Publicidad

Un ex-empleado de Microsoft explica por qué ha aumentado el número de fallos en las actualizaciones de Windows 10
Windows

Un ex-empleado de Microsoft explica por qué ha aumentado el número de fallos en las actualizaciones de Windows 10

Publicidad

Publicidad

Durante los últimos años, hemos visto cómo los fallos a nivel de sistema, tanto críticos como bugs que afectan a la experiencia de usuario, han ido haciéndose cada vez más protagonistas en Windows 10. Jerry Berg, ex SDET Senior en Microsoft, ha publicado un vídeo en Youtube, explicando el porqué de este aumento en los fallos.

Según cuenta, los procesos de prueba de Microsoft han cambiado en los últimos años, lo que ha provocado que ahora sea más difícil encontrar fallos, ya que los métodos empleados en la actualidad no son tan rigurosos.

El motivo por el que Windows 10 falla tanto

Al principio, Berg empieza hablando de cómo solía ser el proceso de testeo en Windows, refiriéndose al periodo concreto de los años 2014 y 2015. En Microsoft, había un equipo completo dedicado exclusivamente a probar el sistema operativo. Dentro de dicho equipo, había múltiples grupos, que se reunían de forma diaria para probar, corregir errores y debatir cuándo estaba listo el código para integrarse en Windows.

El punto clave aquí era que estas comprobaciones se realizaban sobre hardware real, en otras palabras, había miles de ordenadores, con distintas configuraciones (según Berg, se representaba prácticamente la totalidad de la diversidad de hardware que hay en el mercado), en los que se hacía el testeo.

El problema principal vino cuando Microsoft se centró en que los equipos de Windows, Xbox y Windows Phone trabajasen juntos, prescindiendo del equipo completo dedicado al testeo de Windows 10

El problema llegó cuando Microsoft despidió a todo el equipo de test, salvando unos pocos casos, y los reemplazó por el equipo que probaba Windows Phone. La razón principal fue que, las tres divisiones de Microsoft (Windows, Xbox y Windows Phone) fueron unificadas en una sola, dejando de lado las pruebas exhaustivas de Windows 10.

Windows 10 Errores

En lugar de hacer testeo sobre hardware real, se pasó a la automatización, es decir, a hacer pruebas sobre virtualizaciones. Según cuenta el ex-empleado, las máquinas virtuales no representan la enorme diversidad que hay en el hardware en los PCs que usan Windows 10, ya que todas las que utilizan en Microsoft tienen el mismo hardware virtual.

La excepción en este punto se encuentra en lo que se denominan como 'self host', algo que se traducía en que muchos de los empleados de Microsoft utilizaban builds de prueba para intentar detectar los fallos que las virtualizaciones no habían sido capaces de reconocer. Berg cuenta que, actualmente, no hay un gran número de empleados haciendo 'self host', y que la principal fuente que se utiliza ahora para recopilar datos provienen de la telemetría de Windows 10 y de las compilaciones Insider.

Aunque se detecten errores, esto no es suficiente para solucionarlos

Windows

El problema aquí proviene de que, en muchas ocasiones, el problema no es que algo no funcione, sino que no funcione correctamente. Esto ocasiona que algunos de los errores de estas compilaciones no se envíen de forma automática a Microsoft, algo que se suma a que tan solo una pequeña parte de los usuarios Insider realmente reportan los fallos que detectan.

El ex-empleado cuenta que, a través de la telemetría de Windows 10, se recogen tan solo pequeños ficheros que no permiten saber el contexto en el que se ha producido el error

En cuanto a la telemetría, Berg considera que puede ser una buena herramienta para detectar bugs, pero que la información que se envía a través de ellos (pequeños ficheros que contienen tan solo parte de la información requerida para comprender en qué entorno se ha producido el error), no es suficiente para conocer el contexto completo en el que ha sucedido el problema.

Como dato curioso, nos cuenta que, las actualizaciones de Windows 10, que se realizan en varias etapas, a veces tardan meses en llegar a algunos usuarios (a pesar de llevar tiempo disponibles), ya que la telemetría detecta que nuestro ordenador no está preparado para que funcione correctamente.

Por último, la recomendación del ex-empleado es volver a formar un equipo de testeo, que trate de analizar bugs en un entorno de hardware real, en vez de virtualizado, así como que la compañía recomiende a los usuarios y desarrolladores enviar archivos completos con los reportes de errores, ya que los pequeños archivos que recoge la telemetría de Windows 10 no es suficiente.

Vía | GHacks

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir