Síguenos

Google Chrome

Google, con el lanzamiento de su navegador Google Chrome, está sufriendo en sus carnes mantener un navegador alternativo con una pequeña cuota de usuarios. Me refiero a que ciertas webs impidan su acceso desde otros navegadores que no sean Internet Explorer o Firefox, ya sea porque no funcionan en ellos o porque simplemente no se han probado en otros navegadores. En este caso concreto, Google está molesto porque Hotmail no deja acceder a sus usuarios que usan Chrome, aunque técnicamente no haya ningún problema.

Paradójicamente, este tratamiento lo venimos recibiendo los usuarios de Opera con los servicios web de Google desde hace años. Por ejemplo, a día de hoy Picasa Web aún avisa de que nuestro navegador no está soportado. Google Docs era incompatible hasta hace muy poquito, y eso que Writely, su semilla, sí que era compatible con Opera.

La solución que Google ha encontrado para impedir que Hotmail banee su navegador es la misma que utilizó Opera: enmascararse como otro navegador cambiando la Cadena de Usuario que se envía a esa web. En este caso se enmascara como Safari, que sí está soportado y que debería renderizar muy parecido a Chrome ya que su motor es el mismo, Webkit.

Como siempre, Microsoft parece que disfruta estando en medio. Sus servicios son otros de los grandes sitios que no son probados en todos los navegadores. De hecho, MSN y Hotmail también fueron los primeros sitios web que banearon a Opera sin razones técnicas aparentes y que llevaron a que este empezara a engañar al servicio de Microsoft.

Tras esta actualización, que ya deberíais tener instalada porque es la versión estable, los desarrolladores de Chrome y Hotmail se han enzarzado moderadamente en una discusión sobre este tema. Para Matt Cutts, esto es un ejemplo de cómo su navegador se actualiza más rápido y con más agilidad que los servicios web de Microsoft.

Omar Shahine, desarrollador de Hotmail, hace una réplica en esa conversación que no tiene desperdicio y que traduzco lo más fielmente posible:

Ese comentario es bastante ingenuo. Piensas en Hotmail como una simple página web, ¿y esperas que un servicio con cientos de millones de usuarios y miles de servidores deje lo que esté haciendo, solucione un bug de un navegador que la mayoría de sus usuarios no utiliza, y despliegue un lanzamiento violando su ciclo de desarrollo? Ya nos hemos comprometido a arreglar este problema en el siguiente lanzamiento del servicio (ya ha empezado a enviarse al sitio), lo que en mi humilde opinión es una reacción aceptable.

A lo que Matt Cutts ha respondido que ellos, sorprendentemente, también tienen algo de experiencia con servicios web con cientos de millones de usuarios, y que eso no les evita actualizar sus servicios en el momento que lo requieran, usualmente con menos de una semana entre actualizaciones.

Dicho esto, hay varias cosas que comentar. La primera es que, según parece, siguen menospreciando a un navegador por el número de usuarios, aunque a mí varios millones de usuarios no me parezca una nimiedad. Esto sería pasable si fuera un fallo del navegador el que afecta al sitio, pero señores, estamos hablando de servicios web que no respetan ni uno solo de los estándares y que tratan bugs de diferentes navegadores como features. Y que en muchos casos simplemente se necesita cambiar un par de líneas. Tanto los de Google como los de Microsoft.

Otro tema es la actitud de casi cualquier servicio de Microsoft, que parece que tiene como norma probar en dos o tres navegadores y vetar la entrada a los demás, sin razones técnicas aparentes. Todavía tenemos que dar las gracias, porque hubo un tiempo en el que sus servicios web solamente se podían disfrutar al 100% en un solo navegador, el suyo.

Para acabar, la actitud ciertamente hipócrita de Google, que ahora se encuentra en ambos bandos. Cuando ha necesitado crear algo relativamente avanzado, como Google Maps, bien que ha desarrollado librerías completas para emular características de Firefox en Internet Explorer, como ExCanvas. Sin embargo, usuarios normales y corrientes han tenido que arreglar los desaguisados de Google en navegadores como Opera. Y como digo, son soluciones sencillas que simplemente no se añaden porque no están en su agenda.

Esperemos que al menos Google cambie esa mentalidad y soporte a más navegadores por defecto. Esperar que Microsoft haga lo mismo ya me parece utópico.

Vía | Opera Watch > Cnet > Google Blogoscoped
Más información | Notas de versión de Google Chrome

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

33 comentarios