Publicidad

Trump plantea lanzar su propia red social en plena ofensiva de las tecnológicas contra las plataformas usadas por sus seguidores

Trump plantea lanzar su propia red social en plena ofensiva de las tecnológicas contra las plataformas usadas por sus seguidores
32 comentarios
HOY SE HABLA DE

Las redes sociales han tenido un papel central en estos cuatro años presidencia de Donald Trump, habiendo sido los canales favoritos de Trump para realizar varios anuncios de gran calado, así como las protagonistas de muchas de sus campañas publicitarias.

Sin embargo, en las últimas semanas, con Trump oficialmente derrotado por la candidatura demócrata, tanto Twitter y Facebook como otras grandes compañías de Internet se han revuelto contra el mandatario y sus seguidores.

Así, en estos últimos días, han ido despojándoles de sus cuentas y foros, o boicoteando el acceso a las aplicaciones más explícitamente dirigidas al público conservador; lo que ha motivado a Trump para amenazarles con lanzar su propia plataforma online, donde Jack Dorsey y Mark Zuckerberg no puedan "censurar" el mensaje conservador.

Primero vino la suspensión permanente de las cuentas de Trump en Facebook/Instagram y en Twitter. Luego, Google cerró el canal de Steve Bannon (activista de la alt-right, y ex-jefe de campaña de Donald Trump) en YouTube, Reddit hizo lo propio con el foro r/DonaldTrump, y Discord siguió su ejemplo con el canal de TheDonald.win.

Y por último, claro, está lo ocurrido en las últimas horas con Parler.

¿Qué ha pasado con Parler?

Parler es un servicio de microblogging lanzado en agosto de 2018 que, con su rival Gab ocupando progresivamente el nicho de Facebook, trata de ser 'el Twitter' del naciente ecosistema ciberconservador estadounidense.

Aunque podríamos pensar que se trata de una plataforma minoritaria más, del enésimo "Twitter para [inserte aquí su grupo demográfico favorito]", Parler terminó el pasado 2020 ocupando el décimo puesto en el ranking de apps móviles de redes sociales más descargadas.

Gran parte de esas descargas tuvieron lugar inmediatamente después de las elecciones presidenciales, cuando Twitter y Facebook empezaron a censurar cuentas y grupos que defendían la existencia de un fraude electoral; en ese momento, las descargas aumentaron un 323% con respecto a las semanas previas.

Sin embargo, el pasado 8 de enero la polémica líder progresista estadounidense Alexandria Ocasio-Cortez pedía explicaciones a Apple y Google sobre el hecho de que aún se pudiera descargar esta app desde la Play Store y la App Store.

Y, a lo largo de este fin de semana, ha desaparecido de las dos grandes tiendas de aplicaciones móviles. Google se justificó alegando que sus políticas exigen que las apps de alojadas en su tienda

"Implementen sistemas de moderación contundentes que eliminen contenidos ofensivos como aquellas publicaciones que incitan a la violencia".

"A la luz de esta continua y urgente amenaza a la seguridad pública, suspenderemos la publicación de la aplicación en la Play Store hasta que se solucionen estos problemas".

Según la compañía del buscador, Parler habría ignorado múltiples advertencias previas en ese sentido. Pese a estas afirmaciones, Parler sí ha borrado en los últimos días varios mensajes que animaban a ejercer la violencia contra personas.

Ranking

Sin embargo, tan sólo 24 horas más tarde, Apple seguía el ejemplo de su competidor: Parler desaparecía de la App Store precisamente mientras se alzaba con el puesto de app gratuita más descargada en todas las categorías. La argumentación de Apple siguió el ejemplo de la de Google:

"Hemos recibido numerosas quejas sobre contenido cuestionable en su servicio Parler, acusaciones de que la aplicación Parler fue utilizada para planificar, coordinar y facilitar las actividades ilegales en Washington D.C. [...] La aplicación también parece seguir siendo utilizada para planear nuevas actividades ilegales".

John Matze, CEO de Parler, fue contundente en su respuesta, afirmando que Parler no carece de política de moderación de contenidos, sino que sencillamente ésta no 'cojea' del mismo pie que Apple y Google:

"Siempre hemos aplicado y aplicaremos nuestras reglas contra la violencia y actividades ilegales. Pero NO cederemos a las empresas con motivaciones políticas y a los autoritarios que odian la libertad de expresión".

Sin embargo, Parler tiene las horas contadas: si bien aún sigue siendo posible instalar la aplicación en Android descargando el archivo APK desde su web, la propia Amazon ha anunciado que va a proceder a desconectar los servidores de Parler, que estaban alojados en su servicio AWS.

Aparentemente, la decisión de la compañía de Jeff Bezos se fundamenta en no más de 98 publicaciones de usuarios de Parler que "fomentaban la violencia", un argumento polémico, pues podría servir también para 'desconectar' de Internet a uno de los mayores clientes de Amazon (Twitter).

En cualquier caso, todo lo ocurrido con Parler recuerda poderosamente al calvario sufrido por Gab hace ya tres años, cuando se vio baneado en poco días por su proveedor de hosting (Joyent), su plataforma de blogs (Medium), su registrador de dominios (GoDaddy), sus procesadores de pagos (Stripe y PayPal) y su servicio de ecommerce (Shopify), todo ello tras haberse visto también expulsado de las tiendas de apps.

Hoy en día, Gab se mantiene online gracias a disponer de su propia infraestructura online y no depender apenas de servicios de terceros. Gracias a eso, ha visto cómo aumentaba en un 750% su tráfico durante este fin de semana.

¿Un Twitter conservador?

Twitter

Ante la situación, Trump tuiteó varios mensajes denunciando que las grandes redes sociales estaban censurando a la mitad del país, suprimiendo la libertad de expresión y "promoviendo una agenda izquierdista radical".

Dichos mensajes fueron rápidamente censurados por Twitter, tras lo cual bloqueó (en una decisión sin precedentes) el acceso del presidente de los EE.UU. a la cuenta que estaba usando, que no era la ya inactiva @realDonaldTrump, sino la institucional @POTUS (siglas de 'President of the United States').

Sin embargo, lo más relevante de esos mensajes ya suprimidos fue que por primera vez ponía sobre la mesa la posibilidad de poner en marcha su propia red social para 'puentear' a Facebook y Twitter:

"Durante mucho tiempo predije que esto pasaría. Hemos estado negociando con varios otros sitios, y tendremos un gran anuncio pronto, mientras que también miramos las posibilidades de construir nuestra propia plataforma en un futuro próximo. ¡No seremos SILENCIADOS!".

Añadió que, por mucho que sea una empresa privada, lo cierto es que Twitter "ya no existiría" sin el "regalo gubernamental" que supuso la polémica 'Sección 230', que permite a las redes sociales borrar selectivamente mensajes sin por ello responsabilizarse legalmente por aquellos que optan por conservar online; una normativa que él mismo intentó suprimir durante sus últimos meses de mandato.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio