Sigue a

John Borthwick

Digg, empresa que fue en su momento líder de la web social, es muy diferente al Digg de ahora, la empresa que pretende resucitar a Google Reader después de que la compañía de Mountain View anunciase que no le interesa seguir manteniendo al flote al lector de RSS.

El Digg de hace unos años tiene muy poco que ver con el que conocemos hoy en día. Lo único que se mantiene, al fin y al cabo, es la marca y la tecnología. Éstas son las únicas partes que la incubadora neoyorquina Betaworks adquirió en el verano pasado, en una serie de operaciones que acabaron por descuartizar al Digg que Kevin Rose y Jay Adelson habían creado.

Las partes mencionadas anteriormente se estima que le costaron a Betaworks $500 mil dólares. Como parte de la operación, LinkedIn adquirió varias patentes de la empresa a cambio de $4 millones de dólares, mientras que el periódico Washington Post se hizo con los 15 trabajadores que por entonces la empresa tenía a cambio de $12 millones de dólares.

Una de las empresas pioneras de la web social acabó siendo vendida por menos de $15 millones de dólares después de varios años de declive. Unas cifras que, por ejemplo, se alejan mucho de los $200 millones de dólares que Google llegó a ofrecer a la empresa en julio del 2008. Una oferta que Kevin Rose ha admitido que quizás deberían haber aceptado.

¿Qué es Betaworks, la empresa que compró Digg en verano?

El Digg que conocemos hoy en día está liderado por John Borthwick, co-fundador de Betaworks junto a otro emprendedor en serie, Andy Weissman, que recientemente abandonó la compañía para introducirse en el mundo de la inversión formando parte de Union Square Ventures. El nombre de Betaworks no es muy conocido por la mayoría, pero esta incubadora de Nueva York está detrás de marcas y productos de la talla de Bit.ly o Chartbeat y ha invertido en un gran número de startups en los últimos años.

Desde el primer momento, John Borthwick y el resto del equipo admitieron que Digg era un reto muy apetecible. De la web creada en su momento por Kevin Rose sólo se mantiene la marca, ya que Digg es ahora una especie de lector social; uno más que compite con otros de la talla de Pulse, Prismatic o Zite. Una empresa, por tanto, que no aporta nada nuevo en estos momentos.

Por eso no debería sorprender demasiado el anuncio de que van a construir un Reader que sustituya al propio de Google. Betaworks y Digg no tienen nada que perder en estos momentos, y se les ha presentado una oportunidad muy interesante para desarrollar y lanzar un producto que mejore al anterior y que, además, cuenta ya con un público interesado y que a poco que se hagan bien las cosas le dará una oportunidad.

Los detalles que tenemos sobre lo que Digg pretende hacer con su lector son muy excasos. Por lo comentado en el anuncio oficial, en Digg pretenden “identificar y reconstruir las mejores características de Google Reader (incluyendo su API), pero también mejorar el producto para que encaje en el 2013” e incluya señales de otros medios como Twitter, Facebook, Tumblr o Hacker News.

Por ello los usuarios no deberían esperar un Google Reader idéntico al que todos conocemos hoy en día. Betaworks tiene ante sí una buena oportunidad si hacen las cosas bien y si son capaces de innovar sobre lo ya existente. De no hacerlo, caerían en los errores de Google que han llevado a su Reader a la desaparición.

“El Digg que todos conocemos no va a desaparecer”, afirma la nota oficial. El nuevo Reader probablemente sea un producto que lo complemente y que, esperemos, satisfaga las necesidades de todos los huérfanos. Se unen así dos productos o marcas que poco tienen que ver con lo que fueron en su momento o que han tenido un final poco feliz, Digg y Google Reader. Betaworks se enfrenta a un reto muy importante; por el bien de los usuarios, esperemos que tengan éxito.

En Genbeta | Adiós Google Reader

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios