síguenos

Weibo

En la noche del 31 de diciembre al 1 de enero, el pico de actividad en Twitter se vivió cuando en Japón daban la bienvenida al nuevo año. En total, se estima que se consiguieron 33388 tweets por segundo. En el caso de Sina Weibo, una plataforma asiática de microblogging que se estrenó online en 2009, casi se logró igualar esta cifra, con 729571 mensajes por minuto. ¿A qué se debe tal éxito?

Sina Weibo, mezcla de Twitter y Facebook

Para los que no conozcáis Sina Weibo, se trata de una plataforma de microblogging que incorpora funcionalidades tanto de Twitter como de Facebook y que sólo opera en los países asiáticos. Si bien lleva meses hablándose de una posible versión en inglés, lo cierto es que ahora mismo el servicio sólo ofrece versiones para China, Hong Kong y Taiwan.

A pesar de estar tan limitado geográficamente, Sina Weibo se ha convertido en una de las redes sociales revelación de estos meses. No sólo con récords espectaculares como el que os comentábamos antes, sino porque a diario se publican en torno a 100 millones de mensajes en esta plataforma y actualmente reunen a más de 400 millones de usuarios (Twitter ha pasado recientemente la barrera de los 500 millones, por comparar).

Celebridades, marcas, grandes compañías… Todos los que tienen presencia en los mercados asiáticos tienen también su pequeña representación en esta red social. La cuenta más popular en la misma es la que administra Yao Chen, una actriz china que ya ha conseguido reunir a más de 21 millones de seguidores. De nuevo, en comparación, una celebridad a nivel global como es Justin Bieber tiene actualmente 32 millones de seguidores en Twitter. Barack Obama, en cambio, se queda con “sólo” 25 millones.

La historia del éxito

En julio de 2009, tras una serie de violentas protestas contra el gobierno chino, las autoridades decidieron bloquear el acceso a Twitter, Facebook y otras redes sociales extranjeras, quedándo estás tras el “Gran Firewall” de China. Los servicios locales no corrieron mejor suerte, siendo obligados muchos de ellos a cerrar sus puertas.

Sina presentó Sina Weibo poco más de un mes después, lanzando una versión de prueba con funcionalidades básicas a las que poco a poco se les fueron añadiendo nuevas funcionalidades y una completa API para facilitar el lanzamiento de aplicaciones de terceros. El ascenso ha sido meteórico desde entonces, llegando en menos de cuatro años a superar los 400 millones de usuarios registrados.

Pero ¿por qué Sina Weibo sigue abierto en China, cuando otros no corrieron la misma suerte? Una de las principales quejas que recibe el servicio es la férrea censura por parte del gobierno chino. No está muy claro hasta qué punto es autocensura por parte de la compañía (para evitar el cierre) o cuánta influencia tienen los oficiales del gobierno a la hora de determinar qué es publicable y qué no lo es.

Un servicio marcado por la censura

Poco a poco, la red social va introduciendo nuevas medidas para terminar con estos “problemas”. Las más impactantes las vimos el pasado mes de maryo, cuando se anunciaron sanciones para los usuarios que difundieran noticias falsas, información privadas o ataques a otras personas. Cada cuenta parte con 80 puntos, que se ven reducidos por cada una de estas infracciones (a lo carnet de conducir por puntos). Una vez se llega a cero, la cuenta se cierra automáticamente.

Previamente, en marzo, intentaron implementar la obligatoriedad del registro con un nombre real, algo impuesto por las leyes creadas a tal efecto en China. Un mes después de haber adoptado esta política, tan sólo el 60% de los usuarios la cumplían. En el mismo mes, y a modo de castigo, el gobierno chino obligó a Sina Weibo a cerrar los comentarios de los posts durante tres días.

Existe una completa lista de palabras baneadas completamente del servicio, aunque de nuevo no tenemos claro si vienen impuestas por las autoridades o simplemente es iniciativa propia de Sina Weibo para evitar más problemas. Las organizaciones internacionales que, además, quieran abrir su sucursal en esta red social, deben atenerse a las leyes chinas. Hace unos meses, el diario The New York Times decidió abrir una cuenta allí. Horas después, ya estaba suspendida.

Suspendido

A pesar de todo, Sina Weibo es una de las plataformas más libres y en las que más protestas contra las autoridades se concentran. Incluso se está utilizando, por parte de algunos usuarios, para denunciar la corrupción entre algunos funcionarios del país. Tras una foto filtrada en Sina Weibo, un político local causante de un accidente mortal fue despedido de su cargo, por ejemplo.

Poco a poco, además, parecen estar relajándose las condiciones de la censura. Los usuarios también están aprendiendo a adaptarse a la situación, recurriendo a indirectas, bromas difíciles de entender e incluso memes en imágenes para expresar su descontento y sus propuestas. Todos estos contenidos son mucho más difíciles de filtrar.

Principales diferencias entre Sina Weibo y Twitter

Weibo

Similitudes:

  • Existen menciones y hashtags.
  • Los enlaces se acortan con t.cn.
  • Cuentas verificadas.
  • Se están centrando en potenciar la versión móvil del servicio.

Diferencias:

  • Admiten 140 caracteres chinos, lo que puede equivaler a 70 u 80 palabras.
  • Los comentarios a cada post van anidados, no en el timeline.
  • Permiten incluir contenido multimedia (fotos, vídeos, etc.) en el propio post, sin tener que desplegarlo.
  • Posibilidad de añadir emoticonos, dibujos, encuestas y otros contenidos.
  • Plataforma de e-commerce incluida, tienen incluso su propia moneda.
  • Hashtags ordenador por temáticas.
  • Acceso mucho más restrictivo a la gente que no tiene cuenta creada.
  • Chat.

La expansión internacional, prácticamente imposible

Una hipotética expansión internacional de Sina Weibo no sería nada sencilla. Tal y como funciona ahora el servicio, todos los usuarios deberían cumplir las leyes de China en lo que a Internet se refiere, lo que no sería nada fácil de exportar a ciudadanos de otros países. Cambiar estas normas perjudicaría a Weibo de cara a su relación con las autoridades chinas, lo que, llevado al extremo, podría conllevar su cierre.

Lo que posiblemente sí veamos cada vez más son cuentas pertenecientes organizaciones o celebridades internacionales. Ashton Kutcher, por ejemplo, ya tiene la suya, pero no parece que las grandes marcas occidentales vayan a tener futuro en la red social. Por ahora Sina Weibo triunfa pero sólo en Asia (sin competencia alguna, también hay que decirlo), desde donde tampoco se espera que salga hasta que las condiciones políticas cambien.

Enlace | Sina Weibo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios