Nuestras fotos no están a salvo ni aunque paguemos, y el último caso de Google Fotos destrozándolas lo demuestra

Nuestras fotos no están a salvo ni aunque paguemos, y el último caso de Google Fotos destrozándolas lo demuestra
27 comentarios

Dado que muchos usuarios utilizan servicios de alojamiento de fotos en la nube como modo de salvaguardar extensas colecciones de fotos (frecuentemente demasiado voluminosas como para permanecer en un único dispositivo móvil o en una única tarjeta de memoria de la cámara), un incidente que destruya o deteriore dichos archivos puede ser para muchos de nosotros una pérdida irreparable de nuestra memoria vital, equivalente a que alguien acceda a nuestro armario y queme la mayoría de las fotos del álbum que nos dejó nuestra abuela.

Ese tipo de incidentes no son sólo un 'peligro potencial': ayer mismo explicamos en Genbeta cómo diversos usuarios del servicio de alojamiento de imágenes en la nube de Google, Google Fotos, habían denunciado que la plataforma parece haber corrompido aleatoriamente la mayoría de sus fotos más antiguas, en torno al período 2014-2015.

Más allá del hecho de que la compañía asegure estar trabajando ya en el problema, y de que quizá todo quede al final en un susto, queda claro que no podemos confiar la memoria de nuestra vida (o, meramente, el resultado de años de trabajo) a plataformas como Google Fotos o cualquiera de sus competidores.

Así que, ¿qué hacer? Lo primero que debemos tener claro es que cualquier estrategia que pase por 'poner todos los huevos en la misma cesta' es igualmente vulnerable a hechos fuera de nuestro control: de hackeos y metidas de pata de empleados a terremotos e incendios. De este modo, sí, Google Fotos (y Amazon Fotos, y Dropbox, etc.) son una buena alternativa a considerar, pero siempre como copia de seguridad de la copia de seguridad, y no como alojamiento primario de nuestras fotos.

Teniendo en cuenta que el 'alojamiento primario' debe ser no sólo un lugar donde depositemos las fotos, sino que nos proporcione herramientas para editarlas, etiquetarlas, clasificarlas y visualizarlas, preferentemente desde múltiples dispositivos, no parece que 'dejarlas en nuestro disco duro' sea la mejor opción (aunque nunca estará de más). Así, se nos abren dos grandes opciones, ambas resumibles en "montarnos nuestro propio Google Fotos"...

Instalarnos un NAS en casa

Un NAS es un tipo muy particular de PC (normalmente usan sistemas operativos y/o distribuciones diferenciados de los de uso doméstico), que se distinguen porque están pensados para permanecer online, dando acceso desde el exterior a colecciones concretas de los contenidos que aloja; y porque suelen recurrir a configuraciones de alojamiento de archivos (sus sistemas de ficheros tampoco son el típico FAT/NTFS) que permiten aprovechar la redundancia: cuentan con más de un disco duro, siendo algunos de ellos 'espejo' de los otros.

Normalmente, permiten instalar aplicaciones específicas para cada uso potencial (gestores de ebooks / fotos / vídeos, servidores web, etc.), y proporcionan aplicaciones cliente para otros sistemas operativos (como Android) para permitirnos acceder a ese material.

Tras el anuncio de que Google iba a dejar de proporcionar espacio ilimitado para Google Fotos, ya analizamos con detalle en Genbeta la utilidad y puesta en marcha de un equipo NAS.

Netxcloud (o similar) en 'tu propia' nube

Next
Nextcloud Photos, en funcionamiento

Otra alternativa en montarte tu propio servidor web: recurriendo a un VPS o instancia AWS/Azure, por ejemplo, podemos poner en marcha una instalación de Nextcloud, un gestor de contenidos que nació como una alternativa libre y autoinstalable a Dropbox, pero que con el tiempo ha ido sumando módulos que lo sitúan como alternativa también a Google Docs, Google Fotos, Outlook, Evernote, etc. Por supuesto, esta opción requiere de una pericia técnica mayor que la del NAS, y sólo es recomendable para usuarios avanzados.

Pero con eso no basta: plan B, plan C...

Si has optado por poner en marcha cualquiera de las dos opciones anteriores, ¡enhorabuena, ya tienes una plataforma que controlas directamente y que te permite suplir a Google Fotos! Pero, ¿de verdad la controlas directamente? El proveedor de VPS, o el desarrollador del sistema operativo tu equipo NAS también puede hacer que algo falle catastróficamente.

Así que sigues necesitando planes de respaldo, tanto en la nube (las plataformas comerciales habituales) como domésticas, como optar por discos portátiles, a ser posible a buen recaudo mientras no estén siendo usados, que no permanezcan constantemente conectados a tu equipo. Y debes estar muy atento a cualquier funcionamiento irregular de los mismos (al fin y al cabo, también se degradan con el uso).

Discos
Los NAS de Synology puedes funcionar con un único disco duro... pero, oye, si puedes ser precavido, mejor.

Lo importante, al final, es contar con el apoyo de la redundancia (repartir los huevos en 2-3 cestas, vaya): un incendio en tu casa puede destruir tu NAS y una caída de Cloudflare puede hacer caer Google Fotos, pero sería muy mala suerte que todo ocurriera simultáneamente.

Temas
Inicio