El software de esta sonda espacial se programó con Windows 98. 19 años después de su llegada a Marte ha vuelto a actualizarse

El software de esta sonda espacial se programó con Windows 98. 19 años después de su llegada a Marte ha vuelto a actualizarse
2 Comentarios
HOY SE HABLA DE

En Genbeta solemos hablar sobre actualizaciones de software, aunque quizás esta tenga un punto más de crítica, por eso de que se trata de actualizar el software presente en la sonda Mars Express, la cual fue enviada por la European Space Agency (ESA) en 2003 a Marte para explorar el planeta rojo. De hecho, gracias a ella y a los demás avances que llegaron después, se pudieron descubrir los primeros indicios de agua en Marte.

La actualización de software para la Mars Express tiene un objetivo claro: aumentar la calidad y cantidad de la información captada por la sonda a través de una actualización en su modulo MARSIS (acrónimo del inglés Mars Advanced Radar for Subsurface and Ionosphere Sounding). Y es que ya hacía falta, pues el software está basado en un entorno de desarrollo para Windows 98.

Una actualización de software para otro planeta

MARSIS es un instrumento desarrollado por el Istituto Nazionale de Astrofisica (INAF) de Italia, y que permite estudiar el subsuelo de Marte a una profundidad de varios kilómetros. La utilidad que proporciona MARSIS es vital para el estudio de las capas internas de la corteza, pues es capaz de identificar materiales como el hielo, la tierra o rocas.

Para conseguir identificar el material de sus capas, utiliza una antena de 40 metros que envía ondas de radio de baja frecuencia al planeta, y luego se reflejan en cualquier capa de la superficie o del subsuelo.

Marsis
Imagen: ESA

Si bien esta sonda sigue funcionando a la perfección, sus responsables quieren continuar mejorándola y yendo más allá a las limitaciones técnicas de la época. Y es que no olvidemos que su software fue desarrollado hace más de 20 años, en un entorno basado en Windows 98.

La actualización de la sonda permitirá mejorar la recepción de la señal y el procesamiento de datos a bordo de la sonda, incrementando así la cantidad y la calidad de datos que se envían a la Tierra. La técnica de almacenamiento de MARSIS recopilaba una gran cantidad de datos de manera muy rápida, llenando la memoria integrada de los instrumentos de forma muy veloz.

Los ingenieros han hallado la manera de descartar datos innecesarios durante la recolección de información, haciendo que la MARSIS se active durante ciclos cinco veces más largos. Esto permitirá que la sonda pueda explorar un área de mayor tamaño en cada pasada, y así podrá dedicarse mayormente a las regiones del polo sur de Marte, donde parecen apuntar a la existencia de agua líquida.

"Nos ayudará a estudiar más rápidamente y de forma más extensa estas regiones con mayor resolución y confirmar si son el hogar de nuevas fuentes de agua en Marte. Realmente es como tener un nuevo instrumento a bordo de la Mars Express casi 20 años después de su lanzamiento," apuntan sus ingenieros.

Más información | ESA

Temas
Inicio