Publicidad

Los 17 momentos por los que merece la pena ser desarrollador

Los 17 momentos por los que merece la pena ser desarrollador
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Vale, tu madre no sabe explicar a tus tías a que te dedicas ("trabaja con ordenadores, internet y esas cosas"), tus amigos piensan que eres el servicio técnico de Apple y cuando se acerca una fecha de entrega, echas más horas que un reloj en el trabajo. Todo esto es cierto pero, por lo demás, ser desarrollador no está nada mal, de hecho incluso puede llegar a estar bastante bien. Como muestra, un botón en forma de 17 momentos por los que merece la pena ser desarrollador (sin demasiado orden ni concierto).

1. Cuando estrenas nuevo equipo y compruebas que ya no se te cuelga al iniciar Eclipse

Aunque claro, te quedas sin la excusa para el primer café del día. ¡Si es que no se puede tener todo!

2. Poder ponerte títulos guays en las tarjetas de visita

Como, por ejemplo, estos:

  • Scrum Master
  • Project Manager
  • Team Leader
  • PHP Ninja
  • Java Legend
  • Angular Gurú
  • Amado Líder
  • jQuery Samurai
  • Mother of Dragons
  • Python Evangelist
  • El Napoléon del PL/SQL
  • Git God

3. Cuando encuentras ese bug que tanto se te resistía y lo arreglas en un par de minutos

Somos los mejores. Y punto.

4. Cuando le dan a Star o "forkean" la librería que subiste a GitHub

Os quiero, tíos, de verdad.

5. Cuando tu respuesta en Stack Overflow es la más votada

Porque eres de los que contesta en Stack Overflow, ¿verdad?

6. Cuando tu pet project empieza a dar beneficios

El primer paso hacia el sueño (profesional) que todos tenemos: una web o app que pegue el pelotazo y nos retire.

7. Cuando aceptan tu charla para el Codemotion

Luego te puedes poner en la bio de Twitter algo como "Yo fui ponente de Codemotion 2015" y fardar.

8. Cuando "comitean" tu parche al master de ese proyecto open source que tanto te gusta

Miradme todos como lo peto. ¡Soy el rey del mundo!

9. Cuando te contactan por Linkedin de esa empresa a la que ya le tenías echado el ojo desde hace tiempo

Si tu quisieras y yo me dejara...

10. Cuando descubres que el Red Bull es gratis en la oficina

Pero con moderación, que la virtud está en el término medio, que ya lo decía Aristóteles.

11. Poder poner Konami Codes lo más frikis posibles

Por si te has quedado a cuadros: aquí la explicación de lo que es un código Konami y aquí unos cuantos ejemplos muy top.

12. Cuando le salvas la papeleta al becario y te mira como si fueras Steve Job

Luego los novatos descubren que todo lo que sabes lo aprendiste en Stack Overflow y te pierden el respeto. Ley de vida.

13. Cuando una reunión con otro área es corta y productiva

¿Es para caerse de espaldas cuando sucede esto o no?

14. Cuando heredas un proyecto y todo está bien documentado

Alerta spoiler: esto no ocurre (casi) nunca. El legacy code es nuestra gran Nemesis.

15. Cuando las fans te piden autógrafos por los pasillos de las conferencias

Alerta spoiler (II): esto sí que no pasa nunca... por lo menos en España, que en Estados Unidos como los developers are the new rockstars pues lo mismo si que pasa.

16. Cuando la columna To-Do del tablón se queda vacía

El Scrum Master no daba un duro por mi y mis estimaciones pero entonces "boom!".

17.Cuando haces deploy en producción y todo va bien a la primera

O lo que es lo mismo: me encanta que los planes salgan bien.

Pd1: Esta selección de momentazos es totalmente personal. Los comentarios quedan abiertos para que podáis aportar los vuestros.

Pd2: si nada se tuerce, la semana que viene volvemos con el lado oscuro, el reverso tenebroso, de este post. A esta misma bat-hora, en este mismo bat-canal. Stay tuned.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir