Publicidad

Por qué es tan bueno para Sony y Microsoft su histórico acuerdo para streaming de videojuegos y contra quién va dirigido
Actualidad

Por qué es tan bueno para Sony y Microsoft su histórico acuerdo para streaming de videojuegos y contra quién va dirigido

Publicidad

Publicidad

Tras más de 17 años de competencia feroz entre Microsoft y Sony, desde que los de Redmond lanzaran la Xbox original, ambas compañías han anunciado que dejan de lado su rivalidad y se unen para impulsar el streaming de videojuegos y servicios en la nube.

Sony y Microsoft explorarán el desarrollo de futuras soluciones en Microsoft Azure que apoyen sus servicios de streaming de videojuegos y de contenidos multimedia, a lo que sumarán estudiar cómo puede usarse la actual infraestructura de Azure para las soluciones de streaming de juego y contenidos de Sony. Con ello, aseguran, además de beneficiar a todos sus usuarios a nivel mundial, mejorarán las plataformas de desarrollo para la comunidad de creadores de contenido.

¿En qué beneficia a Sony?

Playstation Now

Más allá de la rivalidad, con este acuerdo, Microsoft y Sony demuestra que, ante todo, son empresas. Y, como tales, buscan no sólo el beneficio económico, sino poder proporcionar los mejores servicios posibles. Frente a su gran competidora, exceptuando a Nintendo, Sony no cuenta con una infraestructura en la nube que le permita innovar al ritmo al que lo pueden hacer sus rivales. Siempre puedes llegar a acuerdos con las distintas plataformas para hacer uso de los servidores, pero eso está lejos de proporcionar todo el potencial necesario.

Con un acuerdo como este, de repente Sony se sube no sólo a un acuerdo que le garantiza una de las mejores infraestructuras en la nube que existen en la actualidad y con un brillante futuro, también se une a un actor que le puede proporcionar todo lo necesario para no quedarse atrás en desarrollo de soluciones basadas en inteligencia artificial o en, por ejemplo, en streaming basado en realidad virtual y aumentada. PlayStation Now, en su forma actual, no está mal, pero de aquí a unos años la propuesta que no innove, se quedará, irremediablemente, atrás.

En Japón, en generl, hace tiempo que el software está bastante por detrás de lo que Estados Unidos o incluso China en el momento

¿En qué beneficia a Microsoft?

Azure

Microsoft es una empresa en la que, si atendemos a sus últimos resultados financieros trimestrales, todas las divisiones, las clásicas y las nuevas van viento en popa. Entre todos sus servicios, destaca la salud de Microsoft Azure, la plataforma de servicios en la nube con la que la compañía quiere liderar la nueva era. Para Microsoft, Azure es lo que los componentes son para Samsung: vende a Apple memorias, almacenamiento, pantallas, etc. Es decir, refuerza a un competidor directo, le da la oportunidad de ser brillante y estar a la última, pero sobre todo, se hace con grandes ingresos, más incluso que con sus propios smartphones.

Azure es mucho más importante para el futuro de Microsoft que su división de Xbox, que crece a un 8% interanual frente al 73% de los servicios en la nube. Contar con los ingresos de este acuerdo con Sony es fundamental y una forma de sacar partido a todo lo que ofrece, además de seguir desarrollando novedades que hagan más atractiva la plataforma. Sony habría podido llegar a un acuerdo como este con otro gran competidor como Amazon, e igualmente sería bueno para los japoneses, por lo que quedarse con un trozo de esta tarta es crucial. Además, aunque habrá acuerdos de confidencialidad de por medio, el acuerdo también puede suponer una forma de tener controlados los avances de Sony.

¿Contra quién van a competir ambas compañías?

Stadia

Como decíamos, el streaming de videojuegos va a ser la gran tendencia en el sector en los próximos años, y a día de hoy ya hay suficientes muestras de su importancia actual como para dejar pasar el tren. Google, aunque todavía tiene mucho que enseñar, dio un golpe mediático sobre la mesa con Stadia, y algo así no está al alcance de todo el mundo. En Mountain View no tienen experiencia grande en videojuegos, pero sí una gran infraestructura con Google Cloud que iguala sus fuerzas con Azure o Amazon.

Stadia, Google Cloud y Amazon Web Services son los grandes rivales de este acuerdo

Por tanto, es contra ellas contra quien va dirigido este acuerdo de colaboración. De momento Stadia es sólo promesa, y por catálogo no debería asustar, pero técnicamente la infraestructura da para saber que pueden hacer cosas muy grandes. Amazon, que da soporte a muchas empresas y es líder en la nube con Amazon Web Services, no ha anunciado ningún gran acuerdo de este tipo con otro grande jugador de la industria, pero adelantarse a ello también es crucial.

Fuera de esto, no parece que Apple Arcade, que tampoco es un servicio de streaming sino un modelo de videojuegos por suscripción, vaya a ser un competidor de momento, y habrá que esperar a qué pasos da hacia adelante Nintendo, pero si es similar a los de los últimos años, tampoco parece que esta vaya a ser una guerra en la que luchen con enorme intensidad.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir