Publicidad

Facebook compra CTRL-Labs, una startup que busca controlar ordenadores con una pulsera en nuestra muñeca

Facebook compra CTRL-Labs, una startup que busca controlar ordenadores con una pulsera en nuestra muñeca
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Facebook ha anunciado que va a comprar CTRL-Labs, una startup de Nueva York centrada en las interfaces cerebro-máquina, es decir, en permitir que los humanos controlemos ordenadores y otros dispositivos mediante el pensamiento, y en su caso concreto, mediante una pulsera colocada en la muñeca.

Según CNBC, las cifras de la operación ha estado entre 500 y 1.000 millones de dólares, y según les ha contado un portavoz de Facebook, el trato se ha alcanzado por debajo de los 1.000 millones.

Andrew Bosworth, vicepresidente de Realidad Virtual y Aumentada en Facebook, se ha hecho eco de la compra en un comunicado en la red social:

Pasamos mucho tiempo intentando que nuestra tecnología haga lo que queremos en lugar de disfrutar de la gente que nos rodea. Sabemos que hay formas más naturales e intuitivas de interactuar con los dispositivos y la tecnología. Y queremos construirlos. Es por eso que hemos acordado adquirir CTRL-Labs. Se unirán a nuestro equipo de Facebook Reality Labs donde esperamos construir este tipo de tecnología, a escala, y convertirla en productos de consumo más rápido.

La visión de este trabajo es una pulsera que permite a las personas controlar sus dispositivos como una extensión natural del movimiento. Así es como funcionará: tú tienes neuronas en la médula espinal que envían señales eléctricas a los músculos de la mano diciéndoles que se muevan de maneras específicas, tales como hacer click en un ratón o presionar un botón. La pulsera decodificará esas señales y las traducirá en una señal digital que su dispositivo pueda entender, lo que le permitirá tener control sobre su vida digital. Captura tu intención para que puedas compartir una foto con un amigo usando un movimiento imperceptible o simplemente, bueno, con la intención de hacerlo.

Tecnología como ésta tiene el potencial de abrir nuevas posibilidades creativas y reimaginar las invenciones del siglo XIX en un mundo del siglo XXI. Así es como se verán nuestras interacciones en realidad virtual y realidad aumentada algún día. Puede cambiar la forma en que nos conectamos.

Se trata de la compra más grande de Facebook en los últimos años, tras adquirir Oculus en 2014, compañía a cuyos productos quiere potenciar Facebook con esta compra según se extra del mensaje de Bosworth. En un momento en que la realidad virtual o la aumentada están decayendo en interés tras la explosión de hace tres o cuatro años, Facebook demuestra que sigue trabajando por potenciarla, aunque puede haber intereses en otras direcciones.

La tecnología de CTRL-Labs encaja en otros planes de Facebook

Durante el F8 de 2017, Facebook anunció que estaba trabajando en que escribiéramos con la mente y escuchásemos con la piel para, por ejemplo, alcanzar las 100 palabras por minuto sin necesidad de teclear. Esto, por ejemplo, supondría escribir cinco veces más rápido que un smartphone. Para personas como Nita Farahany, profesora de la Universidad de Duke y especializada en neuroética, avances como estos suponen que estemos a punto de cruzar la última frontera de la privacidad en ausencia de cualquier tipo de protección.

Habrá tiempo de ver cómo CRTL-Labs complementa o añade capacidades al antiguo proyecto de Building 8, ahora enmarcado en el Reality Labs, pero la tecnología de muñeca resulta muy prometedora para controlar, por ejemplo, los dos modelos de gafas de realidad aumentada que se ha filtrado que Facebook está desarrollando junto con Ray-Ban.

Volviendo a CTRL-Labs, es interesante que entre su equipo de fundadores se encuentra Thomas Reardon, que inició el proyecto de desarrollo de Internet Explorer y estuvo hasta la versión cuatro. Por ejemplo implementó la primera versión de CSS en Internet Explorer 3, y suya fue la idea de lanzar el navegador con Windows. También fue miembro fundador del World Wide Web Consortium (W3C). Es neurocientífico, y confundó CRTL-Labs en 2015 con Patrick Kaifosh.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir