Empezamos a conocer problemas con la actualización acumulativa de mayo para Windows 10: los videojuegos, afectados de nuevo

Empezamos a conocer problemas con la actualización acumulativa de mayo para Windows 10: los videojuegos, afectados de nuevo
5 comentarios
HOY SE HABLA DE

El pasado martes por la tarde fue el 'Patch Tueday', el segundo martes del mes en el que Microsoft ha asumido la tradición de lanzar una actualización acumulativa para las versiones estables de Windows 10.

Este mes, dicha actualización fue la etiquetada como 'KB5003173'. Ahora, como parece ser también tradición para Microsoft, empezamos a conocer los errores provocados por esta actualización (o bien los bugs que impedían aplicarla).

Al margen de un problema que afecta sólo a algunos usuarios japoneses de Windows (y que tampoco tiene solución por ahora), los problemas conocidos de KB5003173 son los siguientes:

Código de error 0x800f0922 tras intentar actualizar

Varios usuarios, al intentar aplicar la última actualización, obtuvieron un código de error "0x800f0922" que impedía que llegara a instalarse.

Este problema no aparece listado entre los reconocidos oficialmente por Microsoft; sin embargo, el sitio alemán Deskmodder no sólo ha difundido su existencia, sino también la solución al mismo.

Según Deskmodder, el error se produce con frecuencia en los sistemas en los que Microsoft Edge se ha desinstalado previamente para volver al Edge Legacy.

El problema radica en que la actualización acumulativa intenta instalar Microsoft Edge en el equipo, pero aborta cuando reconoce la existencia de la carpeta *C:\Archivos de programa (x86)\Microsoft\Edge*, incluso si esa carpeta está vacía.

La solución es bien sencilla: comprueba si la carpeta existe y, en caso de que está vacía, bórrala y vuelve a intentar actualizar desde Windows Update. Eso, o instala tú mismo Microsoft Edge.

Problemas de rendimiento en videojuegos

Los 'gamers' también son víctimas colaterales del último Patch Tuesday… como ya lo fueron del anterior, como recordarás. Según explica Microsoft:

"Un pequeño subconjunto de usuarios ha informado de un rendimiento inferior al esperado en los juegos después de instalar esta actualización. La mayoría de los usuarios afectados por este problema ejecutan juegos en modo de pantalla completa o ventana sin bordes y utilizan dos o más monitores".

Sí, el error es exactamente el mismo que el del mes pasado. Y en este caso (de nuevo, como ya ocurrió en abril), el problema se resolverá automáticamente gracias a la función de reversión de problemas conocidos (KIR)

…pero puede tardar varias horas aún en hacerlo, sobre todo en dispositivos domésticos. Trata de reiniciar tu equipo de vez en cuando para asegurarte de que se aplica si ya está disponible.

Pérdida de certificados

Según reza la página de soporte de Microsoft, al aplicar este parche acumulativo "los certificados, tanto del sistema como del usuario, se pueden perder".

Bien es cierto que las condiciones para que esto llegue a pasar son muy concretas, y suponen no haber actualizado Windows en los últimos meses usando Windows Update, sino servicios alternativos como WSUS o MECM, o bien imágenes ISO:

"Los dispositivos solo se verán afectados si ya han instalado la última actualización acumulativa (LCU) publicada el 16 de septiembre de 2020 y luego proceda a actualizar a una versión posterior de Windows 10 desde un medio de instalación que no tenga una LCU lanzada el 13 de octubre de 2020 o posterior integrada".

Para solventar el problema, deberemos retornar a una versión previa de Windows 10 y volver a actualizar una vez que el problema se haya resuelto "en las próximas semanas".

¿Dónde está Edge?

Los equipos con instalaciones de Windows 10 creadas a partir de una imagen ISO personalizada pueden terminar con Microsoft Edge Legacy desinstalado… pero sin que se vea reemplazado por el nuevo Microsoft Edge. Como en el caso anterior, el problema radicaría en habernos saltado la aplicación de actualizaciones previas. En la web de soporte de Microsoft hay instrucciones para resolverlo.

Temas
Inicio