Compartir
Publicidad
Publicidad

José Enrique Serrano, Jefe de Gabinete de Zapatero, clave en la ofensiva contra Internet

José Enrique Serrano, Jefe de Gabinete de Zapatero, clave en la ofensiva contra Internet
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos meses El Confidencial otorgaba a José Enrique Serrano, jefe de Gabinete de Zapatero, el papel de “verdadero artífice” de la inclusión de la denominada “Ley Sinde” en el anteproyecto de la Ley de Economía Sostenible (LES).

Citaba el periódico digital “fuentes socialistas de toda solvencia”. Desde entonces algunas fuentes no han parado de derramar informaciones que apuntaban en la misma dirección: el ala oeste de la Moncloa. Estas informaciones recobran toda su relevancia cuando el Gobierno recupera energías y anuncia una ofensiva contra la “piratería” solapando su discurso con el de los lobbies que buscan la protección de sus intereses.

Ayer Ignacio Escolar, dedicaba su columna en el diario Público, precisamente, a José Enrique Serrano. El todopoderoso cocinero de la Moncloa. Escolar escribía sobre la “reforma laboral”, pero le dedicaba este párrafo a José Enrique Serrano:

Zapatero prepara el decreto de la reforma laboral en secreto, con casi la única ayuda del director de su gabinete, el tan desconocido como poderoso José Enrique Serrano: el jefe del ala oeste de La Moncloa, que antes ocupó ese mismo puesto con Felipe González, y que ya se sienta en la mesa de negociación con patronal y sindicatos
Serrano, en cada crisis de Gobierno, suena siempre como ministrable. No le deseo ese mal. El día que lo nombren ministro, será que le acaban de degradar

También elconfidencialdigital de José Apezarena, veterano periodista con muy buenas fuentes, adjudicaba la verdadera paternidad y promoción legislativa de la denominada “Ley Sinde” a José Enrique Serrano:

En privado, la ministra muestra su desconcierto porque fue una persona del gabinete del presidente el que le dio una consigna inequívoca de que apostara duro por esta iniciativa. Se trata de José Enrique Serrano. Las fuentes consultadas confirman que el ‘fontanero’ de Moncloa impulsó personalmente este anteproyecto
Pero hay más. La sorpresa de González-Sinde fue en aumento cuando se percató de que ni Zapatero ni Alfredo Pérez Rubalcaba estaban al tanto del contenido del proyecto. Hay que recordar que José Enrique Serrano ha sido considerado siempre un hombre cercano al ministro del Interior. Sin embargo, en esta ocasión no advirtió a Rubalcaba de lo que se estaba fraguando

“El fontanero ha resultado ser el chef” confirma una fuente alejada, ahora, de Moncloa pero muy próxima a la calle Ferraz, “en Moncloa se ha cocinado estos días la gran ofensiva contra la llamada piratería que exigen los poderosos lobbies”, dice esta misma fuente, que “actualiza” las noticias sobre Serrano y la promoción monclovita de la Ley Sinde con el nuevo dato: se ha impuesto la agenda de Serrano en relación con la lucha contra la piratería que imponen los lobbies y ACTA. Todo se habría activado después de la visita de la ministra de Cultura a Washington. En España y en Bruselas.

Hay prisas por “hacer algunas cosas” antes de dejar la Moncloa, el “partido queda al margen y sale perjudicado” explica un dirigente socialista, más próximo, al menos en privado, a las tesis de Rodríguez Ibarra sobre Internet y los derechos de autor que a las del “desconocido” José Enrique Serrano.

Pero, ¿quién es el fontanero que ejerce de chef en la Moncloa y al que El Confidencial califica de “verdadero artífice” de la Ley Sinde?. ¿El hombre de los lobbies internacionales en la cocina del poder?, como afirma un responsable político de un partido a la izquierda del PSOE. ¿Leyenda? ¿Verdad? Consultemos en Internet, mientras se pueda.

José Enrique Serrano Martínez, abogado de profesión, fue nombrado en enero de 1987 director general de Personal del Ministerio de Defensa por el entonces titular de la cartera Narcis Serra. Ocupó este destino en Defensa hasta el 21 de junio de 1991, fecha en la que Serra lo incorporó a su equipo de directos colaboradores como secretario general de la Vicepresidencia del Gobierno hasta la dimisión de Serra por las escuchas de CESID. También formó parte del Consejo de Administración de la Sociedad Estatal Expo ’92.

Entre 1995 y 1996 fue el director de Gabinete de Felipe González en la Moncloa. Serrano fue la mano derecha de González en los años más duros del Gobierno del PSOE, marcado por los escándalos de corrupción.

En abril de 1995, Serrano tuvo que prestar declaración como testigo ante el magistrado del Supremo, Eduardo Moner, en relación con el denominado “Informe Crillon” (documento elaborado por una agencia de detectives, a petición del entonces vicepresidente del Gobierno, Narcís Serra, en el que quedaban reflejadas las actividades del ex presidente de Banesto, Mario Conde). El ex Director de la Guardia Civil, Luis Roldán, aseguró que el entonces secretario general de la vicepresidencia fue el encargado de realizar los pagos mensuales a la agencia norteamericana Kroll, autora del “Informe Crillón”.

En mayo de 1995 la Fiscalía del Tribunal Supremo solicitó a Eduardo Moner que efectuara un careo entre Luis Roldán y Serrano, con el fin de aclarar las contradicciones surgidas en las declaraciones de ambos. El careo se produjo el 21 de junio. Finalmente, el 25 de julio, la Sala Segunda del Tribunal Supremo decidió archivar las diligencias abiertas por la elaboración del informe alegando “ausencia de conductas delictivas”.

Serrano también tuvo un papel importante en la gestión del caso Banesto y en la posteriores negociaciones con Mario Conde. El presidente del Gobierno designó como interlocutores en estas conversaciones con el entorno de Conde a José Enrique Serrano y al secretario general del CESID, Jesús del Olmo, que prosiguieron las reuniones desde el mes de julio hasta el uno de septiembre. Santaella también era abogado del coronel Juan Alberto Perote.

En 1997, el propio coronel Juan Alberto Perote, ex alto mando de los servicios secretos españoles, afirmó que el anterior Gobierno socialista intentó comprar su silencio sobre la “guerra sucia” contra ETA, en la que él estaba inculpado. El ex jefe de la Agrupación Operativa del Centro Superior de Investigaciones del Ejército (CESID) declaró que dicha oferta de dinero a cambio de su silencio se la hizo llegar, en nombre del anterior Gobierno español, el empresario Francisco Paesa. Y dio más detalles: la oferta procedía del entonces director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, José Enrique Serrano.

Según El Mundo, Serrano ayudó al general Javier Calderón a repatriar a uno de sus hijos, que había sido arrestado en Tailandia por tráfico de drogas. Los gastos que se derivaron de estas gestiones se habrían pagado con los fondos reservados. Calderón fue nombrado jefe del CESID por el Gobierno de Aznar.

También hay referencias a Serrano en casos como Filesa o el AVE, relacionados con la trama de financiación del PSOE en tiempos de Felipe Gonzalez. En 1999, el ex directivo de Filesa, Alberto Flores, dijo que Serrano, ocupando entonces el cargo de jefe de gabinete de Almunia, amenazó a sus hijos cuando acudieron a la sede del PSOE diciéndoles que “mucho ojo con lo que hacían o perjudicarían su situación penitenciaria”.

Serrano cesó como director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno el 8 de mayo de 1996, al llegar José María Aznar a la Moncloa. La victoria de José Luis Rodríguez Zapatero en las elecciones del 14-M le abría de nuevo las puertas de “su cocina”. La cocina del poder que no se vota.

Foto | Yeray Díaz
En Nación Red | Zapatero: “Hay que erradicar la piratería como en su día se erradicó de los mares”

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos