Compartir
Publicidad
Para mí el mejor reproductor de música es...
Herramientas

Para mí el mejor reproductor de música es...

Publicidad
Publicidad

Durante años y años, uno de las grandes elecciones de software que un usuario tenía que llevar a cabo al estrenar equipo era qué reproductor de música utilizar. Los integrados en el sistema muchas veces no eran suficiente teniendo en cuenta las necesidades de los usuarios más avanzados, por lo que se acababa optando por una de las muchas opciones que había disponibles.

Hoy, en pleno 2019, el streaming se ha hecho el rey de la música, lo que implica que la mayoría de usuarios abren Spotify, Apple Music y algún otro servicio, pero escuchan poca música almacenada en archivos MP3 en local. Algunos de los miembros del equipo de Genbeta y de Webedia lo siguen haciendo, y aunque en la mayoría de casos también hayan perdido protagonismo frente al streaming, este es el reproductor de música que recomendamos a los lectores.

Winamp

Winamp

Gabriela González, Editora senior de Genbeta

Yo en mi época usaba Winamp y solo Winamp. Su eficiencia organizando la biblioteca musical es simplemente incomparable, además era compatible con los iPod y pasar música al dispositivo era más fácil y rápido que con el mismo iTunes. Además, los skins, el nivel de personalización era lo que más me gustaba y algo que extraño de cosas como Spotify. Pero bueno, aún existe, así que los que aún descargan música lo tienen de alternativa y como ese hay pocas.

Winamp 5.8 está disponible para Windows de forma gratuita y puede descargarse en su web oficial.

VLC

Vlc

Santi Araujo, Editor senior de Genbeta

Aunque normalmente recurro a Spotify para escuchar música, utilizo VLC para escuchar los discos que no encuentro en la plataforma de streaming y para algunos momentos que no estoy conectado a Internet (por ejemplo, si estoy viajando en tren).

Además, lo tengo conectado a Last.Fm para seguir registrando la música que escucho fuera de Spotify. Anteriormente utilizaba VOX, pero no me acababa de convencer y me gusta la sencillez que ofrece VLC a la hora de reproducir contenido que tengo en mi equipo.

Eva Rodríguez de Luis, Editora senior de Xataka

Me cuesta prestar atención, por lo que ver series me cuesta horrores y con la música me pasa lo mismo: no puedo escucharla mientras hago actividades que requieran concentración. Digo esto porque no soy una consumidora intensiva de contenidos.

Para la música tiro por comodidad de Spotify gratis y sus playlists y para música, series y películas uso lo mismo por simplicidad: VLC, un programa sencillo y que lo reproduce todo sin poner pegas. Me gusta la simpleza de su interfaz y sus posibilidades. No necesito más y odio tener mucho software instalado en mis equipos”

VLC puede descargarse gratuitamente para Windows, macOS, Linux y otras plataformas desde su web oficial.

Reproductor de Windows Media

Windows Media

Toni Castillo, Editor Senior en Genbeta.

Admito que no soy especialmente melómano y que jamás he podido estudiar o trabajar con música más allá de la clásica. Quizás por todos esos condicionantes nunca le he pedido demasiado a mi reproductor de música y, hasta la llegada de soluciones como Spotify, Amazon Music o YouTube, me bastaba la utilización del Reproductor de Windows Media. Un reproductor que, aunque parezca mentira, todavía uso cuando escucho algo en local.

Desde hace unos años, y todavía más hoy en día usado en Windows 10, es un verdadero viaje al pasado. Esa interfaz con volúmenes, reflejos y demás detalles hoy en día totalmente desfasados, le añaden a su uso una halo de viejunismo que oye, resulta interesante. Es casi como ese anuncio en el que un treintañero vuelve a escuchar música con su walkman y sus casetes volviendo a los años noventa.

AIMP

Aimp

César Muela, Coordinador editorial en Webedia

A nivel técnico es de los que mejor calidad de sonido ofrece por el gran soporte de códecs que tiene, además de las opciones de ecualización o efectos de sonido que ofrece y de los pocos recursos que consume. También creo que sus opciones son interesantes, como la gestión de playlists a modo de pestañas, como si fuera un navegador; los plugins que puedes instalarle (tiene incluso algunos de Winamp que son compatibles) y las opciones de personalización; herramientas como la grabación de radios, apagado automático o alarmas, conversor de audio...

Creo que es de los más recomendables si no solo te gusta darle al play y punto (aunque en eso ya tiene más calidad que la gran mayoría de reproductores disponibles).

AIMP está disponible para Windows para descargar de forma gratuita en su web oficial. También hay una versión para Android.

PLEX

Plex

Roberto Jiménez, Jefe Editorial de Webedia

Utilizo Plex con un NAS al que accedo desde cualquier dispositivo. Por perfil, he visto cómo muchos discos o singles de grupos pequeños que me gustan desaparecían de los servicios de streaming o ni siquiera estaban subidos allí, de manera que prefiero vivir aún en 2008 en lo que a música se refiere y el streaming que necesite hacerlo desde mi colección.

Ni me convencen los modelos de negocio de Spotify (buenos para ellos, malos para los artistas) ni el servicio me da lo que pido (el algoritmo me sobra, prefiero usar Rateyourmusic y sus recomendaciones antes que depender de qué me quiere enseñar Spoti o Apple Music) ni me sirven sus límites de cuánta música puedes agregar, mantener, etc…

Plex es un servicio gratuito y está disponible desde web y desde Windows, macOS, Android, iOS, consolas, etc. Hay enlaces a las distintas descargas en su página web.

Clementine Player

Clementine

Yúbal FM, Editor en Xataka

Actualmente mi reproducción musical se limita a Spotify, con algunos contados discos que tengo ripeados e incorporados desde mi disco duro a la aplicación. Sin embargo, en aquellos tiempos en los que todo era un poco más difícil, la aplicación que durante más tiempo estuve utilizando fue Clementine Player.

Se trata de un reproductor de esos capaces de organizar todos tus discos y artistas de manera visual, con carátulas y con opciones de búsqueda. También permite pasar música a dispositivos y crear listas de reproducción. Como Spotify, pero un poco más rudimentario. Lo mejor es que es una aplicación gratuita y multiplataforma, con lo que si alternaba entre Windows y Linux no tenía que buscarme una alternativa.

Clementine puede descargarse de forma gratuita para macOS, Windows y Linux desde su web oficial.

iTunes

Itunes

Cristian Rus, Editor en Applesfera y colaborador en Xataka.

Mi reproductor de música actual en macOS es iTunes. A veces las opciones por defecto son las mejores por su integración, mantenimiento y evolución. Hay diversas razones por las que utilizo iTunes además de ser el reproductor de Apple Music (el servicio de streaming al que estoy suscrito).

Por ejemplo su integración con Siri o extensiones dentro del propio sistema operativo. Aunque si hay un punto a favor que destacar por encima de todos son sus listas inteligentes, que se pueden crear basándose en filtros y para que se actualicen automáticamente incluso cuando se produzcan cambios en la biblioteca musical.

iTunes llega preinstalada en macOS Mojave y puede descargarse de forma gratuita para Windows desde su web oficial y desde la Tienda.

VOX

Vox

Julio César Fernández, editor en Applesfera.

En el Mac uso VOX, una app profesional con soporte de todos los formatos de audio existentes, inclusive FLAC. Principalmente, debido a que tengo una interfaz USB profesional conectada al Mac, que cuando uso para oír música, en ocasiones utilizo música de la web hdtracks, donde puede comprarse música comercial (legal) en calidad 24 bits. Por ejemplo, la banda sonora de Interstellar de Hans Zimmer.

VOX es muy minimalista, da una calidad de sonido extraordinaria, casi no ocupa recursos y es compatible con todos los formatos de audio, algunos no soportados por iTunes. También se integra con un plugin a los controles estándar por teclado de la reproducción.

VOX es una aplicación gratuita con compras en la aplicación que puede bajarse de la Mac App Store.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio