Sigue a Genbeta

tonterias-dospuntoceriles.jpg

- Tía, ¿tú al final qué vas a hacer el viernes en la fiesta del insti?

- Aún no lo he decidido. Luego nos feisbuqueamos.

¿Nos feisbuqueamos? ¿Qué coño significa eso? ¿Cuál es el verbo? ¿“Feisbuquear”? O, tal vez sea con “k”, ¿“feisbukear”? Tras la buena acogida que tuvo la primera parte de “Tonterías dospuntoceriles: Oiga, perdone, ¿le puedo tuitear?” y mientras me pienso si esto da para un serial más allá de estos artículos, de momento, allá va otra segunda entrega de esta saga.

Y es que, ¿tanto hemos cambiado con respecto a las nuevas generaciones (y no me refiero a las de la gaviota)? Esta vez, en la conversación se encuentran dos amigas adolescentes, influenciadas por este “dospuntocerismo” creciente.

- Ayer me pilló el profe con una chuleta en el examen de Conocimiento del medio, tía. ¡Menudo fail me he marcado! – le dice una a la otra

- Eso no es un fail… ¡es un epic fail, tía! – le contesta la otra

Como cualquiera a su edad, tienen los clásicos problemas de la adolescencia que ¿todos? tuvimos:

- Jolín, tía, pues al final no sé si me voy a poder liar con Toni

- Pero, ¿no me contaste que te había dicho que eras fea y que no le gustabas nada?

- Ya, pero al final me puso este símbolo, mira. (Le acerca el móvil y aparece este símbolo: ;))

- Ya te digo, tía. Eso lo cambia todo. ¡Es que los tíos no se aclaran!

Hacen fiestas de pijamas cuando una se queda sola en casa:

- Oye, pues está muy chula tu casa. ¿Tu padre en qué trabaja para tener una casa así?

- Es CEO

- Ah… Pues el mío es más bien guapete y mi casa es mucho más pequeña.

Y algo que a toda mujer le molesta (tenga la edad que tenga, eso no cambiará) es que le copien el vestido:

- ¿Has visto, tía? Ya le vale a la Jessi.

- ¿Por?

- Se ha comprado los mismos leggins que yo

- ¿Y eso?

- Se ha enterado de que tengo 1.000 followers en Twitter y soy una influencer

- Ya le vale.

Van a merendar al Vips:

- ¿Qué haces, tía? Se te está quedando frío el sandwich Brooklyn

- ¿Y eso qué más da? No te irás a creer que no lo voy a subir a Instagram

- ¿Sabes que lo acaba de comprar Facebook?

- A mí eso me da igual, yo ya tenía las cuentas vinculadas. Voy por delante de eso.

Pero, eso sí, cuando tienen un día bueno… ¡se les nota muchísimo!

- Al final mi madre me va a comprar el nuevo jomesinsurráund. Vamos, un caprichito…

- ¡Enhorabuena, tía! ¡Menudo win!

Pues eso, que estamos locos con esto del Social Media. Y la enfermedad va a peor, mireusté.

En Genbeta Social Media: Oiga, perdone, ¿le puedo “tuitear”? Tonterías “dospuntoceriles” (I)
En Genbeta Social Media del mismo autor: Confirmado: no nos leemos lo que tuiteamos (Caso real)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario