Compartir
Publicidad
Publicidad

Ni Izquierda Socialista ni CiU han apoyado el referéndum constitucional

Ni Izquierda Socialista ni CiU han apoyado el referéndum constitucional
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los diputados de IU, ICV, UPyD, ERC, BNG, CC y Nafarroa Bai que presentaron un escrito conjunto para exigir un referéndum sobre la reforma de la Constitución pactada por PSOE y PP, no han conseguido más que el apoyo de dos diputados del Grupo Socialista, se trata del ex secretario general de Comisiones Obreras, Antonio Gutiérrez, y el diputado por Córdoba y juez de profesión, Juan Luis Rascón, que anunció hace meses que abandona el partido. Eso es todo, amigos.

El PNV quiso registrar su propio "escrito" para diferenciarse de los demás hasta el final, si bien, mostró su disponibilidad - en los pasillos del Congreso - a sumar sus cinco diputados al de las minorías (o viceversa). Aunque la maniobra de los nacionalistas vascos de centro-derecha añadía cierta confusión y perjudicaba al objetivo perseguido por los pequeños partidos. La posición del PNV recordó la calculada ambigüedad que mantuvo cuando se negoció la Ley Sinde.

Contando con los cinco diputados del PNV son 19 los parlamentarios que han apoyado con su firma el referéndum, por lo tanto, han faltado 16 firmas de las 35 que son necesarias para forzar que la reforma constitucional se someta a las urnas (10 por ciento de la Cámara) como han exigido miles de ciudadanos digitales (#yoquierovotar).

Quizás el hecho informativo más relevante de esta cuenta atrás para conseguir las 35 firmas haya sido que no han firmado los diez miembros que conforman el grupo parlamentario de CiU a pesar de defender el referéndum en declaraciones públicas. Los nacionalistas catalanes de centro-derecha han preferido esperar a que hubiese 25 firmantes a favor del referéndum. Seis firmas han faltado.

De todas formas la decisión de los convergentes ha molestado a los pequeños partidos. El portavoz de ERC, Joan Ridao, la ha calificado de "surrealista", mientras que desde ICV, la diputada Nuria Buenaventura, ha acusado a Josep Antoni Duran i Lleida de "faltar al respeto a los ciudadanos" por decir que no pensaba hacer "numeritos" con su formación y con IU. Desprecia a una formación que tienen más votos que la suya, aunque menos escaños, por cierto.

Aunque mucho más vergonzosa es la posición de los inexistentes socialistas críticos, caso único en un grupo parlamentario socialista europeo. Por no firmar no han firmado ni los diputados de Izquierda Socialista, la corriente crítica del PSOE, cuyo portavoz se ha hecho con un puesto de salida en la lista de su partido por Madrid, donde también aparece, detrás de él, el diputado más próximo a esta corriente, el sindicalista Manuel de la Rocha, que tampoco ha apoyado el referéndum. Otros diputados socialistas que anunciaron su apoyo al referéndum se han "olvidado" de sus promesas públicas, es el caso del diputado por A Coruña, Xavier Carro.

El portavoz del Bloque Nacionalista Galego (BNG), Francisco Jorquera, que desde el primer momento apoyó el referéndum, ha querido dejar claro que ellos han asumido su "responsabilidad" como diputados y que los que no han firmado la petición serán los que tengan que "ser responsables ante la sociedad".

Todos somos mayores de edad no vamos a ir rogando firmas

En opinión de Gaspar Llamazares, el hecho de que PSOE y PP (PPSOE) no acepten la consulta es "un símbolo de la fractura entre bipartidismo y sociedad", pero no de la "política y los ciudadanos" porque los diputados que han firmado la petición son "parte de la política". Por eso considera que este episodio, además de abrir el "ineludible" debate sobre las consultas populares en España, debe servir para discutir sobre cómo funciona la disciplina parlamentaria.

Una clara mayoría de españoles (dos de cada tres encuestados) son partidarios de la celebración de un referéndum sobre la reforma constitucional que han pactado el PSOE y el PP (y sus socios navarros de UPN). La gran mayoría de los electores de izquierda creen que nada puede justificar que no se consulte a los ciudadanos.

Izquierda Socialista, se llaman. Ahora se alinean con José Enrique Serrano - por un sillón - y dan la espalda a la iniciativa de Vicenç Navarro en la red. Camino de servidumbre y a favor de la corriente.

En Nación Red | #yoquierovotar en el referéndum constitucional que el PPSOE no quiere convocar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos