Compartir
Publicidad

Uber y la treta para engañar a Apple: ya no es solo una cuestión de privacidad

Uber y la treta para engañar a Apple: ya no es solo una cuestión de privacidad
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uber “seguía” a sus usuarios aún después de que borrasen la aplicación de sus iPhone, contó The New York Times.

Hasta que los ingenieros de Apple se dieron cuenta. Fue entonces cuando Tim Cook, consejero delegado de Apple, citó a Travis Kalanick en Cupertino, donde le amenazó con retirar la aplicación de Uber de la App Store si no detenían este tipo de prácticas, ya que violaban las guías de programación de aplicaciones establecidas para salvaguardar la privacidad de sus usuarios.

La treta de Uber

Uber comenzó a hacer este seguimiento en 2014, cuando todavía estaba operando en China antes de vender su negocio a Didi Chuxing, para evitar el fraude, dice el artículo del The New York Times. Los conductores de Uber estaban usando iPhone robados para crear numerosas cuentas para realizar trayectos fantasma y aumentar sus ingresos.

Para evitarlo, Uber identificaba la huella digital de cada iPhone impidiendo que al borrarse los datos se engañara al servicio. El problema es que Apple prohibió seguir la identificación única de dispositivo en 2013 por motivos de privacidad.

Para prevenir que los ingenieros de Apple que analizan las aplicaciones que se publican en su tienda, Uber creó un perímetro virtual sobre Cupertino para ocultar las llamadas de seguimiento de su aplicación. Ingenieros en otras oficinas fuera de la sede descubrieron el truco, según confirma también TechCrunch.

El problema es que la prensa dejó entrever que Uber realizaba un seguimiento de sus usuarios aunque borrasen la aplicación cuando Uber lo que hace es detectar la huella digital para evitar fraudes.

Uber emitió un comunicado a través de un representante en el que expresó que no siguen a usuarios específicos ni siguen sus localizaciones. Poder reconocer a los agentes fraudulentos cuando intentan volver a entrar en nuestro servicio es una importante medida de seguridad tanto para Uber como para nuestros usuarios”, concluyó. También aclaró que Uber sigue usando métodos de identificación de dispositivos para evitar fraudes.

Chris Saad, jefe de plataforma de desarrollo en Uber, escribió una agresiva reacción al zarandeo mediático que estaba sufriendo Uber a raíz del artículo: “Son clickbaits vergonzosos. Son literalmente noticias falsas: se ha tergiversado y exagerado un detalle para crear indignación”, dijo en su página de Facebook.

La prensa y Kalanick

Uber no sigue a sus usuarios, sólo detecta cuando una aplicación se reinstala. Eso asegura la compañía. Pero… ¿por qué ocultar código a los ingenieros de Apple entonces?

Este incidente es uno más en la larga lista de los problemas internos que están sofocando a Uber. En enero, una gran cantidad de usuarios eliminó la aplicación ya que la compañía, según su criterio, quiso sacar beneficio de las huelgas derivadas por la toma de posesión del cargo de Donald Trump; en febrero, Susan J. Fowler, exingeniera de Uber, se marchó de la compañía por la permisividad con el acoso que existía dentro de ella; días más tarde, Kalanick fue grabado en vídeo discutiendo con uno de sus empleados y, más recientemente, Waymo, uno de sus rivales en la carrera por la conducción autónoma, demandó a Uber por hacerse de forma supuestamente ilícita con parte de sus secretos comerciales.

El fundador, caracterizado por su ambición y sus polémicos métodos, ya no puede más solo y busca un número dos tras los casos de polémica en los que se ha visto envuelta la startup.

Uber ha pasado de ser la niña bonita de Silicon Valley a copar los titulares de la prensa por escándalos, acusaciones y salidas de tono de su fundador.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos