Compartir
Publicidad
"Pagué 300 $ por entrar y ya he ganado tres veces más": así son los grupos de retuiteo en los que adolescentes ganan miles de dólares
Redes sociales y comunidades

"Pagué 300 $ por entrar y ya he ganado tres veces más": así son los grupos de retuiteo en los que adolescentes ganan miles de dólares

Publicidad
Publicidad

No se hacen notar, al menos no demasiado, pero silenciosamente están moviendo mucho dinero. Grupos de adolescentes y también de veinteañeros, fundamentalmente norteamericanos, se han organizado en torno a cuentas de TweetDeck llevando a cabo una práctica que les reporta a algunos de ellos miles de dólares mensualmente. La han llamado "tweetdecking", por razones obvias.

El pasado viernes, en un reportaje, BuzzFeed News desentrañaba a través de varios testimonios parte del funcionamiento de estos grupos secretos llamados desks. Principalmente venden gran cantidad de retuits a empresas y personas interesadas en dinamizar ciertos contenidos, pero también ofrecen me gustas e incluso servicios propios de una agencia de medios.

Los 'decks' se dedican a fabricar o provocar virales de una forma sumamente organizada

En Genbeta hemos podido hablar con un miembro de varios decks que se hace llamar Astral, @Testimony es su cuenta principal de Twitter con más de 50.000 seguidores, y nos cuenta más detalles sobre este fenómeno. Cercano a las redes de bots, sí, pero llevado a cabo meticulosamente por personas reales con resultados, a priori, más efectivos.

Cuota de entrada y participación

Cr7jgapuaaeaknz Jpg Large Imagen ilustrativa de la administración de grupos de usuarios en Tweetdeck.

El cometido principal de estos grupos organizados del retuiteo es fabricar, con su poder y dimensión, la viralidad deseada por muchos de sus clientes. Dependiendo del deck, las cuentas que lo forman suelen estar especializadas en diferentes áreas. No todos se ocupan de mover los mismos temas porque de ello depende su influencia y, en última instancia, el éxito de sus acciones.

Por ejemplo, hay grupos especializados en lo cómico, lo humorístico, el contenido más cercano al meme. Otros, en cambio, se encargan de temáticas más generales, publicaciones que pretenden llevar a los usuarios a una página web determinada o a visualizar un contenido concreto. "Los decks de comedia/virales están habitualmente separados de los decks que apelan a lo sentimental, lo empático o lo cercano", nos cuenta Astral.

Los grupos de retuiteo suelen dividirse por temáticas de acuerdo a las especialidades de los perfiles que los integran

Para entrar a uno de estos grupos, según su testimonio, existen varias vías. Además de poseer una cuenta que encaje con las que forman el deck, en cuanto a actividad, temática y números, especialmente el de seguidores, habitualmente existe una cuota. Puede tratarse sencillamente de la actividad a realizar, los retuits o los me gusta que hay que hacer a diario y dentro del tiempo establecido por quienes gestionan el grupo, o el pago de una especie de matrícula.

"En uno de los decks en los que estoy tuve que pagar 300 dólares para entrar, pero he hecho tres veces más con las promociones y la gestión de cuentas de negocios para las empresas", asegura @Testimony. "Todo el mundo cobra diferentes precios por los retuits o las impresiones", nos dice. Algo que corrobora la información de BuzzFeed: "Los retuits individuales tienden a costar alrededor de 5 $ o 10 $".

Varios administradores de 'decks' aseguran ganar entre 2.000 y 5.000 dólares al mes; a veces actúan también como 'community manager'

Parece sencillo, pues, conseguir unos cuantos cientos de dólares solamente por retuitear, pero quienes verdaderamente ganan importantes sumas, miles de euros mensuales, son las personas que dirigen los decks. Las que se encargan, por ejemplo, de que el tuit de un cliente tenga un mínimo de 100 retuits/me gustas en 15 minutos. Uno de estos jóvenes, Kendrik, alias @Simpnmild, un chico de 18 años de Chicago, contó al medio estadounidense que gana entre 3.000 y 5.000 dólares estadounidenses al mes gestionando su grupo. Algo que también implica pagar al resto de miembros mediante PayPal, "según quién tiene la mayor actividad durante el mes".

Otro testimonio recogido por BuzzFeed News indica que por dirigir un deck y ser miembro de otro ingresa mensualmente entre 2.000 y 3.000 dólares. "Y aquí nos estamos volviendo virales todos los días", asegura remarcando sus logros. Desde otros adolescentes que quieren hacerse virales a empresas con aplicaciones que promocionar o gente adulta que quiere ser popular recurren a estos chicos y chicas bien organizados en torno a las columnas de TweeDeck.

Normas estrictas para asegurar el éxito y evitar los peligros de esta infracción

Dcyhybduwaa7edp Jpg Large 01

La práctica del "tweetdecking" contraviene las reglas de Twitter referidas expresamente al spam, entendiéndose este como "una actividad de escala masiva cuya intención es manipular o interrumpir Twitter, o la experiencia de Twitter por parte de los usuarios, para dirigir el tráfico o la atención hacia cuentas, productos, servicios o iniciativas no relacionados".

Concretamente, lo que hacen los decks entraría en conflicto con varios puntos como, por ejemplo, el siguiente:

Si interactúa de forma aleatoria o a escala masiva con los Tweets (p. ej., usando los Me gusta, los Retweets, etc.) o con los usuarios (p. ej., siguiendo, agregando cuentas a las listas o a los Momentos, etc.) con el fin de dirigir el tráfico o la atención hacia otras cuentas, productos, servicios o iniciativas no relacionados.

De ahí que uno de los peligros de participar en estos grupos sea la posibilidad de que las cuentas sean suspendidas. Por eso, nos explica Astral, es importante que los decks tengan reglas estrictas de comportamiento. "Nunca te unas a decks que permiten el acceso a cualquiera. [...] Debe tener reglas estrictas cuando llegan promociones de tuits", explica. "Tampoco te unas a las plataformas de spam. La actividad es clave para saber si un deck es bueno o no". Muchos como él, de hecho, nunca implican a sus cuentas principales, sino que utilizan perfiles secundarios que mantienen regularmente.

De la disciplina y rectitud del grupo de retuiteo depende en gran medida su éxito

Esos grupos de dudosa actividad, aunque @Testimony no nos lo haya confirmado, pueden ser también los que se dedican a robar contenido previamente viral para hacerlo todavía más contagioso. "Los propietarios de los decks, los miembros y los clientes se están metiendo en esto para aumentar sus propios seguidores", explican en BuzzFeed, "y, a su vez, fortalecer el éxito y la rentabilidad de la plataforma". Algo que puede tener una contrapartida: el enfado de los legítimos autores y su organización para lanzar campañas de bloqueo contra miembros de decks.

Unas rigidas pautas de comportamiento aseguran su supervivencia, al mismo tiempo que demuestran su solvencia de cara a posibles clientes y nuevos miembros. Comportarse de acuerdo a la estrategia fijada por los responsables puede garantizar, en la medida en que eso sea posible, que todo funcione como desean. Que esos curiosos tuits lleguen a tu cronología de Twitter con decenas o incluso cientos de miles de retuits y me gustas auspiciados por un grupo de cuentas con gran influencia. Perfiles que han catapultado ese contenido sin que apenas nada chirríe respecto a su actividad habitual.

En Genbeta | Así funcionan las redes de cuentas falsas y bots rusos en las redes sociales

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos