Publicidad

China está deteniendo a usuarios de Twitter en el marco de una nueva campaña de represión en internet

China está deteniendo a usuarios de Twitter en el marco de una nueva campaña de represión en internet
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

Un hombre ha pasado más de dos semanas detenido. La policía ha amenazado a la familia de otro. Una tercera persona ha sido encadenada a una silla durante ocho horas de interrogatorio. ¿Su crimen? Haber publicado en Twitter. Y, sobre todo, haberlo hecho en China durante una nueva campaña de censura.

Estos tres casos los relata un amplio reportaje de The New York Times sobre la fuerte escalada de represión en internet que está viviendo el país asiático durante las últimas semanas. Según cuenta el periódico, la policía china "está interrogando y deteniendo a un número creciente de usuarios de Twitter". Y todo ello a pesar de que esta red social está bloqueada en el país y la gran mayoría de sus habitantes no puede acceder a ella fácilmente.

"Es el último frente de la campaña del presidente Xi Jinping para suprimir la actividad en internet", aseguran desde la publicación estadounidense.

Interrogatorios, borrado de tuits y promesas de no volver a la red social

Cell Phone 1245663 1280

The New York Times ha entrevistado a nueve usuarios de Twitter interrogados por la policía, además de revisar la grabación de un interrogatorio de cuatro horas.

Y tras este trabajo, explican, han encontrado un patrón similar: la policía imprime los tuits de los implicados y les aconseja que borren los mensajes o, directamente, sus perfiles. Habitualmente, según se menciona en el reportaje, los tuits que son señalados son aquellos críticos con el Gobierno de la República Popular China o que mencionaban específicamente al presidente Xi Jinping.

Destacado es el caso de Huang Chengcheng, el activista en favor de los derecho humanos con más de 8.000 seguidores en Twitter, el cual fue esposado a una silla de pies y manos mientras era interrogado durante ocho horas en Chongqing según su testimonio. Cuando las autoridades terminaron la investigación, asegura, firmó una promesa de no participar más en Twitter.

La policía recluyó a un usuario de Twitter en una celda en la que se exhibían vídeos de propaganda

Otro de los detenidos, empleado de una empresa de construcción y con unos 4.000 seguidores en la red social, fue interrogado durante 20 horas, forzado a borrar una serie de tuits críticos con las medidas represivas de las autoridades y finalmente detenido. Tras pedirle que firmara un documento en el que se reconocía que "había alterado el orden social", la policía lo recluyó en una celda con una decena de personas en la que se exhibían vídeos de propaganda.

Pese a que Twitter está prohibido y bloqueado en China, aproximadamente 3,2 millones de personas utilizan la plataforma en China, un 0,4 % de los usuarios de internet de China, accediendo a ella a través de VPN, cuyo uso libre tampoco está permitido. Es una estimación basada en una encuesta realizada el año pasado a 1.627 usuarios chinos de internet por la profesora Daniela Stockmann, de la Hertie School of Governance, Alemania.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir